Arquitecto:
OMA , Koolhaas, Rem
Paisajista:
Inside Outside, Kate Orff, Peter Lindsay Schaudt
Ingeniero:
Terra Engineering
Ingeniero estructural:
Arup: Rory McGowan, Charles Walker, Patrick Teufel / Huygen Elwako: Robert Smulders, Holabird & Root: David Ekstrom, Jeffrey Voltz, Gary Brazeau
Ingeniero acústico:
Renz van Luxemburg y Kirkegaard Associates
Ingeniero Eléctrico:
Louis Ferrer
Gerente de obra:
Gilbane Building Company
Promotor:
Instituto Tecnológico de Illinois
Diseñado en:
1997,
Año de Construcción:
2000-2003
Área construida:
10,690 m2
Ubicación:
Chicago, Illinois, Estados Unidos

McCormick Tribune Campus Center

Introducción

En el Campus del histórico Instituto de Tecnología de Illinois, diseñado por Mies van der Rohe en 1940, el equipo de OMA diseña un nuevo espacio educacional, el McCormick Tribune Campus Center.

Rem Koolhaas resultó ganador de un concurso internacional de arquitectura convocado en 1997, como parte del conjunto de actuaciones previstas para modernizar el centro. Entre los finalistas figuraban Peter Eisenman, Helmut Jahn, Zaha Hadid y Kazuyo Sejima.
En las bases del concurso se pedía la creación de un centro multifuncional que solucionara la comunicación dentro del campus, creando espacios de recreación para los estudiantes y tuviera en cuenta su relación con el tren elevado. Koolhaas y su equipo estudiaron el flujo de estudiantes durante un tiempo y el resultado se transformó en proyecto.

Tal vez, a todas las personas relacionadas con la arquitectura les resulte familiar la imagen del proyecto, pues fue utilizada por Autocad 2008 en el momento de lanzar la versión de ese año.

Situación

El McCormick Tribune Campus Center, localizado en el corazón del Instituto Tecnológico de Illinois (IIT), al sur de la ciudad de Chicago, Estados Unidos, es un proyecto que fue concebido con la idea de satisfacer necesidades específicas para los estudiantes del campus. Además, el proyecto debía ser un espacio que reurbanizara el lugar con el menor espacio construido posible.

El Campus Center se coloca contra el Commons Building de Mies y se inserta debajo del viaducto de la Línea Verde del metro elevado, en la zona que divide el campus en dos partes, a lo largo de State Street, residencias de estudiantes y sala de conferencias.

Anteriormente el emplazamiento utilizado era un sitio abierto, surcado por caminos de acceso entre los dormitorios de los estudiantes y los principales edificios de aulas del centro.

Concepto

El McCormick Tribune Campus Center busca revitalizar el urbanismo inherente al plan maestro diseñado por Mies van der Rohe en 1940 para el Instituto Tecnológico de Illinois, descuidado desde hace mucho tiempo.

Proyecto

El equipo de Rem Koolhaas se encontró en la disyuntiva de crear un edificio capaz de reurbanizar y absorver la mayor cantidad de estudiantes posible con la menor cantidad de sustancia incorporada, adecuándose y moldeándose al plan maestro de Mies Van der Rohe, antiguo Jefe de Departamento, que regía en su singular estilo “menos es más”.

Para crear un nuevo punto de densidad para el Campus, se ubicó el edificio en el corazón de IIT, un gran rectángulo entre State y Wabash Streets, calles 32 y 33, directamente debajo de la “L”, la arteria que conecta el campus con el resto de Chicago. Al encerrar las vías por encima del Campus Center en un cilindro de acero inoxidable amortiguante, una zona ensordecedora que anteriormente resultaba desaprovechada por su ruido intolerable, se convierte no sólo en tolerable sino en un punto magnético. Las vías cubiertas, nombradas espontáneamente entre los estudiantes como “el Tubo”, se ha convertido en una parte crucial de la imagen del Campus Center y del Instituto Tecnológico.

Espacios

El edificio se convierte en una ciudad en miniatura, y los caminos que lo atraviesan en sus bulevares, fuera de los cuales Koolhaas inserta espacios públicos. Estos incluyen asientos rampa donde los estudiantes pueden pasar el rato y sociabilizar, un patio central hundido con dos niveles y un comedor dominado por gradas y escaleras. También un espacio de “banda ancha” con acceso a las computadoras.

