Centro Internacional de Conferencias de Kioto
Arquitecto
Decorador
Isamu Kenmochi
Diseñado en
1963
Año de Construcción
1966
Reformado en
1998
Pisos
6
Área del terreno
46.743 m2
Área construida
156.000 m2
Ubicación
Kioto, Japón

Introducción

El Kioto International Conference Center, o en su forma abreviada el ICC Kioto, es una mega estructura geométrica de hormigón armado visto. Aunque el proyecto es relativamente poco conocido, es un buen ejemplo de arquitectura moderna japonesa, que reinterpreta la tradición de una manera única y consigue tener una fuerte presencia en el lugar donde se ubica, un entorno natural y tranquilo.

El proyecto surge del primer concurso de arquitectura que se celebra en 1963 en Japón. El objetivo de éste era crear un “centro de conferencias que funcionara como símbolo de Kioto”. De las 195 propuestas el jurado escogió la de Sachio Otani. Este arquitecto había trabajado previamente junto a Kenzo Tange en el proyecto del Museo Memorial de la Paz de Hiroshima, de 1955. Tras trabajar con Tange, Otani estableció su propio despacho en 1960.

A Otani le impresionó especialmente el entorno en el que tenía que ubicarse el proyecto, por ello, buscó la mejor manera de integrar el edificio brutalista en el lugar. Lo consiguió mediante una serie de paseos de hormigón que rodeaban el lago Takaragaike y que llevaban hasta el edificio. Estos paseos hacían de punto intermedio entre la rigidez y la rotundidad del edificio y la naturaleza del entorno.

Ya que el edificio, según especificaba el concurso, debía servir como símbolo de Japón para todo el mundo, el arquitecto pensó que éste debía incorporar tanto la tradición japonesa como la sofisticación y la usabilidad de la arquitectura moderna. Así pues, las formas triangulares del edificio, que se completan visual y conceptualmente unas a otras, son una reinterpretación de formas tradicionales japonesas. Los triángulos con base ancha, recuerdan a la forma de las montañas del entorno (El Monte Hiei), mientras que los triángulos invertidos están en relación con la forma de las pagodas japonesas.

La construcción del edificio empezó el 24 de enero de 1964 y finalizó el 20 de marzo de 1966. La inauguración del centro se celebró el 21 de mayo de ese mismo año.

El ICC Kiotoabrió sus puertas en 1966 como el primer edificio para conferencias internacionales promovido por el gobierno de Japón. Desde su inauguración el centro ha dado cabida a más de 16.000 eventos, entre los cuales destacan la Conferencia sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP3) en 1997 (donde se firmó el famoso Protocolo de Kioto) y el Tercer Foro Mundial sobre el Agua. También alberga encuentros académicos, corporativos, etc. El centro tiene gran renombre tanto dentro como fuera del país y gracias a sus más de 10 millones de usuarios ha ayudado a situar a Japón como líder internacional en materia de centros de convenciones, un orgullo para el país en todo el mundo.

El centro ha sido aclamado desde su apertura, tanto por su funcionamiento como por su arquitectura. En 1998 fue seleccionado para formar parte de los 100 mejores edificios públicos, un proyecto para conmemorar la fundación del Ministerio de Construcción de Japón. Así mismo, en 2003, el Instituto de Arquitectura de Japón incluyó el complejo en su lista de los 100 mejores ejemplos de arquitectura moderna del país. La selección se basó en la estética de la composición de las líneas y fachadas inspiradas en conceptos racionalistas y otras características de los siglos XVIII y XIX. El proyecto también fue escogido por la DOCOMOMO Japón como uno de los 20 mejores edificios modernos de la región de Kansai. Asimismo, recibió el prestigioso premio otorgado por la Construction Business Association.

