Catedral de Santa Sofía en Nóvgorod
Arquitecto
Promotor
Yarosláv el Sabio, Vladimir Yarosláv, Arzobispo Luka de Novgorod
Año de Construcción
1045 – 1052
Altura
38m
Ubicación
Veliky Nóvgorod, Rusia

Introducción

La catedral de Santa Sofía de Nóvgorod que se construyó entre 1045 – 1052, aunque su inauguración fue en 1050,  es la catedral más antigua de toda Rusia. Fue construida tanto por  maestros rusos como bizantinos  que lograron combinar ambos estilos con el carácter de los climas y pueblos del norte. Se convirtió en el único edificio de piedra en Nóvgorod en ese momento. Como parte del centro histórico de la ciudad, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1992.  La Catedral, de estilo bizantino, fue dedicada a Santa Sofía, aunque en la tradición ortodoxa también es conocida  como «Santa Sabiduría» (Holy Wisdom),   para recordar las grandes iglesias del mismo nombre en Constantinopla y Kiev.

Historia

Construida dentro de los Detinets, es una de las estructuras de piedra más tempranas del norte de Rusia, contemporánea de Notre Dame en París  y las catedrales de Reims, Amiens, Bamberg y Naumburg. Su altura actual es de 38 m, aunque originalmente era más alta, pero su parte inferior quedó oculta por capas de tierra que se fueron depositando durante los últimos nueve siglos. La catedral fue construida a instancias  del  Príncipe Yarosláv el Sabio , su hijo  Vladimir y  el arzobispo Luka de Novgorody.  La última petición de Yarosláv el Sabio a su hijo fue que la catedral de Santa Sofía de Nóvgorod se construyera como una muestra de agradecimiento a los novgorodianos   que le habían dado tanto apoyo durante su lucha por Kiev. Antes de la construcción de la catedral existía una antigua iglesia de madera de 13 cúpulas establecida en 989. Hasta la década de 1130 la nueva  iglesia, la principal de la ciudad,  sirvió como sepulcro de los príncipes Novgorodian. Para los novgorodianos, Santa Sofía se convirtió en sinónimo de su pueblo, el símbolo del poder cívico y la independencia.

El pueblo de Nóvgorod, que al principio se resistió al cristianismo, bajo el reinado de  Vladimir pronto lo abrazó de todo corazón  mostrando  veneración por la catedral de Santa Sofía, especialmente cuando vieron cómo toda la Rusia de Kiev fue arrasada por los tártaros, mientras que Nóvgorod fue “místicamente” protegida. Éste es ciertamente un hecho histórico notable, y los novgorodianos lo atribuyeron a la protección especial de la Sabiduría Santa de Dios. Los tártaros que habían avanzado sobre la ciudad, retrocedieron justo antes de alcanzarla.  También fue atribuido a la protección de dios y conectado a la catedral que en 1391 Nóvgorod se salvara de una terrible plaga que azotó la región.

La Catedral sobrevivió a la ocupación nazi de la ciudad pero  cuando llegó la infantería española, sacó la gran cruz de la cúpula principal de la iglesia. De hecho, hasta el 16 de noviembre de 2004, la cruz pasó 60 años en el Museo de la Academia de Ingeniería Militar de Madrid. En 2004, el ministro español de Defensa, José Bono, lo devolvió a la Iglesia Ortodoxa Rusa.

 Ubicación

La Catedral fue construida en Nóvgorod, en la orilla oeste del río Volkhov, Rusia. La ciudad fue capital medieval de la República de Nóvgorod (Новгоро́дская республика; tr.: Novgoródskaya respúblika) dentro de los Detinets  o ciudadela, en los territorios de la actual Rusia,  a 190km al sureste de San Petersburgo y a orillas del río Vóljov. La antigua República de Nóvgorod ocupaba desde el Mar Báltico hasta los montes Urales. Hasta 1478 la ciudad fue llamada Gospodín Veliki Nóvgorod, “Señor Nóvgorod el Grande”.