El nuevo edificio se desarrolla en una única y amplia planta, proporcionando un punto focal entre las dos mitades anteriormente divididas del campus. El tubo envolvente de acero, que absorbe el ruido del metro, se ubica directamente sobre el edificio. En su interior el denso programa incluye una librería, patio de comidas, cafetería, centro de cómputo y espacios para reuniones.

En todo el edificio hay una pizca de historia. En la entrada principal, hacia el oeste, se encuentra un mural con 7,6 metros de altura de la cara de Mies, dando la bienvenida a los usuarios del edificio, aunque también buscando su propia creación a través de State Street.

Centro de Bienvenida

El Centro de Bienvenida (Welcome Center), que forma parte del Instituto de Tecnología McCormick Tribune Campus Center, sirve como punto de entrada para los visitantes de todo el Campus del IIT. El diseño del espacio con una pantalla de cristal para proyecciones holográficas, pantallas de plasma integradas y proyecciones digitales en el suelo, orientan al visitante mientras narran la historia y la actualidad del IIT con la proyección de cortometrajes.
Controles interactivos se elevan desde el suelo, mientras que los equipos de proyección e iluminación se hunden en el techo de una forma práctica y “sin manos”, dentro del diseño del museo.

Commons Building

El Campus Center no incorpora el Commons Building, pero se acerca a él, tocándolo sólo en ciertos puntos. El edificio de Mies se muestra como una reliquia para la observación. Koolhaas rodea el Commons Building transformando la estructura más antigua en una pieza que se puede admirar desde el Puente Mies, cerca de la entrada al Campus Center.

Dos líneas fundamentales crean un eje que comienza en el Commons Building y cruzan en diagonal el Campus Center en su camino hacia el legendario Crown Hall, hacia el que el extremo del Exelon Tuve y el costado del Campus Center sobre la 33th Street también parecen flexionarse . Uno de los lados de la cabeza del Educatorium también parece estar dirigido hacia esta parte. Este eje funcional y poético da al volumen de la edificación una torsión imperceptible que alude al amor confeso de Koolhaas por Mies, transformando una vez más los edificios en actores, en las representaciones alegóricas protagonizadas por Vriesendorp y Koolhaas.

McCormick Tribune Campus Center

En el proyecto definitivo, divisiones ortogonales de diferentes espesores y materiales crean bordes fronterizos para las habitaciones, oficinas, salas de reuniones o auditorios, agrupados en organismos, nuevamente en patrones ortogonales, mientras que la red de las principales rutas diagonales crea una superficie dividida en zonas de circulación, de descanso y recreación .

Los volúmenes también son generados por el encuentro de las líneas diagonales, como el volumen extruido con un plan triangular de las salas de descanso. El criterio de la organización de las funciones en el plan se resume por OMA con la imagen emblemática de una “alfombra Pompeiian plana de programas”.
En el interior del Campus Center, el eje transversal está espacialmente explotado, algo así como una pintura cubista. En lugar de organizar el interior a lo largo de líneas rectas, Koolhaas ha organizado los espacios en una cuadrícula diagonal. Espacios que incluyen un auditorio, salón de baile, oficinas privadas y salas de reuniones. En la parte superior, sin embargo, el interior es muy abierto y se desarrolla en niveles cambiantes. El resultado es un espacio universal Miesiano densamente poblado con un universo de imágenes contrastantes.

Construcción

Edificio

La construcción del edificio se realiza entre los años 2000 y 2003 con una inversión total de 48.2 millones de dólares, 34.6 millones para el edificio y 13.6 para la estructura portante del tren incluida en el proyecto. El área total abarca 10,690 m2.

Estudio rutas peatonales

En lugar de apilar las actividades en un edificio de varios pisos, se optó por organizar cada elemento programático del Campus Center en un solo plano denso que fomente una condición urbana. Para lograrlo, en 1997 OMA llevó a cabo un estudio para trazar las “líneas de deseo ” del tráfico peatonal que los estudiantes realizan en todo el campus.

Koolhaas utiliza estas rutas para diagramar el edificio, conservando los accesos directos. Estos caminos diagonales que se cruzan se mantienen dentro del propio Campus Center, vinculando una multiplicidad de actividades a través de una red de calles interiores, plazas, e islas urbanas que forman barrios activos 24 horas, comerciales, de entretenimiento, académicos, de recreación, conjuntamente con otros elementos urbanos en microcosmos.
Los caminos están en diagonal norte-sur a la orientación ortogonal del edificio, el cual sigue el plano del campus de Mies. El resultado son cuñas más o menos circulares que forman el programa espacial y que Koolhaas describe como “barrios”, cada uno dedicado a una función general.

