Paisajista
Karl Foerster, Herta Hammerbach, Hermann Mattern
Diseñado en
1932
Año de Construcción
1932-1933
Pisos
1
Ubicación
Berlín, Alemania

Introducción

La Casa Lemke es la última obra realizada por Mies van der Rohe en Alemania antes de emigrar a América en 1938. En esta casa se materializan los estudios de Mies sobre el tema de la casa patio.

Situación

La Casa Lemke se sitúa a orillas del lago Obersee en Berlín, Alemania.

Concepto

“La arquitectura comienza cuando cuidadosamente pones dos ladrillos juntos. Allí empieza.” – Mies van der Rohe

Aunque ésta pueda parecer una casa alejada del tipo de arquitectura desarrollada por Mies, mantiene la simplicidad y funcionalidad características de su obra, tanto en la composición como en la volumetría de la casa.

Pese a que la casa sea aparentemente maciza, Mies fue capaz de hacer que el espacio fluyera gracias a la forma en ele de la planta y a la relación del interior con el exterior. Visualmente el patio hace de punto de conexión de los espacios interiores de la casa. Grandes ventanales acogen las vistas del lago mientras que pequeñas ventanas aseguran la privacidad hacia la calle.

La Casa Lemke también es considerada como un punto de inflexión en la obra de Mies van der Rohe. Esta casa explora temas que Mies más tarde aplicaría a sus trabajos en América. En Detroit construyó varias casas en Lafayette Park siguiendo los principios que aplicó en la Casa Lemke.

Historia

En 1930 los Lemke adquirieron una parcela de terreno frente al lago Obersee, en Berlín. En 1932 Mies van der Rohe fue contratado para el diseño de la casa. La construcción comenzó en agosto de ese mismo año. Ésta sería la última casa que Mies construiría en Alemania, pues, tras el cierre de la Bauhaus en 1933, escuela de la que Mies era director, emigraría a América en 1938.

El matrimonio Lemke vivió durante poco tiempo en la casa, ya que en 1945 fueron expulsados de ésta por el ejército soviético. La casa fue entonces usada por la Staatssicherheit, la policía secreta de la República Democrática de Alemania, como almacén y garaje.

Aunque Berlín tiene tradición en demoler los edificios antiguos, solo 12 edificios previos a 1840 existen todavía en el centro de la ciudad, la Casa Lemke ha sobrevivido al paso del tiempo. Ésta fue declarada en 1977 lugar protegido, hecho que la salvó de más deterioro.

Tras la reunificación de Alemania el gobierno local adquirió la casa en 1990 y la restauró entre  2000 y 2002. Martha Lemke incluyó los muebles originales de la casa, hechos por Mies van der Rohe y Lily Reich, en el traspaso de ésta al gobierno local. La Casa Lemke se usa hoy en día como galería de arte moderno y puede ser visitada.

Espacio

La composición general de la Casa Lemke es sencilla y modesta. La planta tiene forma de ele. Ésta se abre hacia el lago Obersee. La fachada corresponde también abriéndose a las vistas a través de grandes ventanales que favorecen la relación exterior/interior. Por el contrario, la casa se cierra en su fachada hacia la calle y cuenta tan solo con aberturas pequeñas, a excepción de la entrada a la casa, de cristal, que añade un punto de transparencia a la fachada de la calle.

Una vez dentro, una puerta de cristal a la izquierda conduce al estudio y al dormitorio. Hacia la derecha, una puerta de madera da paso al comedor, la cocina y las zonas de servicio de la casa. Desde el estudio o el comedor, mirando al patio exterior, la vista tiene como telón de fondo el interior de la casa. Este efecto se produce gracias a la disposición en ele de la planta, que hace que siempre que uno mire al exterior, vuelva a ver el interior de la casa a través de los grandes ventanales.

Los muebles del interior de la casa fueron diseñados por el propio Mies y por Lilly Reich. Los exteriores de la casa fueron diseñados por el estudio de Karl Foerster y llevados a cabo por Herta Hammerbach y Hermann Mattern.

Estructura

La casa Lemke está construida con paredes de carga de ladrillo rojo.

Materiales

Toda la casa está hecha con ladrillo rojo local. La elección de un solo material para todo el conjunto acentúa la simplicidad y funcionalidad de ésta. Las carpinterías son delgadas maximizando las vistas hacia el exterior. Éstas son un reflejo de algunas de las máximas de Mies van der Rohe; “Dios está en los detalles” y “Menos es más”. Además, para mantener la simplicidad de materiales en la casa, los muebles fueron diseñados con un solo tipo de madera. El pavimento del patio es de piedra arenisca.

Video

Planos

Fotos

>

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!