Paisajista
Roberto Burle Marx
Ubicación
La Habana, Cuba

Introducción

La Casa de Schulthess fue construida por el arquitecto Richard Neutra en colaboración con el paisajista brasileño Roberto Burle Marx y el arquitecto cubano Raúl Álvarez en 1955.

La obra fue producto de un encargo del representante de la compañía suiza Nestlé en La Habana, Alfred de Schulthess. Sin embargo, solo vivió allí durante cuatro años (1956-1960). Desde entonces, funciona como residencia del embajador Suizo.

Richard Neutra concretó con esta casa, su primera obra de arquitectura moderna tropical, enfrentándose al desafío de diseñar una casa dentro de un contexto cultural diferente del propio.

Antes de la revolución de 1959, La Habana fue uno de los baluartes de la arquitectura moderna de los años 50 y 60. La residencia del embajador suizo es testigo de esta arquitectura moderna en Cuba, la cual fue declarada por la Revolución, como un modelo fuera de producción.

Otras obras han sobrevivido también a más de 50 años de revolución y socialismo en Playa del Este, en Santiago de Cuba y en otras ciudades cubanas.

Estas construcciones son hoy en día punto fijo de la intensidad de un tiempo en el que la arquitectura, en la Cuba prerrevolucionaria, estaba ampliamente dirigida a la cultura de construcción y de vivienda de los Estados Unidos y Europa.

Tras la revolución, en el auge socialista, Fidel Castro apostó por la construcción con placas y por la arquitectura colonial.
En 1958, la obra recibió el premio Medalla de Oro del Colegio Nacional de Arquitectos.

Al cumplir medio siglo y en plena concordancia con el enfoque modernista de la Tercera Bienal de Arquitectura, fue honrada en La Habana con una exposición. La Biblioteca Rubén Martínez Villena de la Plaza de Armas acogió un suceso trascendental para la memoria del patrimonio arquitectónico nacional, exponiendo en sus salas los más importantes documentos del proceso creativo y constructivo de la paradigmática obra. Esta presentación pública fue apoyada por la Embajada Suiza, el Patronato de la Ciudad de La Habana y diversas firmas y organizaciones suizas domiciliadas en Cuba.

Situación

Se ubica en La Habana, en un barrio residencial de baja densidad, cerca del laguito de Cubanacán. El terreno ocupa casi tres hectáreas.

Concepto

El arquitecto partió de la idea de que los seres humanos, especialmente en los países tropicales, no se encierran dentro de sus casas.

Como consecuencia de este pensamiento, planteó una rigurosa y elegante estructura geométrica abierta, acompañada por una vanguardista propuesta de protección ambiental y de la vivienda compatible con la naturaleza.

Espacios

El volumen consiste en un extenso cuerpo de dos pisos. En la planta baja se ubican los espacios sociales y dos estudios, mientras que los dormitorios se encuentran en planta alta. En los extremos se adosan dos bloques destinados a otras funciones.

Entre las fachadas más interesantes está la orientada hacia el norte y el jardín, con vistas a la piscina y a un estanque de agua.

Los interiores de la casa con las transparencias otorgadas por grandes ventanales de vidrio mantienen una estrecha relación con los espacios exteriores, de manera que la naturaleza está presente en todos los ambientes. Con estos elementos, junto a las amplias terrazas, se refleja la advocación del arquitecto por la vida al aire libre.

La planta baja es una gran sala rectangular, cuyo espacio es moldeado por distintas alturas de suelo y techo de madera y paneles deslizantes, y un sentido de transparencia que transmite la sensación de estar en un porche. El espacio, de modo dinámico y fluido en la entrada y pasillos, es estable y acogedor en las salas de recepción.

Materiales

Predominan el hormigón armado y la madera tropical.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!