Casa Moebius

Paisajista
Harm Wassink Landscape architect West 8
Ingeniero estructural
ABT, Velp
Año de Construcción
1993-1998
Pisos
3
Área construida
550 m2
Ubicación
Het Gooi, Ámbsterdan, Holanda

Introducción

En 1993, una joven pareja encargó al arquitecto holandés Ben van Berkel, primer fundador de UNStudio, diseñar “una casa que fuese reconocida como un proyecto de referencia en términos de renovación del lenguaje arquitectónico”. Tras seis años de trabajo, los arquitectos dieron respuesta a los deseos de los clientes con una casa que se basaba en los estudios de un matemático alemán del siglo XIX.
La casa Moebius es el proyecto residencial más ambicioso de Berkel, tanto en su escala como en la expresión de su posición teórica.

Esta casa, que se tardó siete años en construir, se puede considerar a todos los efectos una casa revolucionaria, en la que las viejas relaciones espaciales y funcionales se disuelven y las soluciones a los requisitos de la vida contemporánea se materializan en un espacio dinámico y espectacular.

Situación

Además de desear un nuevo lenguaje arquitectónico, los clientes también buscaban una relación íntima con la naturaleza, ya que sus dos profesiones, diferentes, les permitían trabajar en casa y poder pasar el tiempo junto a sus niños. El lugar elegido fue un hayal entre prados en Het Gooi, una de las zonas residenciales más exclusivas, próxima a Amsterdam, Holanda.

Concepto

Esquema cinta de Moebius

Ben van Berkel entendió que el nuevo lenguaje arquitectónico que le habían requerido debía ser una consecuencia directa del nuevo tipo de vida de sus clientes. La idea de dos personas circulando por sus propios recorridos pero compartiendo ciertos momentos, y posiblemente intercambiando sus papeles en determinados puntos, fue desarrollada hasta llegar a materializarse como objeto construido.

La casa tenía que entrelazar los diversos estadios de las diferentes actividades de cada miembro de la familia en una misma estructura: trabajar, dormir, socializar, la vida familiar, y hasta incluso el tiempo de soledad que se necesita para uno mismo. Consecuentemente, la noción del tiempo y su duración fueron conceptos importantes desde un principio y que, más tarde, influirían en la forma relativa de percibir la casa y sus objetos desde diferentes puntos de vista. El esquema que recoge estos rasgos fue encontrado en la banda de Möbius, el diagrama estudiado por el astrólogo y matemático August Ferdinand Möbius (1790-1868).

La banda Moebius es la figura de un 8 sin derecho ni revés y sin principio ni fin. Van Berkel proyectó a partir de la banda Moebius, figura toroidal de dos componentes que forma un plano continuo a modo de ocho, una casa que integra el programa, la circulación y la estructura, todo ello sin costuras. El movimiento a través de este bucle construido en hormigón traza todas las pautas de la actividad diaria. Para el arquitecto esta forma infinita simboliza los modos en los que las corrientes fluidas, aisladas en una situación dada, pueden desarrollar una lógica singular

Descripcion

La casa fue concebida como un monolito de hormigón que en el curso de distensiones e involuciones se disgrega en una serie de volúmenes dispersos, angulosos y con ménsulas. El techo del salón principal está cubierto de madera y forma una balaustrada. En el resto de la casa, las salas se sitúan en los espacios entre los planos de hormigón y se abren hacia el exterior con paredes acristaladas.

Las formas bajas y alargadas de la vivienda, que son consecuencia de estirar la estructura al máximo, además del uso masivo de cerramientos de vidrio, potencian los vínculos con el entorno. La casa adopta aspectos del paisaje y, desde el interior, los habitantes experimentan la idea de andar por el campo.

Concebida como una forma única y continua, la casa Moebius es de hecho una colección de fragmentos que redefinen el programa residencial como un collage. Su estructura está dotada de una gran fuerza que nace de lo intrincado de la composición y de la plasticidad del conjunto, a la vez que el juego de formas puras en la luz ofrece una continua realización, sin interrupciones, de arquitectura.

Espacios

La vivienda esta estructurada en tres niveles, con dos estudios en cada uno de los extremos de la casa para las respectivas profesiones de los propietarios, tres dormitorios, una sala de reuniones, el estar, una cocina, un almacén, y un invernadero en la parte superior, todas estas dependencias se enlazan en la rutina del tiempo.

Los diferentes niveles se conectan a través de rampas y escaleras alrededor de las zonas habitables comunes con la idea de que sus habitantes recorran la casa vertical y horizontalmente, encontrándose para comer o conversar cuando así lo deseen o permanecer aislados en ambientes separados por diferentes niveles y recorridos.

Recorrido

La casa ha sido organizada alrededor de un recorrido continuo que se desarrolla en tres niveles, siendo la entreplanta completamente reservada como piso para huéspedes.

En la planta baja, un pasillo a toda altura señala el principio del recorrido. A este se accede por una entrada, escondida bajo la punta occidental saliente del edificio, o a través del garaje, que puede ser considerado a todos los efectos como la entrada principal de la residencia, tanto por la centralidad de la posición, como porque a la casa se puede llegar sólo en coche. En el lado posterior, desde el vestíbulo, al que da la habitación matrimonial y el estudio del dueño de casa, se continúa con una larga cristalera por el comedor para llegar a las dos salas. Desde aquí, por una escalera, se vuelve atrás subiendo a la planta superior, dónde se encuentran el estudio de la señora y las dos habitaciones de los hijos, para descender de hacia el vestíbulo por una escalera.

Las contorsiones y los giros en la casa van más allá del diagrama matemático. Corresponden al movimiento modelado por un nuevo estilo de vida caracterizado por el uso de sistemas electrónicos en el trabajo. Berkel ha conseguido otorgar un significado adicional al diagrama de la banda Moebius, un nuevo valor simbólico que corresponde con los límites cada vez más borrosos entre la vivienda y el trabajo.

Materiales

La estructura de movimiento se traspone a la organización de los dos materiales principales empleados para la construcción de la casa: el vidrio y el hormigón. Estos materiales se mueven el uno frente al otro e intercambian posiciones. El armazón externo de hormigón se transforma en mobiliario y las fachadas de cristal se convierten en muros divisorios. El techo del salón ha sido cubierto con madera como algunas partes de los suelos.

Las mesas de hormigón, baños y lavabos son partes integrales de la estructura.

Video

Planos

Maquetas

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!