Casa Arango

Arquitecto
Ingeniero
Lin, T.Y., Kulka, Yang and Associates
Promotor
Jerónimo Arango
Diseñado en
1972
Año de Construcción
1973
Área construida
2.300 m2
Ubicación
Acapulco, México

Introducción

La Casa Arango ha reducido al mínimo la construcción hasta convertirse en puro espectáculo arquitectónico. En esta casa que cuenta con una panorámica vista al mar y un foso alrededor de la terraza la construcción no abraza la ladera donde fue levantada sino que brota en ella de forma dramática, cual seta gigante. En 1977 fue catalogada por la revista Record como “una fiesta espacial, mezclando el sitio, el mar y el cielo”. Se construyó en menos de un año y sería el único proyecto de Lautner en México.

Proyecto

La casa fue un encargo en 1970 de Jerónimo Arango, “caballero mexicano” como casa de fin de semana para su familia. Arango había visto publicaciones de la Casa Elrod y quiso realizar su nueva vivienda con Lautner como arquitecto y Arthur Elrod como diseñador de interiores. Uno de los requisitos que pedía el propietario era que tuviese excelentes vistas sobre la bahía de Acapulco, de ahí la elección del emplazamiento. La casa parece flotar entre el mar y el cielo

Lautner respondió con una estructura de hormigón de dos plantas y unos 2.300 metros cuadrados de construcción.

La familia Arango sigue siendo la propietaria de la casa que siempre ofrecerá una fiesta para los sentidos. En 1994, poco antes de su muerte, Lautner recibió un nuevo encargo de la familia para diseñar otra residencia en el sur de California. Ese proyecto nunca fue más allá del diseño esquemático.

Situación

La casa está ubicada en la calle Cda. Vientos Cardinales, en una escarpada colina de la bahía de Acapulco, en la zona suroeste de México, con amplias playas bañadas por el Océano Pacífico. También es conocida por el nombre de Residencia Mar Brisas.

Concepto

Al igual que otros arquitectos modernos como Richard Neutra cuya obra integra la arquitectura y el entorno mediante la extensión de la primera dentro del paisaje, en esta casa, Lautner actuó según este principio, concibió la casa como una extensión de la topografía accidentada y utilizó las formas arquitectónicas para enmarcar las vistas del exterior, como hiciera su maestro Frank Lloyd Wright.

Lautner invistió con el mismo generoso “sentimiento de libertad” tanto a las casas más modestas, a los restaurantes de carretera o a las residencias de lujo, lo que dio lugar a un sentido cada vez más radical de continuidad entre el espacio construido y el mundo de su alrededor y una fluidez revolucionaria en la elaboración y estructuración del espacio.

Espacios

Acceso

Un muro pantalla, a lo largo de la calle, conduce mediante un camino para coches hacia la pendiente de rizos que llevan a la entrada, rizos que entran y salen de un techo el cual forma un inmenso arco que brota de la colina. El camino finaliza en una gran marquesina, y a la casa se accede a través de una monumental puerta de bronce realizada por artista alemán Mathias Goeritz.

Una vez dentro la casa aparece sorprendentemente pequeña, el lado más corto del techo curvo está aquí en su punto más bajo, inclinándose hacia el perímetro hasta casi sacarlo de la vista, al mismo tiempo, el puente que lleva hacia el interior de la casa es más alto de lo necesario, acercando al visitante aún más al techo. Hasta que no se recorre bastante del interior, no se aprecia la majestuosidad de sus dimensiones.

Nivel superior

En este nivel se desarrolla la parte principal de la vivienda, la enorme terraza abierta, protegida por un dosel, que a la vez sirve como comedor.

Los soportes de la cubierta son los vestigios de posibles muros y el gran voladizo de hormigón se proyecta sobre la terraza en un gesto envolvente y bien marcado, que haciendo pareja con el canal de agua bloquean las luces de las casa de abajo y dan a los ocupantes la impresión de estar caminando entre el aire, el cielo y la bahía.

  • Foso

Este canal de 6 metros de ancho rodea toda la terraza y se utiliza como piscina, con un desbordamiento continuo en todo su perímetro. Este foso no sólo remarca la deslumbrante extensión del océano cercano y el aire libre que rodea la casa, también es una ingeniosa manera de evitar que los bichos e insectos entren en la casa a la vez que elimina el pasamanos que echaría a perder la vista.

Nivel inferior

La casa, en la planta baja, cuenta con cinco dormitorios para el matrimonio y sus cuatro hijos. También las dependencias para el servicio están en esta planta inferior.

Materiales

En la Casa Arango, Lautner introdujo refinadas innovaciones en cuanto a la ubicación, el material y la estructura, que había ido rectificando en proyectos anteriores.
Con sus curvas audaces celebra las cualidades escultóricas del hormigón, con el que tanto le gustaba experimentar. Lautner trabajó en este proyecto y en numerosas oportunidades con el ingeniero T.Y. Lin, pionero en hormigón pretensado.

Las habitaciones son espacios simples de piedra, hormigón y vidrio. Las rocas continúan su camino hasta convertirse en las paredes interiores de los dormitorios

El gran espacio principal está ubicado sobre una terraza cubierta de mármol sin pulir y con unos cuantos muebles de hormigón

Planos

Fotos

¿Quieres ser el primero enterarte sobre nuevas obras, aniversarios, eventos, concursos y mucho más?

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

¿Te gustan las revistas de arquitectura?

Responde a esta encuesta sobre revistas de arquitectura y participa en el sorteo de 5 suscripciones a la revista ¡que tú elijas!

Participa ahora