Banyan Tree Corniche Bay

Arquitecto
Diseñado en
2007
Ubicación
Bahía de Corniche, República de Mauricio

Introducción

Sir Norman Foster presenta un proyecto al que no nos tiene tan acostumbrados: una serie de cabañas para un resort turístico.

Su fuerte son los grandes edificios, las estructuras empresariales, los masterplans, aeropuertos (como el gigantesco de Beijing inaugurado con motivo de las olimpiadas), teatros… pero esta obra permite ver a un Foster más cercano, un diseño habitable, a nivel humano. Pensado para el relax, para el confort de sus ocupantes, estas casas de lujo nos hacen soñar con su diseño fresco y natural, con vacaciones idílicas entre maderas de bambú y mar turquesa.

Situación

El emplazamiento que inspiró esta obra no es otro que la Isla Mauricio, oficialmente la República de Mauricio, es un país insular ubicado al suroeste del Océano Índico, a 900 kilómetros de las costas orientales de Madagascar y aproximadamente a 3.943 kilómetros al suroeste de la India. Además de la isla de Mauricio, la república incluye las islas de San Brandón o Cargados Carajos, Rodrigues y las Islas Agalega.

El Banyan Tree Corniche Bay, el complejo en cuestión, se realizará como su propio nombre indica en la bahía de Corniche al sur oestes de la Isla de Mauricio. El lujoso complejo turístico estará inmerso en la rica vegetación tropical de la zona, con una vista insuperable de la montaña de Morne Brabant, sitio natural que forma parte del Patrimonio de la Humanidad Unesco.

La costa a la que se enfrenta el proyecto es una de las más bellas del mundo y está formada por arrecifes de corales.

Concepto

Materiales naturales, agua y vegetación son los elementos dominantes del proyecto, cuya inspiración en los principios de la arquitectura sostenible se debe entender -explican los proyectistas- no sólo en términos de ahorro energético, sino también en cuanto a su relación con el paisaje natural destinado a acoger la nueva estructura.

Los distintos volúmenes están conectados por cubiertas onduladas en madera natural, cuya geometría permite la máxima ventilación natural, además de consentir la recolección de agua de lluvia para reciclar. Además, la energía solar será utilizada para permitir el funcionamiento de vehículos eléctricos para los traslados dentro del resort.

“Nuestro proyecto para el nuevo resort en la Bahía de Corniche -comenta David Summerfield del estudio Foster & Partners- combina el lujo con innovativas estrategias ambientales que preservan el indiscutido rol dominante del paisaje natural. Hemos elegido usar materiales locales y hemos integrado sistemas de alta eficiencia energética de modo tal que el lujo se pudiera transformar en autosuficiencia energética”.

Lujo íntimo en medio de la foresta. Como explican desde el sitio oficial del emprendimiento, “Banyan Tree Corniche Bay es la nueva definición de la vida en una isla exótica: cabañas individuales en la montaña cobijadas por una hectárea de jardines perfectamente diseñados que gozan de ininterrumpidas vistas hacia el océano Indico.

El concepto sobre el que trabajaron los arquitectos fue “discreción e inteligencia ambiental”, para lograr un refugio de lujo, pero que se inserte armónicamente con el paisaje.

Espacios

El complejo además cuenta con una espectacular cancha de golf de diseñada por Gary Player y el Banyan Tree Hotel y Spa, dentro del resort, sobre la orilla del mar.

La inspiración de la arquitectura de las cabañas evolucionó a partir de una sola línea que luego se transformó en una infinidad de curvas para reflejar la topografía de la tierra. Son seis tipos de cabañas, todas conectadas a través del lenguaje común de los techos, lo que crea una familia de diseño uniforme. Tienen una superficie total que oscila entre 540 y 930 m² , y todas las cabañas están ubicadas en lotes de entre 0,8 y 1,25 hectáreas.

Entre sus comodidades, están dotadas de piscinas individuales, jacuzzi, deck de yoga, home theater exterior, las habitaciones principales conectan con la piscina y tienen un baño con sauna y spa, además de habitaciones para leer y relajarse.

Tipos de Viviendas

Tipo I1

Las viviendas I1 son las más sencillas aunque no por ello menos completas. Su nombre viene dado por su forma sencilla, longitudinal y de una sola crujía.
Su superficie construida es de 279 m2 servidas por 110 m2 más de terrazas.

