Ingeniero acústico
Lasa
Ingeniero Eléctrico
Patrice Buniazet, Alto Ingénierie
Promotor
Establecimiento público del parque de la Villette
Diseñado en
1990
Año de Construcción
1995 – 1997
Pisos
5
Área construida
2.800m2
Ubicación
Parc de la Villet, París, Francia

Introducción

Inaugurado en 1997 el Museo de la Música de París expone más de 7000 instrumentos y objetos relacionados con la música desde el siglo XVII hasta la actualidad. Sus 5 plantas ofrecen un viaje a través de la historia de la música que abarca todos los continentes y en donde los compositores, músicos, constructores de instrumentos, inventores, patrocinadores y auditores, todos, comparten la misma pasión: el arte del sonido.

Las colecciones son explicadas al visitante con extractos musicales y videos disponibles mediante audioguías. Diariamente hay músicos en vivo para profundizar las experiencias de los visitantes con actuaciones musicales y diálogos educativos. En él se establecen nuevos puntos destacados en la historia de la música occidental, desde el Orfeo de Monteverdi (Mantua, 1607) a la Exposición de Mauricio Kagel creada en 1978, siguiendo la trayectoria lineal y líquida de los muros construidos por Christian de Portzamparc.

Sin negar jamás su volumen, Franck Hammoutène integra los espacios expositivos en una sucesión de fundidos cruzados que crean un ambiente íntimo y en penumbra, como lo requieren la conservación de los instrumentos expuestos, donde el tono gris de las paredes erosionadas se mezcla con el casco de hormigón en bruto de Portzamparc y donde la luz apenas se filtra entre las grandes persianas de madera entreabiertas.

Situación

Diseñado por el arquitecto Franck Hammoutène, el Museo de la Música es un espacio independiente y a la vez incluido dentro del ala oriental de la Ciudad de la Música, Avenue Jean-Jaurès, 221, 19e.de París, Francia, un lugar íntimo y adecuado para el diálogo entre la artesanía musical y la práctica musical.

La Ciudad de la Música se encuentra dentro del Parque de la Villette, en el ala este, dentro del monumental proyecto de renovación urbana propuesto por la alcaldía de París y desarrollado por el arquitecto Bernard Tschumi en 1982, al noreste de la capital francesa, al borde del Seine-Saint-Denis.

Concepto

El Museo fue concebido para albergar y mostrar el patrimonio lentamente conseguido desde la creación en 1795 del Conservatorio de Música de París y su «gabinete de instrumentos».

Después de un concurso lanzado en 1990, el arquitecto francés Franck Hammoutène fue elegido para organizar el diseño de la zona de música histórica en el corazón del edificio de Christian Portzamparc que lo alberga.

Con el fin de proteger las exposiciones a la luz del día sin perder la interacción entre el interior y el exterior, el arquitecto ha optado por jugar con el efecto de eco entre el interior del museo y el edificio que lo alberga. Así, la arquitectura de los alrededores se muestra a través de una serie de pausas.
«…El museo es un espacio protegido, oculto, donde son los instrumentos y sus colores los que hablan. Donde la asimilación de una arquitectura protectora por parte del público es más subconsciente que conciente…» (Franck Hammoutène)

Espacios

El Museo distribuye 2.800 m2 entre 5 plantas que conforman 8 niveles desde la escalera al entrepiso superior, bajo la concha.

En la primera, la planta de acceso, se exponen instrumentos del siglo XVII, en la segunda del siglo XVIII, “la música de la iluminación” o del Siglo de las Luces. En la planta tres los instrumentos expuestos corresponden a la Europa Romántica del siglo XIX. En la planta cuarta los avances del siglo XX con desde los instrumentos eléctricos a los electrónicos y finalmente la planta quinta muestra una recopilación de instrumentos de diferentes partes del mundo y en ella se encuentra la salida.

Todas las plantas cuentan con lavabos y acceso para sillas de ruedas. La circulación entre plantas se puede realizar también mediante rampas y escaleras que crean algunos desniveles.
El temperamento del arquitecto se expresa con mayor fuerza en las escaleras de acceso, incluidos los sorprendentes arrollamientos entre las cuatro paredes de hormigón visto.

Materiales

Rodeado con gruesas paredes protectoras los suelos son de cemento pulido o maderas claras. Las ventanas desaparecen entre las vitrinas de madera o se levantan hasta el techo del que salen los equipos técnicos multiplicando los espacios.

Las paredes laterales de vidrio antirreflectante se convierten en objetos muy cercanos, casi invisibles, con su sistema de fijación que les otorga la apariencia de flotar en el espacio.
Todos los elementos técnicos se distribuyen en suspensión a través del techo, tras grandes paneles deslizantes de vidrio con marcos de acero, para facilitar el mantenimiento.
El sistema de agarre de los diferentes instrumentos expuestos se resolvió con una extrapolación de las técnicas utilizadas en los doseles: las pastillas fijas en las paredes de vidrio soportan un eje de acero con rosca que se puede acortar e inclinar en diferentes direcciones y posiciones adaptándose fácilmente a las diferentes configuraciones de los objetos e instrumentos expuestos. Con este discreto Mecano, los instrumentos parecen flotar en el espacio sin que el visitante se pierda ningún detalle de las incrustaciones en la madera, el tipo de barniz o las teclas de marfil, plata o bronce.
Los muebles utilizados como expositores son de acero y madera pulida.

Planos

Fotos WikiArquitectura (Diciembre 2015)

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!