En el casi medio siglo de historia del edificio, el ICC Kioto ha ayudado al desarrollo de ciencia y tecnología, cultura, conservación del medio ambiente, y ha sido pionero en las convenciones industriales en Japón, y un lugar de transmisión de información de Japón al mundo. El centro quiere ser también un lugar para las artes y seguir desempeñando su rol al más alto nivel de tamaño, funcionalidad y servicio. El edificio está situado en una ciudad de más de 1.200 años de historia y pretende innovar manteniendo la tradición, no solo arquitectónicamente hablando, sino manteniendo la hospitalidad propia de la ciudad, actuando de buen anfitrión tanto para los invitados como para los organizadores de los eventos. En el futuro el centro quiere seguir siendo líder en materia de encuentros, motivación, convenciones y exposiciones, tanto en Japón como en toda la región de Asia, y contribuir a la prosperidad y la paz del mundo.

Situación

El proyecto se sitúa en el 422 de Iwakura Oosagi-cho, Sakyo-ku, Kioto, Japón. Se encuentra en medio de un paraje natural configurado por el lago Takaragaike y el Monte Hiei. Se puede llegar al emplazamiento mediante la línea de metro Karasuma.

Concepto

El concurso para el edificio contaba con estas palabras del Ministerio de Construcción: “Aunque el número de conferencias internacionales llevadas a cabo en Japón ha aumentado en los últimos años, hay pocas instalaciones adecuadas para ello en el país. Japón debe incentivar activamente las conferencias internacionales para el rápido desarrollo de la política, la economía y el campo académico, y contribuir al intercambio internacional. Este centro de conferencias debe hacer el papel de nuevo símbolo de Kioto, la ciudad de turismo cultural internacional, que pueda ser presentado con orgullo al mundo”. En el jurado del concurso había figuras relevantes como los arquitectos Shigeru Ito (presidente), Kunio Maekawa, Gunpei Matsuda, Takeo Sato, Kenzo Tange y Kenzo Higashihata.

El arquitecto escribió estas palabras refiriéndose al emplazamiento en el que debía situar el proyecto: “Sentí la antigua y elegante Kioto de leyenda en el escenario del Lago Takaragaike con el monte Hiei alzándose majestuosamente en el fondo”. El estilo de Otani está muy influenciado por las formas y estructuras naturales. El diseño del ICC Kioto refleja conceptos básicos de la tradición japonesa que están muy relacionados con la armonía de la naturaleza.

“Un centro de convenciones internacional es un lugar extremadamente importante para dar la bienvenida a gente de diferentes culturas de alrededor del mundo. Por consiguiente, el edificio debe reflejar las formas tradicionales japonesas así como la sofisticación y pragmatismo del pensamiento de la arquitectura moderna”. – Sachio Otani

El edificio de Otani, por consiguiente, podría definirse como un lugar de encuentro entre culturas en medio de la naturaleza. También como un lugar de presentación de Japón al mundo, tanto arquitectónica como ideológicamente.

Espacios

El proyecto fue diseñado por Sachio Otani siguiendo un patrón hexagonal inusual. Este solido edificio debe sus formas trapezoidales a la disposición de paredes y pilares de hormigón armado, así como las juntas de los pisos, en ángulos de 68 grados. Esta singularidad del edificio influye mucho en el espacio interior y reduce el volumen exterior del edificio (creando menos impacto en el entorno) mientras que no reduce la superficie útil del suelo.

El 70% del espacio del edificio está dedicado a vestíbulos y salones. Todos ellos están iluminados por ventanales que ofrecen unas vistas espléndidas de los alrededores.

La primera expansión del edificio se debió al incremento de necesidades de éste. En esta se incluyó una sala de conferencias adjunta, un centro de prensa y un vestíbulo de banquetes llamado Sakura. Los trabajos finalizaron en diciembre de 1972. Más tarde se añadió otro salón para eventos, ya que los espacios que había no eran suficientes para cubrir la demanda de los eventos. Este nuevo salón es apto para conferencias, así como para exposiciones y eventos varios. La construcción de este nuevo espacio empezó en Julio de 1983 y terminó en abril de 1985.

