Aeropuerto Internacinal de Denver

Ingeniero estructural
Reinhold Meyer
Promotor
Condado y ciudad de Denver
Año de Construcción
1980-1993
Área del terreno
140.000 m2
Coste
$5.000.000.000 USD
Ubicación
Denver, Colorado, Estados Unidos

Introducción

En 2007, el Aeropuerto Internacional de Denver era el undécimo aeropuerto en el mundo por tráfico de pasajeros, 136.000 pasajeros diarios, y el quinto en tránsito diario de aviones, 1.650 vuelos. En el trabajan 23.000 personas y es uno de los mayores aeropuertos del mundo.

El proyecto comenzado en 1989 por Arquitectos Pérez fue finalizado en 1995 por los arquitectos de Denver Fentress Bradburn. El pabellón exterior fue diseñado por Leo A. Daly y aunque el presupuesto inicial era de 1700 millones de dólares, debido a problemas constructivos, fue necesaria una ampliación presupuestaria que elevó finalmente los costes a 5000 millones de dólares.

Se construyó sobre un terreno de 140.000 km2, obligando a mover una cantidad de tierra equivalente a un tercio de la que se necesitó excavar para construir el Canal de Panamá.

No es una exageración decir que el Aeropuerto de Denver debe de ser manejado como si de una pequeña ciudad se tratase. De hecho, es casi como una gran ciudad, es uno de los aeropuertos más importantes del mundo y el primero que permite aterrizar tres aviones a la vez, en pistas paralelas, aún con malas condiciones atmosféricas.

  • Cuidadores

Los “cuidadores” del aeropuerto monitorizan la infraestructura multicapa a través de una serie de modelos “online” y mapas GIS. Mientras los cientos de miles de ficheros gráficos son diferentes (DWG, ARC, raster, vector) de las bases de datos Oracle, en el momento que son consultados se presentan como ficheros de Autodesk MAP.

  • Ingenieros

Los ingenieros del aeropuerto de Denver mantienen el laberinto del inmovilizado con un cluster de productos de Autodesk – incluyendo AutoCAD 2000i, MapGuide, Autodesk Map, Autodesk Land Desktop, Autodesk Survey y Autodesk Civil Design. El departamento de Dixon usa 166 gigabytes de mapas, dibujos, planos y otros documentos disponibles “on line” para el personal de aeropuerto y de las líneas aéreas. Detrás del sistema back-end de Oracle, las redes operan en un “mix” de servidores Unix y Windows NT, con un interfaz Windows para los usuarios.

Situación

Se encuentra situado en el extremo noreste de la ciudad de Denver, a 40 kilómetros de la zona céntrica, 19 kilómetros más que el aeropuerto anterior de Stapleton, al cual sustituyó, y está gestionado por el condado y la ciudad de Denver. Su dirección es 8500 Peña Boulevard, Denver, Colorado 80249-6340, Estados Unidos.

La localización tan distante fue escogida para evitar impactos sonoros en las áreas desarrolladas a la vez que tuvo en cuenta futuras extensiones. Los 130 kilómetros cuadrados de superficie ocupados por el aeropuerto son casi dos veces el área ocupada por Manhattan y es un poco más grande que la ciudad de San Francisco. Los terrenos fueron transferidos por el Condado de Adams al Condado de Denver después de una votación realizada en 1989 y aumentando un 50 por ciento el tamaño de la ciudad. La ciudad Aurora, cercana al aeropuerto, sufre grandes aglomeraciones debido al tráfico que se dirige desde Denver hacia AID por la autopista sin peaje que la atraviesa.

Concepto

El Aeropuerto Internacional de Denver, DIA, se caracteriza y distingue por el techo de fibra de vidrio en color blanco, estéticamente diseñado como reminiscencia de los picos nevados de las cercanas Montañas Rocosas.

Su estética también recuerda las antiguas “carpas o tiendas” de tela que habitaban las tribus autóctonas, resultado de la clara intención de relacionar dos culturas diametralmente opuestas.

Pabellones exteriores

La doble curvatura de la estructura evoca imágenes del vuelo y perfil de las alas de un pájaro. Por otro lado el uso de la tela estirada sobre un marco estructural se hace eco de la construcción del fuselaje de los primeros aviones diseñados por los hermanos Wright.

Características

  • Techos

El sistema de catenarias que sostienen los numerosos picos que componen el techo del aeropuerto es de cables de acero, similar en diseño al Puente de Brooklyn.

  • Puente peatonal

DIA también es conocido por un puente peatonal acristalado que conecta la Terminal con la Explanada A y que permite a los viajeros ver las diferentes capas de transportes en los niveles inferiores a la vez que ofrece impresionantes vistas de las Montañas Rocosas hacia el oeste y el altiplano hacia el este.