Concepto

La Catedral de  Santa Sofía de Nóvgorod es perfecta desde el punto de vista arquitectónico. Los arquitectos de Bizancio y Kiev que la diseñaron en el siglo XI lograron transmitir la esencia del personaje novgorodiano a través de este edificio de piedra, único en su época. Los límites de la severidad, el poderoso alcance del pensamiento y la gran fuerza son elementos de la cultura de Nóvgorod. Santa Sofía Catedral de Nóvgorod difiere de su predecesora en Kiev en que el edificio es más compacto y “parece llegar hasta los cielos”. Desde el siglo XIII la catedral fue considerada como el símbolo de la ciudad. Un dicho muy conocido exponía: «Donde está Santa Sofía, está Nóvgorod». Tal actitud recibió mayor desarrollo a principios del siglo XV, cuando la cúpula central fue dorada, y una paloma de plomo, personificando el Espíritu Santo, se fijó en la cruz central. Las 5 cúpulas  simbolizan a Cristo y cuatro evangelistas.

La catedral también difiere de la catedral de Kiev en la naturaleza de sus imágenes. En esta última tanto el exterior como el interior son mucho más complejos, variados y pictóricos. La de Nóvgorod irradia una impresión más severa, monolítica, más orientada a las características de Constantinopla,  dando paso a un monumentalismo lacónico.

Espacios

Exterior

El exterior de la catedral es sorprendente en su majestuosidad y esplendor épico evocando los recuerdos del pasado glorioso de Nóvgorod y el poder invencible.  Con sus 5 cúpulas su  fachada representaba un gigantesco mosaico de enormes e irregulares placas de lajas y rocas. Antiguamente en algunos lugares, sobre todo en los ábsides, el muro estaba cubierto de mortero, pulido y suavemente dibujado o las losas de color blanco, ligeramente coloreadas,  para imitar los cortes del ladrillo.  Como resultado, la fachada no era blanca, como es hoy, sino multicolor. El juego de la piedra, la pintura decorativa y los materiales de construcción de   diversas texturas realzaron la  impresión de austera simplicidad e introdujeron un efecto pintoresco.

La catedral tiene tres entradas, en el sur, el oeste y el norte, de las cuales la occidental era la principal, destinada a las procesiones ceremoniales.

Cúpulas

La cúpula central de la iglesia, con su cobertura dorada se diferencia de las demás.  Las primeras iglesias rusas tienen cúpulas tipo casco, las cúpulas de bulbo se comienzan a construir en Nóvgorod y posteriormente en el resto de Rusia a mediados del siglo XII. La cúpula central de esta catedral data del siglo XII, mientras que las cúpulas laterales, reemplazadas posteriormente, son típicas de los siglos XV y XVI. Se cree que las cúpulas   han adquirido su forma actual en la década de 1150, después de haber sido reconstruidas tras un incendio.

A principios del siglo XV la cúpula central fue recubierta con una pátina dorada y se le agregó una cruz central y una paloma de plomo que personificaba el Espíritu Santo.

 Puertas

Se ha especulado mucho acerca del origen de las puertas principales de la Catedral de Santa Sofía. En un momento se pensó que habían sido traídas por San Vladimir de Korsun en Crimea,  como parte de los aparentes tesoros de Korsun. Todavía quedan algunos objetos de ese tesoro que se pueden ver, pero las puertas en sí han sido reemplazadas en muchas ocasiones.

En 1335, el Arzobispo Basil donó una puerta, que fue trasladada a la residencia de Iván III en Alexandrov, cerca de Moscú, a petición suya y que actualmente puede ser vista allí. Las puertas que se encuentran en la Catedral de Santa Sofía actualmente son puertas de bronce que se cree que han sido tomadas por los piratas de Nóvgorodian en Sigtuna una ciudad sueca en 1187. Estas puertas se abren sólo en ocasiones especiales.

 Campanario

El campanario adyacente a Santa Sofía data del siglo XV y la torre del reloj de 1673. Las torres separadas son un préstamo de la ciudad hermana de Nóvgorod, Pskov, donde las primeras iglesias eran demasiado pequeñas para soportar campanarios. Los instrumentos musicales no están permitidos en los servicios de la Iglesia ortodoxa rusa, y las campanas jugaban un papel muy importante al llamar a los fieles  antes del servicio, durante el servicio real y en su conclusión.

El campanario  está situado al sureste. Esta torre de cinco niveles se eleva sobre las paredes del Kremlin. En la parte inferior del campanario se exhiben cinco campanas monumentales. Otras diez más pequeñas fueron requisadas durante la Segunda Guerra Mundial y actualmente devueltas a la ciudad, pero instaladas en el monasterio de Antoniev.