Bajo su losa ondulante que la relaciona con sus hermanas vecinas se colocan tres dormitorios completos en suite, cocina, comedor, sala de estar, office, baño de cortesía y sala de lavandería.

La crujía se divide en 8 módulos, 6 de ellos grandes donde se sitúan las aéreas funcionales antes mencionadas y 2 más pequeños que sirven como espacios de transición. Estos módulos de transición separan los dormitorios de las zonas de actividades diurnas; uno lo hace mediante un patio interior ajardinado que finaliza en un Jacuzzi y el otro alojando tanto el acceso como un estanque de agua que se comunica además con las piscinas exteriores.

Por el lado sobre el que se abre la casa encontramos una amplia terraza cubierta en parte por la misma cubierta que cubre la vivienda. Delimitando el espacio de estas terrazas las dos piscinas alargadas que enmarcan el ámbito de la construcción.
Una pequeña porción de la terraza se desprende y se aleja para crear un espacio independiente del resto de la casa donde si sitúa una mesa para comidas en el exterior y desde donde se puede contemplar la vivienda en su totalidad desde una perspectiva diferente.

Una construcción auxiliar alberga las dependencias del servicio así como un porche cubierto para vehículos.

Tipo I2

Las viviendas del tipo I2 no son más que una pequeña variación sobre las I1. Tanto su superficie construida como la de sus terrazas se mantiene.

Los únicos cambios con respecto a su hermana gemela se manifiestan en las dos crujías menores correspondientes a los espacios de transición.

El primero sigue alojando el acceso peatonal y el estanque, aunque este ya no se comunica con las piscinas principales. Como fondo de esta crujía de entrada se sitúa en este caso el jacuzzi ya en la terraza frontal.

El segundo de los espacios de transición ya no contiene un patio interior ajardinado sino que contiene en este caso la piscina principal de la casa que discurre desde el interior hasta el exterior dividiendo la terraza principal. Parte de la piscina principal que pues cubierta por la losa de la vivienda y parte al aire libre.

Tipo S

Podríamos dividir la planta, esta vez no tanto en crujías como en los dos tramos de la “S”, el cóncavo y el convexo articulados por el punto de inflexión donde se sitúa el acceso y un pequeño estanque. Los dos perímetros cóncavos dan lugar a dos construcciones circulares; por el lado del acceso esta construcción corresponde a una pequeña rotonda que permite realizar las maniobras necesarias a los vehículos y por el lado de las vistas corresponde a una piscina circular. Estas dos construcciones especiales quedan abrazadas por las formas de la vivienda.

Una vez dentro de la casa encontramos en el ala que ofrece su lado convexo al paisaje la zona pública de la vivienda con recibidor, cocina, comedor, sala de estar principal y secundaria, estudio, baño de cortesía y sala de lavandería.
En el ala que ofrece su lado convexo a la paisaje encontramos el sector de noche con cuatro dormitorios en suite. Cada uno de estos dormitorios cuenta además con una pequeña sala privada.

Las dos alas de la vivienda se relacionan por un área de circulación que transcurre por el perímetro que se ofrece a las vistas y que es en realidad doble ya que se da por el interior de la casa y por el exterior ya que es en este lado donde se sitúa un gran porche cubierto que recorre la casa de punta a punta.

Una pequeña superficie alejada de la vivienda acoge el comedor de verano y ofrece unas vistas singulares sobre la vivienda.

Una construcción auxiliar alberga las dependencias del servicio así como un porche cubierto para vehículos.

Tipo U1

Las viviendas U1 son, por decirlo de alguna manera, las mas fragmentadas. Cuentan con una superficie cubierta de 116 metros cuadrados y se desarrollan no en forma de “U” como se entiende un sentido clásico con tres alas que se abren sobre un patio central sino más bien como un cuarto de circulo que vuelca sobre su lado exterior.

Por su lado interior, el lado del acceso, existe una rotonda que permite a los vehículos acercarse hasta la vivienda. El centro de esta rotonda coincide con el centro del imaginario abanico del cual la vivienda es un segmento.

Ya en el interior encontramos los mismos espacios que en las demás viviendas organizados según dos espacios de transición. El primero es la entrada con un gran estanque que culmina con vistas sobre la piscina exterior y el segundo una terraza cubierta o espacio “Chill Out” con jacuzzi.
Entre estos dos espacios se sitúa la zona de día de la casa mientras que entre los espacios de transición y los extremos de la casa se sitúan los dormitorios, uno en el lado del acceso y tres más pasando la terraza cubierta.

