Año de Construcción
1996
Ubicación
Deltebre, Tarragona, España

Introducción

La Escuela Riumar de Deltebre, se construyó respondiendo a las condiciones climáticas del lugar, con fuertes insolaciones y persistentes vientos. Otro punto decisivo a la hora del diseño fueron los condicionantes del terreno y entorno urbano.

Con esta obra, los arquitectos Manuel Ruisánchez y Xavier Vendrell ganaron el premio FAD de Arquitectura e Interiorismo 1997.

Situación

La escuela está situada en Deltebre, en la calle Ignasi. Ocupa un solar que funcionaba como antiguo campo de cultivo en el extremo oeste del núcleo de La Cava, próximo a la carretera de la Diputación que cruza el delta.

En la zona coexisten viviendas, granjas, pérgolas, huertos, cobertizos, canales, edificios industriales, caminos y árboles. Destacan algunos silos y edificaciones arroceras. Con estas construcciones, el tejido no tiene alineaciones ni formas urbanas precisas. La arquitectura es de escala muy reducida donde domina la horizontalidad, implantada sobre parcelarios sumamente fragmentados.

Concepto

En respuesta a la particular situación urbana, el edificio de la escuela forma parte de esto tomando la misma escala. El concepto principal del proyecto es el de adaptarse al sitio e integrarse al particular entorno. Así, el programa se descompone en pequeños volúmenes de una sola planta que se adaptan a la arquitectura circundante. Cada volumen es independiente del resto, conectándose en algunos casos a través de marquesinas.

En respuesta a las condiciones climáticas, la propuesta genera un juego constante interior-exterior, estableciendo elementos y recursos arquitectónicos necesarios para responder a estos condicionantes.

Los colores y texturas de los volúmenes, responden a la idea de integración con el entorno.

Espacios

El programa funcional se estructura por grupos de actividades: aulas, administración, área deportiva, servicios e instalaciones. Todos los espacios, tanto interiores como exteriores, se disponen al mismo nivel, colaborando a la relación entre ellos. Los bloques se ordenan a través de patios al sur y sudeste, aprovechando las orientaciones más favorables y evitando tanto el excesivo asoleo del oeste como los fuertes vientos del noroeste.

Los cuatro bloques de aulas están organizados alrededor del patio de acceso, generando entre ellos espacios exteriores que también se pueden utilizar como aulas.

El bloque de aulas de jardín de infantes cuenta con un patio propio para juegos.

Los volúmenes de gimnasio, administración e instalaciones, definen el patio general de la escuela.

El acceso principal se genera entre el bloque de administración y un bloque de aulas.

Los bloques que dan a la calle, se disponen en un aparente desorden, sin respetar una línea de organización. Sin embargo, están dispuestos de tal manera que reflejan la posición de las construcciones del otro lado de la calle.

Al final de cada bloque de aulas, se genera un porche en respuesta a futuras ampliaciones.

Materiales

Los interiores de las aulas están revestidos con paneles de viruta de madera y corcho, logrando un ambiente cálido y confortable.

Los volúmenes son de mampostería revocada.

Estructura

En los volúmenes de aulas, se utilizó estructura de hormigón prefabricado. Los volúmenes de servicios se resuelven con muros portantes.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!