El edificio cuenta con una sala de conferencias principal, con capacidad para 2.000 personas; una serie de salas más pequeñas, una sala de conferencias anexa, con capacidad para 1.500 personas y un salón de eventos. La gran sala de conferencias y la sala anexa tienen instalaciones para la traducción simultánea a 12 idiomas. Debido a que se trata de un centro de convenciones hay un hotel en sus inmediaciones, el hotel Grand Prince Kioto.

Programa

  • Fase I Edificio principal:
  • *Planta baja, 6 plantas, 2 torres
  • *Área de la tierra: 154.200 m2
  • *Área construida: 27.092 m2
  • *Inaugurado el 21 de mayo de 1966
  • *Arquitecto: Sachio Otani
  • *Mobiliario: Isamu Kenmochi Design Laboratory (Mobiliario general), Kenji Fujimori Design Office(Asientos de la galería, Delegación de asientos en MH)
  • *Arte: AAA (Association des Artistes pour l’Architecture), Toko Shinoda, Kumi Sugai y otros
  • *Supervisión : Kinki Regional Development Bureau
  • Fase II Edificio principal:
  • *Planta baja, 3 plantas
  • *Área construida: 7.220 m2
  • *Inaugurado el 8 de enero de 1973
  • *Arquitecto: Sachio Otani
  • *Mobiliario: : Isamu Kenmochi Design Laboratory, Motoko Ishii Design Laboratory y otros
  • *Supervisión : Kinki Regional Development Bureau
  • EH e instalaciones de alojamiento:
  • *Planta baja, 3 plantas
  • *Área construida: 8.608 m2
  • *Inaugurado el 2 de abril de 1985
  • *Arquitecto: Sachio Otani & Associates
  • *Supervisión : Kinki Regional Development Bureau
  • Sala de conferencias anexa:
  • *Planta baja, 3 plantas
  • *Área construida: 3.700 m2
  • *Inaugurado el 1 de abril de 1998
  • *Arquitecto: Sachio Otani & Associates
  • *Supervisión : Kinki Regional Development Bureau

La sala principal de conferencias

Esta sala simétrica tiene forma trapezoidal y ocupa cuatro plantas de altura. En el interior se respira un ambiente majestuoso y formal que lo convierte en un buen escenario para celebrar conferencias internacionales. En el techo hay un relieve en forma de disco que sugiere la forma de la tierra sobre los asistentes a los eventos. Este disco hace las veces de decoración y de reflector para la luz. Además, oculta las vigas del forjado aportando dinamismo al espacio interior.

En el escenario se encuentran una serie de barras de aluminio preparadas para colocar banderas nacionales. Al estar éstas situadas cerca del asiento del director, ayudan a acotar el ámbito del escenario. El fondo de éste está decorado con una figura triangular hecha a base de piezas de aluminio de diferentes formas y tamaño. El diseño es una alegoría de la gente de diferentes culturas y partes del mundo que se reúnen en esta sala.

Las escaleras que unen el escenario con el patio de butacas van de punta a punta de la sala, unificando el espacio y queriendo mostrar la directa relación y el fácil intercambio de ideas que el centro pretende ofrecer.

El arquitecto dijo sobre este espacio: “El salón principal consiste en tres elementos: un espacio para las delegaciones, un espacio para el directos y un espacio para los asistentes. Por consiguiente, tiene la misma función que un lugar abierto y público de la ciudad”. Para Otani, por lo tanto, la sala principal sería como una plaza de una ciudad donde se produce el intercambio de ideas y que está rodeada por espacios y edificios con usos diferentes.

El vestíbulo

Cerca del 70% del conjunto está dedicado a vestíbulos y salas de estar previas a las salas de conferencias. Estos espacios probaron ser muy útiles durante la Conferencia sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP3) en 1997. Cuando las negociaciones estaban estancadas y se acercaba la fecha límite para el acuerdo, el director de la conferencia sugirió que las partes discutieran sobre el asunto en estos espacios. Gracias al ambiente más relajado de estos lugares, a su amplitud y a sus vistas, en tan solo un día se desencallaron las negociaciones y se logró crear el Protocolo de Kioto.