Las primeras menciones del edificio  datan de 1437, cuando el desbordamiento del río Volkhov derribó la pared y el “kolokolnitsa” (el campanario). Dos años más tarde el arzobispo Euphemy II construyó otro campanario en el lugar del antiguo. Fue remodelado en varias ocasiones, por lo que ahora sólo los estudios arquitectónicos y arqueológicos y las imágenes de iconos antiguos nos dan alguna idea de su forma inicial. Pero ninguna reorganización cambió la esencia de esta estructura como el principal carillón de la ciudad.

 Interior

El interior de la catedral es tan majestuoso como su exterior. Está dividido por inmensos muelles en cinco pasillos, tres de los cuales terminan en los ábsides de altar. En la esquina suroeste, dentro de la torre, hay una amplia espiral no habitual en los edificios relativamente pequeños y modestos de los siglos XII-XVI. Las galerías de dos pisos se extienden a lo largo de los lados sur, oeste y norte del edificio, con una torre de escalera construida en la esquina noreste.

Debido a las inclemencias del tiempo en la zona, mucho más frio y húmedo que en Kiev, las ventanas son más pequeñas y  estrechas que en su homónima.

Frescos

Los frescos que adornan la iglesia fueron pintados durante varias décadas. Se han descubierto obras del siglo XI y principios del XII, aunque la mayor parte de las pinturas originales han desaparecido después de siglos de renovaciones. En 1860 la iglesia fue repintada. Encima de la puerta principal se conserva parte de uno de estos frescos.

Estructura

Planta

La estructura principal de la catedral está formada por cinco naves con galerías cerradas detrás de las fachadas norte, oeste y sur. La Catedral de Nóvgorod es más pequeña que su homóloga de Kiev, sin embargo ambas tienen una altura muy similar, motivo por el que la primera muestra un desarrollo vertical mucho más agudo. De las cinco naves, sólo las tres del medio tienen un ábside.

Las galerías del norte y del sur contienen capillas a nivel del suelo y la galería del oeste incluye una torre redonda con una escalera que conduce a los niveles superiores de todas las galerías, incluyendo la galería del coro, dentro de la estructura principal. La relación proporcional de altura en el área de la estructura central en la catedral de Nóvgorod es 1.5 veces mayor que la de Kiev. El énfasis en la altura se mantiene en el interior, donde los pilares de los pasillos principales se elevan directamente a las bóvedas de cañón sin el impedimento visual de arcos bajos  frecuentemente suspendidos entre los pasillos de Santa Sofía en Kiev.

Materiales

El principal material utilizado en su construcción fue la piedra obtenida en el lugar. Debido a que la construcción de mampostería era en gran parte desconocida en Nóvgorod antes de mediados del siglo XI, para levantar una catedral de tal tamaño y complejidad fue necesario traer maestros de otros lugares, presumiblemente de Bizancio y  Kiev. El material básico para la construcción de las paredes y los pilares, sin embargo, se obtuvo en el Nóvgorod, piedra de campo y bloques deshilachados de piedra caliza mezcladas en un mortero de ladrillo triturado y cal.

Puertas

La Puerta colocada en la entrada principal se conoce como Puerta de Sigtuna, traída en 1187 de la ciudad sueca cuyo nombre ostenta, aunque también se la conoce como Puerta Magdeburg por el lugar donde fue realizada en 1050. Las dos hojas están decoradas con escenas bíblicas y evangélicas realizadas en relieve con bronce fundido. En la esquina inferior izquierda hay gravados de los artesanos que la realizaron y una inscripción con sus nombres en latín:  Riquin y Weissmut. La pequeña figura central, a juzgar por una inscripción en eslavo,  es una representación del maestro ruso Avraam, que ensambló la puerta.

En la catedral existe otra puerta de bronce realizada en el siglo XI, la Puerta de Korsun que conduce de la galería meridional a la capilla lateral de La Natividad. Fue realizada en Chersonesos, Byzantium y la leyenda cuenta que fue un regalo del príncipe Yaroslav el Sabio a la ciudad de Nóvgorod.

Frescos

La mayoría de los frescos o pinturas fueron hechas directamente sobre el yeso parcialmente seco y se han descolorado a través de los siglos y los efectos de algunos incendios hasta el punto de que muchos de ellos no se pueden ver.  Sólo sobreviven los frescos de los Santos Constantino y Helena, remanentes de los profetas en la cúpula central   y en el altar los iconos de Cristo entronizado  y los apóstoles Pedro y Pablo. En algunos rincones aparecen decoraciones con mosaicos, nunca comparables a los de la catedral de Kiev.

Planos

Fotos

Fotos archivo

Otras fotos

 

Planta
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!