Año de Construcción
2002
Ubicación
Leerdam, Holanda

Introducción

La casa Laminata en Leerdam, Países Bajos, hogar de la industria del vidrio holandesa, fue programada como casa de cristal para un artista y diseñada por Kruunenberg Van der Erve Architecten (Gerard Kruunenberg y Paul Van der Erve) para la la Leerdam Housing Association (GWL Koopwoningen).

Estos arquitectos holandeses que no pertenecen al star system arquitectónico, proyectaron esta peculiar obra.
Ésta se diferencia de la Casa de Cristal de Philipp Johnson básicamente en que está hecha toda de cristal, incluyendo su estructura y ofreciendo una interesante transparencia-translúcida a través del velo verdoso de sus paredes.

Situación

La casa está construida en un barrio residencial de Leerdam, ciudad y municipio ubicado al oeste de Holanda (Países Bajos),  conocida desde el siglo XVIII por su industria del vidrio y la madera.

Espacios

En una planta y sótano, la casa con techo-plano (single-story) está partida longitudinalmente en dos secciones en cuya intersección se han ubicado las partes públicas de la vivienda:

  • La sección más grande acomoda la parte principal de la casa con dos dormitorios dobles, cuarto de baño compartido, y estudio.
  • La sección más pequeña acomoda un cuarto de baño y un hall de entrada.
  • Entre las dos alas se ubica una sala–comedor con terraza adyacente a la cual se abre un gran ventanal y patio de entrada de doble-altura que desciende a un sótano que contiene un espacio de garaje y un estudio.

Estructura

La construcción se asienta en una losa de concreto y la estructura está organizada a base de cristal laminado que distribuye las cargas.

Los materiales utilizados en la unión de las diferentes capas de vidrio preservan cierta cantidad de movimiento estructural entre cada hoja de cristal para proporcionar flexibilidad en el conjunto.

Materiales

La casa Laminata utiliza el cristal tanto para sus fachadas principales como para los muros internos, pero no como la típica hoja plana o unidades dobles esmaltadas. De hecho, las paredes y la estructura entera se componen puramente de cristal.

Es un experimento audaz que utiliza las hojas de cristal estructural, mientras que al mismo tiempo responde a los requisitos de privacidad y seguridad de los habitantes.

Las paredes de cristal

Detalle de una pared

Las paredes se componen de capas individuales de cristal laminado de un grueso aproximado de 1cm cada una, estos bloques apilados verticalmente formados por 10.000 hojas se cortan individualmente y se pegan en el lugar con un sellante a base de silicona.

El ancho de las paredes varía entre 20 centímetros y dos metros. En cuanto a fuerza, aunque una sola hoja se puede romper fácilmente por un martillo, tomado junto el cristal laminado es más fuerte que el concreto.

La trayectoria curva tomada por el “cuchillo” con el cual se talla el cristal se ve mejor en el vestíbulo principal, que se extiende en longitud norte-sur y que permite el acceso a las áreas de estar principales. Aquí los flujos y reflujos de la masa de cristal son visibles en los extremos expuestos creando un patrón inesperado, rico en ondulaciones a través de las superficies de las paredes, realzadas por el juego de luces y sombras.

La luz variable que atraviesa el grueso desigual de las paredes crea un efecto llamativo, pasando de la opacidad protectora densa de las paredes más gruesas hasta terminar en la transparencia límpida de las placas más finas.

En la casa Laminata, el cristal pierde su fragilidad, llegando a ser pesado y adquiriendo masa y volumen.
El resultado redefine totalmente el uso del cristal como material de construcción, y consecuentemente representa una revolución arquitectónica.

El edificio se asienta en una losa de concreto, con calefacción que pasa por debajo del suelo y con un sistema eléctrico por conductos debido a la imposibilidad de instalarlo dentro de las paredes.

Las paredes gruesas absorben el aumento de calor y lo irradian al interior de la casa, eliminando las fluctuaciones de temperatura y la necesidad de aire acondicionado en verano.

El pegamento

La larga investigación de cuatro años y medio, el desarrollo, y el programa de la construcción eran en parte debido a la dificultad en encontrar un pegamento conveniente con el cual enlazar las hojas de cristal.
Sin embargo, una solución revolucionaria fue desarrollada para asegurarse de que el pegamento usado fuera resistente a los rayos UV y permanentemente flexible mientras que acomoda la extensión y la fragilidad del cristal.

La solución experimental fue el resultado de una colaboración única entre los arquitectos, el instituto de Países Bajos para la ciencia aplicada (TNO) con base en Delft, el cual era responsable del ejercicio preliminar de investigación, de la compañía de cristal Saint Gobain, que realizaron la fabricación de cristal, y de los sellantes Den Braven, con base en Oosterhout.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!