Ambulatorio en Castelló d’Empúries

Ingeniero estructural
Gerardo Rodríguez
Año de Construcción
2002-2007
Área construida
900 m2
Coste
1.032.154 €
Ubicación
Castelló d'Empúries, Gerona, España

Introducción

Se trata de un proyecto promovido por el gobierno central de Cataluña (Generalitat de Catalunya) dentro del proyecto “CatSalut”, ya que las competencias en materia de salud del municipio son responsabilidad del gobierno y no del ayuntamiento.

Se encargó la creación de un centro de atención primaria donde poder atender a los pacientes y dar solución a problemas menores o ser diagnosticados y redirigidos a centros especializados o a hospitales con más capacidad y recursos en las cercanas capitales de comarca como Gerona o Barcelona.

En el centro también se encuentran algunas consultas fijas que ofrecen desde allí sus servicios completos, como es el caso del área de odontología.

Situación

Castelló d’Empúries es un municipio de unos 11.653 habitantes situado en la comarca del Alto Ampurdán, en la provincia de Gerona, España. Se encuentra a unos 17 m de altitud sobre el nivel del mar y tiene una superficie considerablemente grande: 42,3 km² (en las cuales se incluye el Parque Natural de “Els Aiguamolls de l’Empordà” y tierras de cultivo).

Tiene dos núcleos de población: El primero el núcleo medieval de Castelló d’Empúries, en el interior, y el segundo y más moderno, Ampuria Brava, sobre la costa.

El ambulatorio se sitúa en la periferia del núcleo antiguo, sobre su lado este, en un terreno en esquina delimitado por la Calle Marin y la Calle del Rentador.

Concepto

Las lineas verticales de la fachada remiten al cañaveral cercano

El proyecto se rige por dos principios conceptuales básicos: uno más relacionado con el interior y la experiencia que el usuario tendrá en él y el otro más ligado a la forma y materialidad del edificio.
Ambos conceptos mantienen una estrecha relación entre sí, dejando ver pequeñas muestras de sí mismos tanto en el interior como en el exterior y dándole al proyecto una solidez y consistencia que le dan al edificio un carácter y una personalidad propios.

Desde el exterior el edificio intenta aportar, en una nueva zona de crecimiento urbano, un toque moderno que sirva como punto de referencia para el área, sin que esta modernidad signifique desentenderse del entorno que lo rodea creando un volumen demasiado purista y frio.

Frente a él, a lo largo de la Calle der Rentador, transcurre un arroyo practicamente cubierto por una masa vegetal frondosa.
Esta masa vegetal está formada básicamente por cañas, elementos verticales de una gran esbeltez y fragilidad que adquieren tonalidades cambiantes según la época de año, pasando de los verdes a los amarillos, y de aquí a los grises para volver a comenzar su ciclo natural nuevamente.
El arroyo y la masa vegetal se convierten en un importante elemento de diseño ya que el ambulatorio pretende ser un reflejo de éstos.
De ahí la decoración de sus fachadas con franjas verticales de distintos gruesos y tonalidades que nacen desde un terreno ocasionalmente inundable al igual que lo hacen las cañas sobre la orilla del arroyo.

En el interior se han intentado evitar las situaciones incómodas usuales en este tipo de equipamientos, las grandes salas de espera donde se agrupa a todos los pacientes sin diferenciar sus patologías y la usual apertura de estas salas hacia el exterior con el objetivo de ofrecer una estancia más agradable al paciente pero que muchas veces se transforman en todo lo contrario, una situación indeseable ya que los pacientes quedan expuestos totalmente al exterior, negándoseles toda privacidad de cara a los transeúntes en sus momentos más vulnerables.

En el ambulatorio de Castelló d’Empúries se han solucionado estos aspectos, multiplicando las salas de espera a la vez que se reducen sus dimensiones a una escala más doméstica y relacionándolas con un entorno exterior controlado en forma de patios interiores decorados con plantas de bambú que remiten a los frondosos cañaverales que se encuentran sobre el arroyo que discurre al otro lado de la calle.

Descripción

El edificio se presenta como un volumen paralepipédico simple al que se le han ido realizando diversas operaciones de adición y substracción hasta lograr su forma definitiva.

Quizá queriéndole dar un aire más irreal, creando una sensación más de objeto conceptual que de material tangible y habitable, como si de una maqueta se tratase, se han tratado las caras resultantes de la substracción de pequeños volúmenes sobre el volumen principal con chapas lisas de color negro.
Como si en realidad nos encontrásemos frente a un volumen inicialmente negro sobre el que se han pintado unas franjas verticales de colores y al cortar una pequeña porción de este volviésemos a descubrir la materia de la que está hecho.
Estas operaciones de substracción se realizan en dos de las esquinas del volumen. Una en el nivel superior, dando lugar a una terraza reservada al personal del centro, y otra en el nivel inferior, donde se sitúa la entrada.

Este volumen de aristas rectas y geometría bien definida parece estar levitando a unos pocos centímetros del suelo, ya que su fachada se interrumpe antes de alcanzar el terreno dejando lugar a un zócalo ligeramente retraído que evita que las frecuentes inundaciones a las que se ve sometido el terreno manchen las fachadas.

Espacios

El edificio se articula a partir de un pasillo central que actúa como eje vertebrador del programa.

En planta baja se colocan un total de 12 consultas organizadas a lado y lado de dicho eje e intercaladas con cinco patios. Cada consulta cuenta con su propia sala de espera de reducidas dimensiones, respetando uno de los conceptos principales de la propuesta.
En planta baja también se encuentran el acceso, la recepción junto con algunas dependencias de apoyo anexas y los servicios.

El nivel superior queda reservado al personal del centro. En el encontramos vestuarios, servicios, salas de reuniones, etc.

Materiales

En el exterior se han revocado las fachadas con mortero para ser posteriormente pintadas. Los planos resultantes de las incisiones sobre el volumen principal que representan la terraza del piso superior y el acceso se han revestido con chapa metálica negra lisa fijada con remaches.

En el interior se ha utilizado un pavimento marmóreo gris sin junta que confiere un aspecto continuo a todo el conjunto.

Las paredes del pasillo central se han terminado con paneles de madera lacada en color verde, algo que no sólo resalta el papel de este eje dentro del edificio si no que le da una identidad propia, algo que el usuario recordará una vez haya abandonado el centro.
En las áreas de consulta y espera se han combinado las paredes revocadas y pintadas de color blanco con planos de piezas de gresite en color gris y cristaleras que dan a los patios.

El techo se ha rebajado en todo el centro mediante un falso techo que permite a su vez la circulación de las instalaciones. Este falso techo se ha terminado en blanco liso a lo largo del pasillo central y con piezas moduladas registrables sobre las áreas de espera, enfatizando la división entre los espacios sin barreras físicas.

Planos

Fotos

Adrià Goula a la Finalización de las Obras

Septiembre del 2009

¡Los WikiArquitectura Student Awards acaban de empezar!

Si eres estudiante de arquitectura envíanos tu mejor trabajo del año y opta a ganar increíbles premios y ver tu trabajo publicado en la portada de WikiArquitectura. El registro es ¡GRATIS! 

¡Apúntate GRATIS!