Puerto de la Música

Arquitecto
Diseñado en
2008
Año de Construcción
2016
Área del terreno
30000 m2
Área construida
20000 m2
Coste
U$S 10 millones
Ubicación
Rosario, Santa Fe, Argentina

Introducción

El Puerto de la Música es un complejo cultural de gran impacto visual por su destacada arquitectura, que se construirá en Argentina, en la ciudad de Rosario.

Para este importante proyecto, el gobierno provincial convocó al arquitecto brasileño Oscar Niemeyer. Será su primera obra en el país, que busca transformarse en un ícono arquitectónico de proyección global. Esto significa mucho más que un proyecto cultural para Santa Fe y la Argentina; es una oportunidad para el desarrollo integral de la ciudad y la región, que instalará a la ciudad como una de las capitales culturales de Latinoamérica.

La elección de Niemeyer a fines de 2008, tiene condimentos simbólicos interesantes, en un momento en el que el país buscó sumar esfuerzos con Brasil por la crisis internacional, y cerca de la celebración del Bicentenario de la Revolución de Mayo (25 de mayo de 2010).

Rosario ya cuenta con obras de importantes arquitectos internacionales como Alvaro Siza, Oriol Bohigas, Mario Corea Aiello y Laureano Forero. Con la presencia de una obra de Niemeyer, se pretende reproducir el impacto económico denominado “efecto Bilbao” que el País Vasco produjo con la construcción del Museo Guggenheim Bilbao de Frank Gehry en 1997 que convoca cerca de un millón de turistas mensuales.

La obra forma parte del plan estratégico de la ciudad, generado en 1994, y es la única que falta por concretarse. Un proyecto urbanístico plantea la integración del Puerto de la Música con otras obras de la ciudad como el parque Urquiza, la Fluvial y el Parque Nacional a la Bandera.

Tras su presentación en 2008, demoras en la licitación impidieron el comienzo de la construcción. El plazo de obra estimado es de dos años. Se planea su inauguración formal para el Bicentenario del día de la Independencia, el 9 de julio de 2016.

El proyecto incluye sala de conciertos, centro de exposiciones y escuela de música. Es un espacio de cultura masivo, abierto e inclusivo, dedicado a todas las artes escénicas. Por sus dimensiones, podría competir con el Teatro Colón de Buenos Aires.

Situación

El proyecto se ubica en terrenos portuarios, ocupando un predio de tres hectáreas sobre el río Paraná, desde avenida Pellegrini hasta la calle Cerrito, junto al Parque de la Bandera y el puerto.

Concepto

El conjunto está formado por una cúpula blanca junto con otros dos volúmenes: uno cilíndrico recorrido por una suave rampa y otro arqueado elevado para no interrumpir las visuales hacia el río. Los tres edificios delimitan una gran plaza pública para más de 30 mil personas.

De siluetas blancas, gráciles y puras, las curvas recuerdan a la Ópera de Sydney en Australia, aunque conceptualmente, se concibieron de diferente manera. Con un diseño novedoso e integrador, en el Puerto de la Música el espectáculo no se limita a los espectadores de la platea sino que alcanza a los de la plaza. Su escenario será visible tanto desde el interior del edificio como desde la plaza central pública.

El conjunto se inserta en un planteo general que apunta a revalorizar la costa del río Paraná.

Espacios

El auditorio cubierto en forma de cúpula cuenta con capacidad para 2.500 espectadores divididos en dos plateas, una alta y otra baja. Estas se comunican con el foyer a través de rampas y escaleras helicoidales. El escenario de 800 metros cuadrados tendrá mayor altura que la sala principal. Debajo de la platea se ubicó una escuela de música con dos auditorios para las muestras de los alumnos, espacios para exposiciones, depósitos y camarines. El total del volumen suma 18 mil metros cuadrados, con 80 metros de ancho, 120 de largo y 42 de altura, aproximadamente.

El arquitecto explicó que el aspecto exterior del proyecto fue definido de una forma no arbitraria sino que está ligada al problema estructural. La curva sobre la platea es suave para responder de forma adecuada a la acústica. La llegada al escenario exige mayor altura, por lo que otra curva se impone allí.

La explanada exterior puede albergar 30 mil personas más. Desde allí es visible el escenario del auditorio mediante la apertura de una de sus paredes.

La plaza queda delimitada por el volumen en forma de cúpula y el prisma arqueado que se encuentra al otro extremo, donde se ubican el restaurante y la sala de exposiciones. Con forma de búmeran y tres niveles, el bloque se eleva para no interrumpir las visuales al río.

Un pequeño volumen cilíndrico donde se disponen las oficinas administrativas y venta de entradas, delimita el acceso al predio. Su contorno es recorrido por una suave rampa.

El programa se completa con un estacionamiento para mil vehículos.

Materiales

La estructura principal del edificio, que a su vez otorgará su aspecto definitivo a la obra, es el hormigón armado.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!