Casa Parábola

Ubicación
Tokio, Japón

Introducción

Se trata de una casa unifamiliar ubicada en Tokio, diseñada por el arquitecto japonés Yasuhiro Yamashita, fundador del estudio que actualmente dirije, el Atelier Tekuto.

Situación

La vividenda está situada en una tranquila zona residencial de Tokio, rodeada de áreas naturales.

La edificación tiene 5 metros de ancho y 27 metros de longitud, debido a las necesidades del largo y estrecho terreno en el que está situada.

Concepto

Como la familia del cliente desarrolla la mayor parte de su activdad en la sala de estar se ha centrado en esta estancia la atención principal del proyecto.

La sala se situa 3 metros sobre el nivel de calle con el objetivo de dotarla de una agradable vista panorámica desde la que en los días despejados se puede observar incluso el monte Fuji.

Con el fin de aprovechar plenamente la característica longitudinal del terreno la sala se extiende en voladizo hacia la calle dando lugar a un patio de entrada utilizado como parking cubierto.

El interior

En el interior el diseño minimalista y un techo parabólico en el último piso del edificio, definen los rasgos principales.

Normalmente són el suelo y las paredes los encargados de definir los límites de los espacios interiores. En este caso sin embargo los límites de la planta superior se definen por la “parábola” que forman el suelo, una de las paredes laterales y el techo.
Esta operación le ha dado su nombre al proyecto más haciendo referencia a las sensaciones de concavidad, dirección y cobijo que esta forma geométrica puede crear que a su exactitud matemática ya que en realidad la sección del edificio deja ver lo que podríamos denominar una “parábola poligonal” que lejos está de las formas curvas de las parábolas.

Cuando se observa la sala en una posición fija, la fluctuación de la densidad invoca un sentido de circulación, que inconscientemente guía derecho al observador a través y más allá de las fronteras de la sala, dando la impresión de espacio sin fin.

Unas pinceladas de color proporcionan un contraste con el entorno blanco ondulado, que da ritmo al espacio.

Espacios

Para aprovechar las fabulosas vistas de las que dispone el terreno en alturas superiores a la planta baja y teniendo en cuenta que la familia que encargó el proyecto pasa numerosas horas disfrutando de las zonas comunes se optó por un programa en el que la planta baja es la más compartimentada mientras que la superior desarrolla sus funciones casi con una total diafanidad.

En planta baja se colocan el acceso rodado y peatonal, dos habitaciones, vestidor y baño completo.

En la planta superior se colocan sin división alguna la sala de estar, la cocina y el comedor. Al fondo y tras la única compartimentación existente en la planta un pequeño aseo.

Materiales

El hormigón y el cristal son los materiales principales con los que se han logrado estás formas y voladizos que dan la impresión de estar flotando en el aire.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!