Arquitecto
Ingeniero Eléctrico
LUA, Kai Diederichsen
Año de Construcción
2008
Área del terreno
1.000 m2
Área construida
600 m2
Ubicación
Jardines del Pedregal, Ciudad de México, México
>

Introducción

Pareciera que la casa k+jc estuviera destinada a ser lo que es hoy. Los dueños, una pareja joven con dos hijas, buscaban un lugar amplio, repleto de luz natural, con jardín y con espacios abiertos.

Los clientes buscaron desde el inicio, una casa representativa del estilo original del pedregal y que por su estado requiriera una remodelación completa. Una tarea nada fácil, ya que muchas de estas joyas originales de los años cincuenta han sido demolidas para dar paso a pequeñas privadas. Es así como después de algunos meses encontraron lo que sintetizaba el espíritu de luminosidad y ligereza original del Pedregal.

Situación

El pedregal era el lugar idóneo. Esta área residencial fue concebida inicialmente a mediados de los 40´s, y en un fraccionamiento originalmente planeado por Luis Barragán, que se convirtió en un referente del estilo modernista en América Latina.

Espacios

La casa se articula por dos volúmenes intersecados.
El primero descansa sobre una gran roca volcánica de aproximadamente veinte metros de largo.

Forma un prisma rectangular, en el que se ubican sala, comedor, sala de televisión, cocina y el estudio de la esposa del cliente – escritora y amante de la lectura – El segundo volumen; medio nivel más abajo; contiene dos recámaras y un cuarto de juegos. En la parte superior de este cuerpo se diseñó una gran terraza al exterior.

Las premisas de diseño eran simples: aprovechar la buena distribución de la casa original pero transportarla a un estilo contemporáneo y hacerlo de una forma responsable con el medio ambiente.
Asimismo, era importante generar un espacio en el que el arte jugara un rol primordial, que la iluminación explotara las cualidades del diseño y generara atmósferas agradables y una especificación de mobiliario congruente con la calidad y estilo del resto de la casa.

En general, el diseño se planteó alrededor de espacios abiertos muy iluminados, permitiendo al mismo tiempo las visuales al jardín de la casa.
En el primer volumen para vestibular sala y comedor del resto de los espacios, se utilizó una malla de acero inoxidable. El mobiliario de estas dos áreas se resolvió con piezas clásicas de la época de arquitectos como Le Corbusier y Mies van der Rohe.
En contraste, la mesa de centro es el embalaje de una de las mallas de acero inoxidable que debido a la calidad de la madera alemana se decidió utilizar, generando así una estética de contraste.

Estos espacios fueron decorados por obras de arte y objetos que la pareja ha ido adquiriendo tanto en México como en otros países.

El estudio, plagado de libros de diversas formas, tamaños y colores, está armado con un librero perimetral y un escritorio en piel naranja fabricado y diseñado especialmente para este espacio; un patio interior provee luz natural y ventilación al estudio.

El segundo volumen que contiene las recámaras, genera una gran circulación que de un lado da acceso a las habitaciones y del otro lado utiliza un ventanal hacia el jardín.
El muro que contiene las habitaciones está forrado en piel con costuras a mano que le da una sensación cálida en contraste con las placas de mármol arabezcato italiano del piso. Como remate de esta circulación, surge un pequeño volumen del mismo tipo de mármol en el que descansa una escultura del escultor mexicano Javier Marín.

En la recámara principal, una segunda terraza exterior se arma como extensión de habitación, limitada únicamente con un cancel que prácticamente desaparece al abrir este espacio.
Como parte de la recámara se diseñó una sala de lectura y un vestidor que nos dan la sensación de estar en un hotel-boutique.

Materiales

En cuanto a la paleta de materiales, la intención fue manejar los menos posibles pero con gran expresividad. Todos los pisos de la casa se resolvieron con una combinación de mármol y madera tratada con aceite.
En el cuarto de televisión flota un cristal blanco y el muro lateral está cubierto por seude, lo que le da gran calidez a esta área de convivencia.

La casa cuenta con un sistema de captación de aguas pluviales las que después de ser limpiadas son utilizadas para escusados y riego. El proyecto fue diseñado con materiales con bajo contenido de VOC. También hay calentadores solares para agua y controles lutrón en iluminación que además de dar la posibilidad de generar escenarios generan ahorros en el consumo energético.

La casa k+jc2 representa un estilo de vida que conjuga arte, diseño, juego y calidez de hogar.
En cada espacio, incluso los baños o cocina, podemos encontrar una pieza de arte. Las áreas para convivir en familia se encuentran en lugares estratégicos donde la luz ofrece calidez y comodidad.
El juego y la diversión, representados a través de formas, colores y objetos, son algo que sin duda, las personas más pequeñas de ese hogar disfrutarán.

Planos

Fotografía

Pim Schalkwijk

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!