Arquitecto
Arquitecto asociado
Herbert Beckhard
Paisajista
Daniel Kiley
Constructora
Harry H. Hudgins
Promotor
Arthur y Edith Hooper
Año de Construcción
1958 - 1959
Pisos
2
Área construida
650,32m2
Ubicación
Bare Hills, Baltimore, Maryland, Estados Unidos

Introducción

La Hooper House, también conocida como Hooper House II, fue encargada por la filántropa Edith Hooper y diseñada por los arquitectos Marcel Breuer y Herbert Beckhard.

Se trata de la segunda casa que el arquitecto diseñó para la familia Hooper. Terminada de construir en 1959 se la conoce como Casa Hoopper II.  La anterior fue en 1948 también en Baltimore.

El Dr. Richard North compró, en 1996, la casa a los herederos de la señora Hooper y ha mantenido  el mismo espíritu de alojamiento tranquilo con la joya modernista de Marcel Breuer.

Aunque fue reformada justo antes de que él la comprara, la casa no ha cambiado mucho  desde que se construyó como un retiro idílico cerca de la ciudad. Se quitaron los mosaicos acústicos viejos y descoloridos en favor de paneles de yeso en el techo.  Se limpió un derrame de petróleo vertido en el sótano y se reemplazaron algunas de las puertas corredizas de vidrio del piso al techo.

North reemplazó el techo y colocó puertas de vidrio en las chimeneas de  la sala de juegos de los niños y de la sala de estar, consideró derribar parte de una pared para agregar una ventana de paso a la cocina con tragaluz, pero no realizó este cambio. Agregó puertas a la cochera  y convirtió los establos contiguos en más espacio de garaje.

Situación

La casa está ubicada en Copper Hill Road, Baltimore, Maryland, Estados Unidos, en un entorno natural frente a un lago y adyacente al santuario de aves de la ciudad.  

Breuer aprovechó el desnivel del solar para ubicar los dos niveles de la construcción.

Concepto

La Casa Hooper es un ejemplo de libro de la casa “bi-nuclear” de Breuer. Un hogar en el cual están divididos los espacios para adultos y para niños.

«…Quieres vivir con los niños, pero también quieres estar libre de ellos  y ellos quieren estar libres de ti…», escribió Breuer en 1955, una comprensión del equilibrio de poder familiar.

Pese a las reformas, la casa conserva sus características originales, se trata de una edificación baja de planta rectangular en la que se combinan con gusto y cuidado piedras de campo y extensiones de vidrio.

Espacios

Breuer diseñó la casa con una planta rectangular a nivel de suelo y un subsuelo perpendicular al piso principal, superponiéndose sólo en una esquina.  Un muro grueso de piedra en el oeste, un patio cuadrado central con una abertura rectangular cortada en su muro este y vidrio casi en todas partes.

Planta principal

Un patio central divide la casa en áreas de estar, comedor, cocina, entretenimiento, zona familiar y 6 dormitorios.  La puerta principal, única abertura en la austera fachada de entrada,  da al centro del patio, donde las puertas de vidrio y una gran abertura rectangular en la piedra de la pared trasera enmarcan una vista sin obstáculos  a través de la casa y del lago Roland hacia el este.

Una vez dentro de la casa todas las habitaciones, excepto los baños, la «habitación familiar» y la cocina, están ubicadas a lo largo del perímetro, por lo tanto, tienen una pared completa de vidrio, la mitad de la cual es una puerta corrediza, también  de vidrio, desde el piso al techo.

A la cocina, la sala y el comedor se accede girando a la derecha desde la puerta de entrada, el ala sur, mientras que a la izquierda  los 6 dormitorios y 3 baños rodean la sala de juegos en el ala norte.  Esta división “bi-nuclear” es una clara declaración del equilibrio que el arquitecto concebía para la vida en familia.

Subsuelo

El nivel inferior subterráneo contenía principalmente espacios de servicio como el apartamento del cuidador, los establos, la cochera y la sala de calderas.

Además de los detalles singulares dentro de la casa, la Hooper House II es una casa larga y baja que admite una conexión fantástica entre el interior y el exterior. Gracias a una cuidadosa selección de materiales naturales y grandes extensiones de vidrio, que hacen que la continuidad entre el interior y el exterior sea sencilla. Las formas simples se suman al flujo natural entre los espacios.

Materiales

En la Casa Hooper se combinan los muros de piedra de Meryland con paredes de vidrio en gran parte de las fachadas.

Los gruesos muros de piedra se complementan con un impresionante sistema de gestión del ruido colocando placas acústicas en los cielorrasos, de modo que los adultos pueden entretener a los invitados en el ala sur sin molestar a los niños en el ala norte. En el interior las paredes rústicas de piedra se combinan con algunos muros recubiertos con yeso y pintados de gris.

Se ha utilizado madera de cedro para revestir los dormitorios y baldosas de vinilo para los suelos, a excepción del dormitorio principal que está alfombrado.

Cuando se construyó esta casa, el vidrio aislante no era tan común como lo es hoy, especialmente para ventanas de hasta 3m de altura por lo que todo el acristalamiento de la casa es de vidrio simple de 1/4″.

En el subsuelo las paredes exteriores son de hormigón visto, con las huellas dejadas por el encofrado.

Planos

Fotos

Fotos archivo

Otras fotos

Casa Hooper II
Planta principal y alzado
Subsuelo
Alzados
1 / 15