Gárgola en lo alto de una puerta
  • Decoración

Tanto durante su construcción como después de su apertura, el aeropuerto ha destinado parte de sus presupuestos a la decoración.

Gárgolas ocultas en maletas decoran la parte alta de las puertas de salida en las oficinas de reclamación de equipaje, el corredor de la Terminal Jeppesen y de la Plataforma A generalmente realizan exhibiciones temporales y numerosas obras de arte están presentes en el tren subterráneo que une la Terminal principal con las diferentes sub-terminales.

Espacios

Terminal Jappesen

El aeropuerto tiene una terminal principal, la Terminal Jeppesen, cuyo elemento arquitectónico principal es el techo de tela tensada y cuya superficie ocupa 140.000 metros cuadrados. Recibe el nombre de Terminal Jappesen en honor a Elrey Jppesen, pionero en seguridad aérea.

La terminal está dividida en terminal este y terminal oeste según sean llegadas o salidas, ambas conectadas a tres vestíbulos, A, B y C con 138 puertas de embarque. A estos vestíbulos se llega por un puente de pasajeros o usando un sistema de transporte subterráneo. Todas estas terminales han sido ampliadas a lo largo de los años y entre los planes figuraban la construcción de una estación de trenes de cercanías para la línea FasTracks.

Pistas de aterrizaje

El AID cuenta con seis pistas de aterrizaje, cuatro de ellas dirección norte-sur, las 17R/35L, 17L/35R, 16R/34L y16L/34R) y las otras dos este-oeste, las 8/26 y la7/25, pese a que se ha construido con capacidad para desplegar otras seis.

Cinco de las pistas tienen un largo de 3.658 metros y un ancho de 46 mientras que la longitud de la sexta es de 4.877 metros por 61 de ancho. La aproximación de los aviones a cada una de las pistas está controlada con sofisticados sistemas instrumentales permitiendo, en las de orientación norte-sur, el aterrizaje en paralelo de cuatro aviones a la vez, incluso en condiciones de visibilidad mínima. Ninguna de las pistas se entrecruza, minimizando la posibilidad de atascos o colisiones entre las aeronaves.

  • Pista16R/34L

La pista 16R/34L, es la más larga para vuelos comerciales en América del Norte, pudiendo recibir y adaptarse a la nueva generación de grandes aviones como el Airbus A380. En julio de 2004, esta pista fue galardonada con el Premio 2004 al Proyecto de Aprovechamiento por la Asociación de Gestión de la Construcción de América (ACMA). La categoría del premio es para proyectos públicos por valor de más de 100 millones de dólares.

Torres de control

El control del tráfico aéreo en la Torre de Control de Aproximación por Radar guía a los aviones dentro de un área de hasta 72,50 km del aeropuerto y una altitud de 7.300 metros. La torre se encuentra aproximadamente a 4.80 km al sur de las terminales de pasajeros.

La alta torre de control, 99,50 metros, está ubicada junto a la Terminal C, la más septentrional de las terminales aéreas y ofrece una vista sin obstáculos de todas las pistas.

Pabellones de espera exteriores

El sistema de pabellones exteriores ofrece un lugar cubierto en las zonas de espera tanto para los pasajeros de recogida como para los que parten del DIA. La zona se compone de dos pabellones de 800 metros de largo que están adyacentes a los alzados de las terminales este y oeste.

Su diseño debió tener en cuenta varios retos:

Para empezar, la copa debía cumplir con los límites de altura destinados a permitir la vista de las cercanas Montañas Rocosas, además, la ubicación del dosel en la parte superior de la estructura vial existente limitaba su peso y restringía el soporte de columnas, debiendo ser colocadas a intervalos de 18 metros.

La circulación de vehículos de emergencia requiere una altura libre mínima de 4,60 metros y una abertura central para ventilación natural de humos y gases.

Dado el clima de Denver y el potencial para cargas pesadas de nieve en la cubierta durante los meses de invierno, el diseño también se tuvo que acomodar a la acumulación de nieve y al derramamiento de la misma al derretirse.

El arquitecto Leo A. Daly hizo frente a estos puntos creando una estructura ligera de fibra de vidrio con revestimiento de teflón tensado sobre una estructura de acero pintada de blanco. La suave curvatura de las piezas principales de acero descansan sobre un “árbol” formado por cuatro columnas de acero ubicado en cada uno de los puntos de apoyo, creando una base estable para las vigas de gran luz y ofreciendo un canal oculto para el drenaje, la electricidad y rociadores contra incendios. Las bases de estas columnas están protegidas con hormigón.

Encima de cada pieza principal de acero curvado apoyan otras dos barras secundarias que soportan la tela estirada que forma la cubierta y protege las islas peatonales y caminos inferiores. La tela traslúcida produce una solución de alta eficiencia energética: crea un área de espera brillante para los pasajeros, difusamente iluminada durante el día y actuando como un reflector para crear una suave y uniforme luz nocturna.

