Año de Construcción
1851
Reformado en
2011
Área construida
32.000 m2
Coste
£200.000.000
Ubicación
1 Granary Square. King's Cross, Londres, Inglaterra

Introducción

Tras ganar el concurso organizado para la adjudicación del proyecto el estudio de Stanton Williams fue el encargado de diseñar el nuevo campus para Central Saint Martins, una de las universidades de diseño y arte más prestigiosas del mundo y parte de la University of the Arts London.

El nuevo campus debía servir para acoger bajo un mismo techo todas las actividades y ramas de la escuela que hasta ahora se encontraban disgregadas en distintos edificios alrededor de la ciudad. En total 32000m2 que servirían para formar a 5000 alumnos por año.

Preexistencias

A estos requisitos se le sumaron también la preexistencia de un viejo edificio sobre el terreno que debía ser conservado por su valor histórico. Se trata del Granary Building, un granero que data de 1851 donde se almacenaba el grano producido en los campos de Lincolnshire antes de ser cargados en barcos que lo distribuirían hasta los principales hornos de la ciudad.

Situación

El nuevo campus se sitúa dentro del plan “King’s Cross Central”, el proyecto de desarrollo urbanístico más importante del centro de Londres en estos momentos que afectará a un total de 74 hectáreas donde se ubicarán oficinas, locales comerciales, hoteles, residencias para estudiantes, apartamentos y el nuevo centro Granary Complex a cargo de University of the Arts London (UAL).

El proyecto urbano incluye la construcción de 50 nuevos edificios y la remodelación de más de 20 edificios históricos, además de la creación de 20 nuevas calles y 10 espacios públicos.

La dirección exacta del nuevo campus es: 1 Granary Square. King’s Cross. London, N1C 4AA

Concepto

El principal objetivo del nuevo edificio es de no sólo dar una solución adecuada a las actividades propias de la escuela sino ir un poco más allá y facilitar el diálogo y la colaboración entre talleres y estudiantes de distintas disciplinas. Objetivo que debía ser cumplido respetando y comprendiendo las preexistencias del lugar.

Se conservó y restauró el Granary Building utilizando materiales industriales y robustos. A este edificio se le asignó la función de entrada y fachada principal, para tras el desarrollar una gran calle de 110 metros de largo, 12 de ancho y 20 metros de altura que se convierte en un inmenso atrio central que conecta todos los espacios docentes y los baña de luz natural que se recoge por vía cenital a través de una cubierta sintética semitransparente de ETFE. Este espacio es el “alma” de todo el proyecto, un lugar lleno de vida donde los estudiantes puedan encontrarse, charlar y desarrollar actividades, la pieza que articula el resto del proyecto, tanto a nivel arquitectónico como social y funcional. A lado y lado de esta “calle” principal se sitúan dos edificios encargados de recoger la mayoría del programa docente.

Para fomentar la relación entre departamentos el espacio se entiende como un gran espacio común donde las circulaciones son libres y se dan en tres dimensiones; norte-sur, este-oeste, arriba-abajo, de forma similar a como se manejaba el grano en el pasado en este mismo lugar en mediante grúas, carriles y plataformas giratorias. El atrio central está equipado con una serie de escaleras y pasarelas que ofrecen al usuario unos desplazamientos fluidos y dinámicos, ya que no hay sólo una sino varias de desplazarse de un lugar a otro.

Las aulas en sí mismas se interpretaron como espacios “desnudos” y “vírgenes” donde cada departamento pueda crear su propia identidad. Los espacios creados deben ser flexible e irán siendo transformado por los propios profesores y alumnos para dar lugar a nuevos inventos e interacciones entre las distintas disciplinas.

Espacios

En antiguo Granary Building actúa como frente del nuevo edificio y fachada principal por el lado sur. En él se encuentra la gran biblioteca del centro. Tras él se esconde un segundo bloque de paralelo de nueva construcción que crea un gran espacio de entrada entre ambos desde donde se pueden ver algunas de las circulaciones interiores del edificio incluyendo la de los ascensores vistos que recuerdan a las grúas que se utilizaban en ese mismo lugar para elevar el grano.

Tras este bloque se encuentra la “calle” central de 110 metros de largo, 12 de ancho y 20 metros de altura a cuyos lados (este y oeste) se sitúan dos edificios lineales que acogen las aulas y talleres. Esta calle central se divide por unos módulos de servicios y circulaciones tanto verticales como horizontales que se repiten rítmicamente y conectan ambos edificios mediante pasarelas aportando escala al gran espacio.
Por último en el lado norte se encuentra un nuevo centro para las Artes Escénicas equipado con un teatro completo así como múltiples espacios de ensayo.

Todo el complejo se ha desarrollado siguiendo estrategias de desarrollo sostenible y ahorro energético con el objetivo de conseguir la calificación de “excelente” en la escala BREEAM.

Los espacios y actividades que se centran en el Granary Building son:

  • Acceso al edificio
  • Recepción
  • Restaurantes y tiendas
  • Biblioteca

En los edificios longitudinales Este y Oeste encontramos:

  • Aulas de teoría y laboratorios de prácticas
  • Talleres de fundición y trabajo con madera y metal
  • Talleres de postproducción
  • Estudios de sonido y películas
  • Estudios de arquitectura
  • Estudios de moda y textiles
  • Estudios de fotografía y cuartos oscuros
  • Estudios de diseño industrial y de producto
  • Estudios de diseño gráfico y comunicación
  • Estudios de diseño de joyería
  • Estudios de arte
  • Auditorio para 350 personas

En el nivel cero de la calle central encontramos:

  • Tiendas de arte
  • Otras tiendas
  • Cocina y comedor
  • Cafetería

Estructura y Materiales

Contrate entre materiales nuevos y antiguos

La estructura del complejo varía según las zonas combinando estructuras clásicas de gruesas paredes portantes de ladrillo en zonas como el Granary Building con estructuras más modernas de hormigón y acero en los edificios de nueva construcción.

El contraste entre materiales nuevos y viejos es evidente e intencional, se pueden encontrar desde paredes de ladrillos centenarios y piezas de madera originales del Granary Building hasta materiales modernos como el hormigón visto, vidrio y algunos de muy reciente creación como el ETFE (tela sintética utilizada para cubrir la calle principal). En conjunto se crea una estética “high-tech” que combina las preexistencias con las nuevas tecnologías y materiales de forma intencionalmente inteligente.

Videos

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!