Techo

El elemento unificador del nuevo edifico es el techo, una losa de hormigón en pendiente que protege contra el ruido de la “L”, abarcando los heterogéneos programas que se realizan debajo.
Cuando el techo desciende debajo de la “L”, la parte inferior del tubo se adentra en el hormigón como un recordatorio de lo que hay arriba.
El techo tiene una larga proyección que abarca el Commons Hall adyacente, el centro de estudiantes original creado por Mies en 1953, y cuyo perímetro original y particiones de madera se han preservado y ahora funciona como un patio de comidas.

Lew Collen, ex presidente del IIT, declaró con respecto al proyecto:”…El Campus Center cumple nuestra visión de crear un núcleo para esta universidad…..Nuestros excepcionales estudiantes merecen este espacio único en su tipo y, al mismo tiempo, solidifica el liderazgo del IIT en innovación arquitectónica: desde el nacimiento del revolucionario modernismo de Mies van der Rohe al audaz concepto de Rem Koolhaas que inspira a la próxima generación de arquitectos y diseñadores…”

Estructura

Para un mejor funcionamiento de la estructura se optó por dividirla en dos sistemas diferentes:

Estructura edificio

La estructura del edificio sigue los conceptos de Mies, respondiendo a su estilo, con esbeltos elementos verticales fabricados en acero, tan importantes en el Pabellón Alemán en Barcelona. Para las cubiertas Koolhaas utilizó losas ligeras que aunque tienen cierta pendiente, otorgan horizontalidad al edificio por sus grandes proporciones. Esta cubierta a dos aguas poco profundas se hace eco de la forma de los dientes sobre los que se apoya el túnel superior.

El exterior del edificio hace poca referencia a la cascada de imágenes, espacios y perspectivas que se encuentran dentro. Caminando por el centro del edificio aparecen las torres inclinadas con forma de “V” que desaparecen a través del techo, estos elementos estructurales son un indicio del espacio que ocupa el nuevo edificio, está construido justo debajo de la línea de tren elevado.

Si no fuera por el tubo que penetra el techo y el estilo en ángulo de la cubierta, el interior del McCormick Center sería un laberinto casi sin orientación, pero el tren de arriba ha permitido a Koolhaas tratar el edificio como una composición axial transversal.
Las pilastras dobles en “T” del marco de apoyo son las mismas que se utilizaron en el Commons Building, nuevamente pintadas de negro, pero organizadas sin seguir el orden geométrico de Mies, introduciendo filas diagonales que se ajusten a las formas de las rutas.

  • Cubierta

El techo del edificio, hecho con un marco de metal, está subdividido en tres planos de diferente espesor cuyo diseño difiere siguiendo la articulación de la sección, pero también por razones de expresión simbólica. Un plano inclinado continuo emerge debajo del tubo Exelon hacia State Street para alcanzar la gran altura del Centro de Conferencias, mientras que en el lado opuesto se comprime el espacio para dar forma a un hall de entrada y formar un gran sector inaccesible.
Otro plano de la cubierta con una sección variable se compone de un techo horizontal y una cubierta inclinada hacia el tubo Exelon, en el espacio intermedio a lo largo de Wabash Street, donde se insertan las habitaciones. Estas dos pendientes de la cubierta, con diferentes inclinaciones hacia el tubo de Exelon, crean el efecto de que el edificio ha sido insertado a la fuerza bajo el viaducto y tratase de escapar, arqueándose con la elasticidad de un gato. En el extremo de la cubierta que mira hacia Wabash Street, paneles rectangulares con rejillas de patrón cuadrado se unen para permitir la entrada de luz al tiempo que oculta las ventanas de las habitaciones.

Los otros extremos de la cubierta y la pared contigua al Commons Building están revestidos con láminas sintéticas rectangulares con una superficie arrugada, pintadas de un rojo opaco con rayas verticales negras obtenidas mediante el uso de plantillas.

Estructura túnel

La segunda estructura, totalmente independiente del edificio, es la que sostiene el túnel que envuelve las vías del tren, y que debía minimizar las vibraciones y el ruido provocado por el paso del tren.

El túnel está fabricado con anillos de acero armados entre sí, forrados en la parte baja con hormigón y acabados con un laminado galvanizado plateado. En las fachadas se observa la estructura mezclada con la cancelería que alude al estilo de Mies.