Parking

Hay muchas opciones de estacionamiento en el aeropuerto, incluyendo dos aparcamientos a corto plazo, que se encuentra justo al este y al oeste de la Terminal. Hay más de 7.000 plazas en cada garaje. También existe un parking descubierto para estacionamientos a largo plazo localizado al sur del Boulevard Peña, sobre la 75th Avenue, y dotado con un servicio de lanzadera.

Estructura

Desde lejos y a simple vista el Aeropuerto de Denver semeja una “toldería” indígena similar a las habitadas antiguamente por las tribus autóctonas de la zona. Existe una versión, sobre el primer proyecto para el aeropuerto, que explica que durante su construcción no aguantó los fuertes vientos que soplan en la zona y fue necesario retomar las antiguas formas de las “tiendas” indígenas, modificando el proyecto original y por consiguiente disparando el presupuesto inicial.

Amedida que nos acercamos se puede comprobar que sus formas, similares a las tiendas de tela, fueron realizadas con una estructura de tracción que cobija volúmenes prismáticos en los que predomina el acero, el cristal, el hormigón y la tecnología de alta complejidad, característica de las nuevas corrientes estilísticas. Las tensoestructuras de la obra comparten el hecho arquitectónico con materiales y técnicas sofisticadas, convirtiéndose en verdadero soporte estructural ante las fuerzas naturales generadas en el exterior.

Materiales

  • La pista de tres kilómetros de largo fue pavimentada en sólo 41 días. Para lograrlo el contratista colocó un promedio de 3134.67 m³ de pavimento diario, utilizando un total de

128.521 m³.

  • El Aeropuerto Internacional de Denver cuenta con seis plataformas de deshielo y cada una de ellas puede atender hasta seis aeronaves a la vez. Los líquidos de deshielo se recogen mediante tuberías que los devuelven a los tanques de almacenamiento para su reciclaje.
  • Todo el recinto ofrece al usuario un servicio libre de Wi-Fi, sistemas de climatización de última tecnología, grandes paredes de cristal térmico y todos los avances necesarios para que los viajeros se sientan cómodos.
  • Debajo del aeropuerto existe un sistema gigante de raíles, redes de desagüe, cintas transportadoras de equipaje, conducciones de gas, agua, electricidad, 8046.72 km de cable de fibra óptica y 18.2901 km de hilo de cobre, suficiente, según indica el aeropuerto, “para unir New York y Buenos Aires“.
  • El suelo está terminado a base de piedras de granito importadas de todas partes del mundo y la superficie exterior e interior del techo está recubierta de teflón tejido con fibra óptica, un material que refleja el 90% de la luz del sol sin conducir el calor y permite ver dentro del aeropuerto por medio del radar y localizar las huellas de calor

Arte

Mustang

Numerosas obras de arte se despliegan por todo el recinto del Aeropuerto Internacional de Denver. “Mustang” del artista de Nuevo México Luis Jiménez, fue uno de los primeros encargos de arte público encargados por el aeropuerto en 1993. Se trata de una escultura de fibra de vidrio azul con brillantes ojos rojos. Este caballo parado sobre las patas traseras mide 9,8 metros de alto, pesa 4.100 kilos y recibe al viajero que se acerca al aeropuerto.

El aeropuerto cuenta con defensores y detractores; éstos últimos afirman que es un lugar absolutamente extraño donde uno se siente mal teniendo que contemplar las imágenes que muestran sus escalofriantes murales llenos de oscura simbología.

Energía Solar

En agosto de 2008, un sistema de 2 MW de energía solar se instaló en el aeropuerto. Dicho sistema fotovoltaico, que ocupa 7,5 hectáreas en la zona de la entrada, genera más de 3 millones de kilovatios/hora de electricidad limpia al año. Este proyecto solar que es una de las mayores instalaciones solares en los aeropuertos públicos de Estados Unidos apoya el compromiso de Denver con la sostenibilidad del medio ambiente ya que reduce las emisiones de carbono a la atmósfera.

Diseñado e instalado por WorldWater, el sistema utiliza más de 9.200 paneles solares de Sharp. Dichos paneles emplean un sistema de eje simple que realiza el seguimiento del sol durante el día para una mayor eficiencia y producción de energía.

Planos

Fotos

Fotos WikiArquitectura (Agosto 2009)

Otras Fotos

¿Quieres ser el primero enterarte sobre nuevas obras, aniversarios, eventos, concursos y mucho más?

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

¿Te gustan las revistas de arquitectura?

Responde a esta encuesta sobre revistas de arquitectura y participa en el sorteo de 5 suscripciones a la revista ¡que tú elijas!

Participa ahora