Plaza de los Tres Poderes

Arquitecto
Año de Construcción
1956-1958
Ubicación
Brasilia, Brasil

Introducción

El presidente Juscelino Kubitschek, haciendo realidad su promesa de campaña electoral de “cincuenta años de progreso en cinco”, en 1956 puso en marcha el ideal, concebido en 1789 y expresado en el artículo 3 de la Constitución de la República redactada en 1891, de construir una nueva ciudad capital al enviar al Congreso el “Mensaje de Anápolis”. Siendo aprobado ese mismo año por la Cámara y el Senado, quedó la obra del planeamiento urbanista en manos de Lúcio Costa y el diseño de los edificios en las del arquitecto [http://es.wikiarquitectura.com/index.php?title=Categor%C3%ADa:Niemeyer,_Oscar Oscar Niemeyer].

Situación

El centro de Brasilia fue delineado con un amplio corredor de jardines delimitado por dos amplias avenidas que separan la ciudad en dos zonas similares, la norte y la sur. Culmina el corredor en la Plaza de los Tres Poderes, donde radican el Tribunal Supremo Federal, el Congreso Nacional con sus dos cúpulas y torres gemelas, y el Palacio de Planalto donde radica el presidente o poder ejecutivo. Antes de la Plaza de los Tres Poderes se encuentra la Explanada de los Ministerios con sus edificios repetitivos que crean una apariencia de orden acorde con lo que debería ser el gobierno.

Concepto

La Plaza de los tres poderes (en portugués Praça dos Três Poderes) es una plaza cuyo nombre se deriva del encuentro de los tres poderes gubernamentales alrededor de la misma: el Ejecutivo, representado por el Palacio de Planalto; el Legislativo, representado por el Congreso Nacional; y el Judicial, representado por el Supremo Tribunal Federal. Es una de las mayores atracciones turísticas de Brasilia.

Espacios

El conjunto se ordena alrededor de una plaza que culmina el eje monumental de la ciudad de Brasilia. Según nos acercamos por la gran avenida lo primero que encontramos y que marca el punto desde la distancia el el edificio del Congreso. Tras él la plaza, y a cada lado de esta el Palacio Planalto y el Tribunal Supremo. En el centro de la plaza, justo detrás del edificio del congreso se sitúa el Museo de la Fundación de Brasilia como único elemento añadido al conjunto proyectado desde un primer momento.

Palacio Planalto

La construcción del Palácio do Planalto, cuyo nombre oficial es ‘Palacio de los Despachos’, comenzó a construirse el 10 de julio de 1958 y obedeció al proyecto arquitectónico elaborado por Oscar Niemeyer en 1956.

Como la sede del Gobierno, la expresión «o Planalto» se utiliza a menudo como metonimia de la rama ejecutiva del gobierno.
El principal trabajo de la oficina del Presidente de la República se encuentra en el Palacio do Planalto.

La idea era proyectar una imagen de simplicidad y modernidad, constituida por una caja de vidrio rectangular situada entre dos losas soportadas por una columnata perimetral. Esta definición no deja de recordarnos de alguna manera al templo griego, con su cela central y su columnata perimetral protegiendo dicha cela donde se guardaba el tesoro de la ciudad, en este caso el poder político, el tesoro de la sociedad moderna democrática.

El plano de cubierta sobresale generosamente de la línea de cerramientos protegiendo a las fachadas de la incidencia directa del sol, mientras que los elementos que forman la columnata perimetral se alagan en sentido perpendicular a la fachada creando unos planos que seccionan las visuales dando cierta sensación de intimidad en un espacio que, por lo demás, es muy abierto y diáfano en su interior, además de estar situado en un solar sin elementos cercanos y por lo tanto puede ser observado desde la distancia por sus cuatro lados.

El palacio es de cuatro pisos de altura, y tiene una superficie de 36.000 m². Otros cuatro edificios adyacentes también forman parte del complejo.

Tribunal Supremo

Las líneas que definen el tribunal son muy similares al Palacio de Planalto, con aires de templo moderno colocado sobre una plataforma que parece flotar sobre el suelo.

No es de extrañar que ambos edificios sean semejantes ya que fueron proyectados conjuntamente dentro del proyecto de la plaza de los tres poderes y están colocados de forma simétrica con respecto al eje, no sólo de la plaza, sino de toda la ciudad de Brasilia.

Estos dos «templos» se enfrentan con la plaza de por medio donde se sitúa el edificio del congreso, al igual que ocurría con los templos romanos colocados alrededor de una plaza que compartían para realizar sus sacrificios.

Congreso

El Congreso Nacional del Brasil es bicameral, está compuesto por el Senado del Brasil (la Cámara alta) y la Cámara de Diputados de Brasil (la Cámara baja). Desde la década de 1960, el Congreso tiene su sede en Brasilia.

Al igual que la mayoría de los edificios oficiales de la ciudad, fue diseñado siguiendo el estilo de la arquitectura brasileña moderna. La semiesfera localiza a la izquierda es la sede del Senado, y la que se encuentra a la derecha es la sede de la Cámara de Diputados. Entre ellas se encuentran dos torres de oficinas. El Congreso también ocupa otros edificios circundantes, algunos de los cuales se encuentran interconectados por un túnel.

Su emplazamiento privilegiado como punto final del eje monumental de la ciudad obligaba a esta obra a ser un ícono de la ciudad y por lo tanto del país. Por ello debía ser capaz de mantener su carácter aún desde la distancia, ya que puede ser observado desde puntos de vista anormalmente lejanos, algo que no ocurre con la mayoría de edificios colocados en el centro de las ciudades.

El edificio está cargado de dualidad. Por una parte la línea horizontal que crea el edificio de sesiones, y que desde la distancia se confunde con el propio suelo de la plaza, se contrapone con la verticalidad de las dos torres de oficinas que hacen a su vez de bandera del conjunto, haciendo que sea fácilmente localizable desde casi cualquier punto de la ciudad.
Por otro lados sobre la superficie horizontal que genera la cubierta del edificio de sesione se colocan don superficies opuestas, una cóncava y otra convexa, y que acogen bajo ellas el senado y la cámara de diputados.

Materiales

En el conjunto predominan, como suele ser habitual en las obras de Niemeyer, los tonos blancos, que en esta ocasión vienen dados por los aplacados en mármol blanco y las superficies de hormigón tratadas para durante su proceso de puesta en obra para que adquieran y mantengan dicho color.

Fotos y Planos

Congreso

Tribunal Supremo

Palacio Planalto

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!