Diseñado en
2002
Año de Construcción
2005
Área construida
17.400 m2
Ubicación
Kona, Hawai
>

Introducción

La obra fue diseñada por el equipo de arquitectos del estudio Legorreta-Legorreta, por encargo de una pareja estadounidense.

Los clientes habían conocido el trabajo de los arquitectos mexicanos años atrás y decidieron encomendarles el diseño de su casa de retiro en Hawai.

Si bien la obra fue proyectada en 2002, se concluyó en el año 2005.

Situación

La casa se encuentra en el distrito Kona de la isla llamada Big Island del Estado de Hawái. Está localizada en la costa noroeste de la isla, en la mitad de un desierto de lava negra.

Desde allí se pueden apreciar las vistas hacia el Océano Pacífico, ya que el solar se ubica justo frente a la costa.

Concepto

Un aspecto fundamental en el proceso de diseño fue la cercana relación de la obra con la naturaleza.

Las vistas, el contacto con el mar y el sitio toman gran importancia, así como la relación entre el interior y el exterior.

La casa se caracteriza por su simpleza, sus patios y el uso del agua en las albercas y espejos de agua.

Espacios

La casa fue diseñada principalmente en un nivel para estar en contacto cercano con el sitio. Su volumetría se cierra casi completamente sobre la calle, mientras que del lado del océano, se abre hacia el paisaje.

Desde la calle, se accede por un volumen en forma de torre, que conduce a un patio interior. Este es el espacio principal de la casa. Allí se destacan un gran espejo de agua y una pirámide invertida de lava negra. El patio, además de ser un espacio escultural, funciona como distribuidor de la casa, ya que desde allí se puede ir al área social, la sal de estar y el comedor, o bien se accede a un departamento formado por una sala, un comedor, una cocina pequeña, una recámara y un baño.
El patio también da acceso a las escaleras que van hacia una de las recámaras del piso superior. Además, desde el patio, se destacan las vistas del Océano Pacífico que, debido a las relaciones de las áreas interiores y exteriores, puede ser observado a través de la sala y una terraza.

La sala de estar se caracteriza por su gran altura y por su cubierta curva que parece estar flotando. De ahí se puede entrar hacia la izquierda, a la recámara principal, una oficina y dos habitaciones de huéspedes. Uno de estos dormitorios flota en un espejo de agua de lava negra, con dos lados completamente vidriados que diluyen los límites interior-exterior. El otro dormitorio se ubica en un segundo nivel con una extensa terraza.

Materiales

Se utilizó piedra, vidrio, hormigón y madera.

Plano

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!