  • Tubo acústico

Para Koolhaas, deslizar el Campus Center bajo el viaducto del tren, envuelto en una carcasa de aislamiento acústico, el Tubo Exelon, significa dar vida a uno de los emblemáticos “entre espacios” y “Terrenos Vagos” tan discutidos entre 1950 y 1960. El arquitecto define el lugar como “tierra de nadie” a ambos lados de la estación elevada del metro. Un tren pasa a través del tubo ovalado de acero inoxidable corrugado, que se ha convertido en una de las más destacadas característica del centro. Diseñado para amortiguar el ruido de los trenes elevados que cruzan el campus, el tubo de 160 metros de largo, establece un eje espacial y conceptual para la composición arquitectónica.

El enrejado de pilares metálicos del viaducto de la Línea Verde se encajona en hormigón visto, transformándose en masivos pilares cuadrados, mientras que siete uñas de hormigón en forma de “V”, cinco de las cuales empujan hacia arriba desde el interior del edificio perforando la cubierta de hormigón, se suman al apoyo del Tubo Exelon.

Los pilones de apoyo de las vías, el tubo y el edificio son estructuralmente independientes, lo que reduce el impacto de las vibraciones del tren ya que la vibración directa en las vías no puede entrar en el tubo o en el edificio.

Materiales

En la estructura del edificio se ha utilizado hormigón armado y acero, en la del túnel vigas en forma de V y de “T”, hormigón armado y tubo ovalado de acero inoxidable corrugado. Koollhaas utilizó losas de hormigón para la cubierta del edificio que en algunas zonas son más gruesas para ayudar a amortiguar el sonido y la vibración.

El ruido del tren desciende según se informa de 120 decibelios en el marco del camino a aproximadamente 70-80 decibelios al acercarse al edificio y a 70 en el interior del túnel. El efecto del amortiguamiento del sonido dentro del tubo ha sido bien recibido por los ocupantes de los dormitorios cercanos y los edificios de aulas.

Exelon Tube detail
  • Tubo Exelon

Este elemento es un recinto de 162m de largo, con una sección ovoidal en chapa de acero en relieve, brillante como el usado por Mies. En la mitad inferior la hoja de metal se convierte en un molde perdido para recibir la membrana protectora de hormigón y un laminado galvanizado color plata.

Set of icons
  • Imágenes holográficas

La imágenes pixeladas de 2x4m que aparecen en la pared de cristal del Centro de Bienvenida, entre las que también se encuentra a una de Mies, son una creación de un estudio de diseño gráfico de Nueva York, que trabajó con OMS en la creación de algunos elementos decorativos, como el gran reloj digital cercano a la entrada y los mapas incrustados en los suelos. Cada píxel de la imagen es un icono de un conjunto personalizado de iconos utilizados en todo el edificio a diferentes escalas.

Otros elementos que recuerdan la historia arquitectónica de la escuela son las columnas pintadas de negro “I-beam” que se utiliza en todo el interior, otro guiño a Mies.

En el interior de edificio grandes pantallas que proyectan bosques, superficies lenticulares de reluciente Op Art, telas estampadas de Petra Blaisse. Una gran escalera, pintada de verde, que incorpora con maestría una rampa para sillas de ruedas. Patios generosamente plantados, bañados de luz natural, se trata de nuevos guiños a los precedentes de Mies con los dispositivos de Wallace K. Harrison que nos permiten ver que la arquitectura es en 3D.

Los pasillos interiores están forrados de acabados pulidos, cristal y laminados que en ocasiones permiten el paso de luz a través de un espectro de color, lo que genera distintos ambientes dentro del edificio.

Las palabras “McCormick Tribune Campus Center” en la pared de cristal exterior se forman con pequeños cilindros de color naranja, insertados en las rejillas como si fuera un juego infantil.

  • Suelos y techos

La pavimentación y los materiales del suelo crean mosaicos sectorizados de hormigón rústico y rayado en el pórtico o paneles lisos y de color en aluminio o de acero con trastes, goma, moqueta o madera. A menudo, estos paneles se unen a lo largo de líneas angulares, lo que refleja el diseño global del plan, en ocasiones sus superficies son suaves con una brillante coloración plastificada que las luces oblicuas transforman en pantallas deslumbrantes, típicas del Junkspace.
En el techo de las principales áreas de reunión y de circulación se encuentran paneles “sheetrock” sin cubrir, ni siquiera en las articulaciones de estuco, dejando visible una solución de “no acabado”, que también se utiliza en otros trabajos de OMA.

Planos

Fotos

This page was last modified on: March 7, 2017 at 5:10 pm