Lautner, John

Nacido
Michigan, Estados Unidos
19110716
Fallecido
Los Ángeles, Estados Unidos
19941024
Nacionalidad
Americana

Desde principios de su carrera John Lautner evitó la geometría fría y severa de sus compañeros minimalistas de mediados de siglo. Pasó toda su vida como un iconoclasta, en momentos ensalzados y en otros mal considerado por la crítica. Muchos de sus proyectos fueron erróneamente celebrados como pertenecientes a la Edad Atómica o al Kitsch de Hoollywood.

La fascinación que Lautner sentía por las nuevas formas y estructuras, demostradas en su famoso Googie Coffee Shop en Sunset Boulevard o la Casa Malin en Hollywood, no tenía nada que ver con la Era Espacial o el glamour hollywoodense, por el contrario provenía de su determinación de humanizar los espacios construidos y crear una infinita variedad de poesía orgánica, aunque por las connotaciones con el estilo acuñando por Frank Lloyd Wright, Lautner evitó el calificativo de “orgánica” para su arquitectura, prefirió denominarla “arquitectura real o viva”.

“Se trataba de un programa profundo y serio….” Escribió Ann Philbin, directora del Museo Hammer de Los Ángeles en el prólogo de un libro que acompañó una exposición retrospectiva de la obra de Lautner

Sólo después de su muerte en 1994 sus originales diseños atraen la atención y el reconocimiento de personalidades de la arquitectura, tales como Frank Gehry o Zaha Hadid, cuyas obras también demuestran cierta inclinación por la arquitectura orgánica e integrada en el medio.

Nacido en 1911 en el Norte de Michigan, creció en los agrestes parajes del Lago Superior, con lejanos horizontes, vientos, estados de la mar y una particular luz que se filtraba por sus bosques. Todos estos elementos son evocados por Lautner en sus proyectos, aquella sensación de libertad y cualidades vivificantes.

Una vez terminados sus estudios de arquitectura se trasladó a Wisconsin donde Wright, había creado una escuela para la formación de arquitectos. La Taliesin East School le enseñó algo más que dibujar, aprendió a trabajar en cantería y carpintería, como también a vivir en equipo. Permaneció con Wright seis años hasta que en 1940 se traslada a Los Ángeles para emprender la profesión de forma autónoma.

Cada obra del arquitecto logra la serenidad a través de sus características curvas, de la contemplación del paisaje, de las pieles acristaladas, de la incorporación de la naturaleza en cada proyecto, de su “arquitectura real”

“………Soy consciente de no querer ser clasificado, sino seguir creciendo y cambiar sin interrupción, desarrollar ideas reales básicas que supongan un enriquecimiento de la vida misma y, además, un disfrute intemporal de los espacios. Esto es lo que yo llamo “arquitectura real”. Sin principio ni fin, siempre…” (John Lautner)

Entre sus proyectos destacan:

1940 – 1949

Casa Lautner, Casa Mauer, Casa Gantvoort, Casa Carling, Desert Hot Springs Motel, Casa Schaffer

1950 – 1959

Casa Foster, Casa Bergren, 1957 Henry’s Coffe Shop, Cabaña de Pearlman,

1960 – 1969

Casa Malin (“Chemosphere”), Casa Wolff, Casa Garcia, Casa Reiner (“Silvertop”), Casa Sheats, Casa Elrod, Casa Stevens, Casa lstrom, Casa Arango.

1970 – 1979

Casa Segel, Residencia de Bob y Dolores Hope, Casa Arango, Residencia Beyer,

1980 – 1989

Residencia de Allan Turner, Casa Krause,

1990 – 1992

Residencia Levy, Casa Shearing

Buildings & Projects (5)