Todo el perímetro exterior del abanico se encuentra, como en las demás viviendas, protegido por un alero bajo el que se sitúa un porche que se prolonga a lo largo de toda la fachada y que se delimita en parte por el otro lado por la piscina exterior.

Una construcción auxiliar alberga las dependencias del servicio así como un porche cubierto para vehículos.

Tipo U2

Las viviendas “U2” son una pequeñísima variación sobre las “U1”. Su superficie cubierta es la misma, al igual que el programa que se desarrolla en su interior.

Las únicas diferencias las encontramos en el acceso y en la piscina.
En el acceso no encontramos la rotonda que permite el acercamiento de los vehículos sino que estos deben ser aparcados a una cierta distancia y se accede a la casa por un camino sinuoso.
La piscina en esta ocasión se traslada del perímetro del porche al espacio de transición de la terraza cubierta, quedando una piscina exterior con zona cubierta y zona descubierta.

Tipo T

La diferencia principal de la casa “T” de 212 metros cuadrados de superficie cubierta viene dada por el acceso que se realiza por un nivel superior donde se sitúa también el aparcamiento y las dependencias del servicio. Se baja sin embargo inmediatamente a la plata baja y principal tras haber atravesado una pasarela en el aire hasta la vivienda.

Esta casa es en realidad “dos casas” o “una casa y media”. Se accede por un volumen central cubierto pero abierto donde se sitúa un estanque, la piscina y un espacio de esta al exterior. Todo articulado por una pieza central que es un árbol y que se eleva perforando la cubierta y creando de esta forma un “patio” dentro de este ya de por si patio de la casa.

A un lado de este volumen central encontramos un pequeño modulo secundario prácticamente independiente con dormitorio, baño y sala de estar que depende únicamente del otro modulo para cocinar alimentos.

Al otro lado del modulo central encontramos la vivienda principal con los diferentes ambientes yuxtapuestos, empezando por la zona de día con concina, comedor, sala de estar, lavandería y baño de cortesía y seguido un segundo salón con cierta privacidad y tres dormitorios con baños propio.

En total se trata de una vivienda con 4 dormitorios, con el matiz de que uno de ellos cobra más independencia sobre el resto al separarse por un gran espacio exterior.

Volvemos a encontrar nuevamente en esta tipología de vivienda el porche que acompaña el frente de la casa en todo su recorrido.

Estructura

En su afán por mimetizarse con su entorno la estructura de las viviendas se ha proyectado en madera al igual que las cabañas que los indígenas construyen en estado salvaje.

Las viviendas de Foster sin embargo están muy lejos de las cabañas salvajes. En lo que se refiere a cerramientos verticales poco hay que decir, sin embargo la cubierta es lo primero que nos llama la atención y capta todo nuestro interés.

Se trata de una losa ondulante, sinuosa, orgánica como la selva que la rodea. Las vigas de madera se colocan con diferentes inclinaciones permitiendo crear sobre ellas una superficie reglada. Es inevitable que estas formas nos recuerden a la escuela proyectada por Gaudí para los hijos de los obreros de la Sagrada Familia.
En el interior esta cubierta reglada genera espacios dinámicos, con diferentes alturas y que fugan hacia el exterior poniendo el interior en contacto con su entorno.

Materiales

Debido a la situación aislada de las Islas Mauricio y también para crear un vinculo entre el paisaje del lugar y las nuevas construcciones lo más estrecho posible se utilizaron materiales autóctonos en la medida de lo posible.

Estos materiales además de crear ese lazo de unión entre la naturaleza de isla y las viviendas favorece el buen envejecimiento de las construcciones ya que los materiales están preparados para soportar las condiciones climáticas de la zona.

El material principal es la madera con la que se soluciona en su gran mayoría estructura y cubiertas. El agua es el segundo elemento que se encuentra presente en todos los rincones del proyecto favoreciendo una vez más la integración de las viviendas con su entorno natural salvaje.

Planos

Fotos

¡Los WikiArquitectura Student Awards acaban de empezar!

Si eres estudiante de arquitectura envíanos tu mejor trabajo del año y opta a ganar increíbles premios y ver tu trabajo publicado en la portada de WikiArquitectura. El registro es ¡GRATIS! 

¡Apúntate GRATIS!