El vestíbulo se caracteriza por sus pilares en forma de uve. La luz entra tanto directamente, reflejándose en el suelo, como indirectamente, por un sistema de luz indirecta sobre el techo. Esta combinación hace que el espacio tenga un aspecto bello y sereno. Otani diseño este espacio para que la naturaleza se mezclara con la formalidad de la arquitectura y con el diseño interior.

“Las discusiones formales se llevan a cabo en las salas de conferencias. Los encuentros informales, las discusiones y la comunicación se desarrollan en las salas de espera, que son como espacios públicos abiertos en una ciudad” – Sachio Otani

De estas palabras se extrae que para Otani las salas de conferencia debían ser un lugar más formal, mientras que las salas previas debían ser espacios informales que ayudaran al éxito de los encuentros.

Diseño interior

El interiorismo del proyecto estuvo a cargo de Isamu Kenmochi (1912-1971).

“Mientras la estructura de un edificio es fija, el mobiliario actúa como piezas de una herramienta móvil dentro de una estructura. Esencialmente, el mobiliario es funcional y existe entre el espacio humano y el espacio arquitectónico. Las sillas en particular son una herramienta esencial de la vida moderna que entran en contacto con nosotros tanto como lo hace la ropa”. – Isamu Kenmochi.

Cuando Otani le encargó a Kenmochi el mobiliario para el ICC Kioto, el arquitecto le enseño algunos planos del edificio a Kenmochi. Éste, al no acabar de imaginarse el espacio con claridad, le pidió a Otani que le enseñara las obras. Kenmochi quedó muy impresionado con la escala de los espacios y dudó en un primer momento de su capacidad para crear un mobiliario que mediara entre la escala humana y la arquitectónica. Tras su segunda visita a la obra, una vez cubierto el espacio con la estructura de hormigón, Kenmochi y Otani decidieron emplear la madera y materiales suaves para las sillas hexagonales. De esta manera a través de los materiales del mobiliario se daría una cálida bienvenida a los visitantes. Debido al gran tamaño del vestíbulo decidieron hacer un segundo diseño de asientos. Éstos estarían enfrentados a las vistas del lago y tendrían unas formas más curvilíneas. Ambos tipos de silla se equilibrarían entre ellos y con el espacio de la sala.

“La comunicación formal se lleva a cabo en las salas de conferencias pero la comunicación informal ocurre en las salas de espera. Por ello, las sillas de estas salas deben hacer la función de reunir a la gente y crear un ambiente de fluidez y movimiento en el espacio interior”. – Sachio Otani

Kenmochi también diseñó diferentes tipos de mesas y sillas para las salas de conferencias. Los diseños variaron en formas rectangulares y curvas en función de la disposición y el tamaño de cada sala. Se tuvo en cuenta el peso y la resistencia de los asientos, ya que debían ser ligeros pero aun así acomodar correctamente a los “largos y grandes cuerpos de los extranjeros”. También se usó el sistema inu yarai de las tradicionales casas Machiya de Kioto para diseñar la separación de los espacios.

Estructura y Materiales

Los encargados del diseño de la estructura fueron el equipo de SRC/some RC. El edificio tiene una estructura de paredes y pilares de hormigón armado visto tanto en el interior como en el exterior. Algunos de estos muros están dispuestos en ángulos de 68 grados, lo que le da un aire muy característico al edifico.. El vestíbulo principal cuenta con pilares, también de hormigón armado, en forma de uve.

Para contrarrestar el aspecto frió que puede tener la utilización de este material en gran cantidad se optó por utilizar moqueta en los suelos interiores para dar calidez a los espacios. Los asientos del vestíbulo también fueron cuidadosamente elegidos para potenciar esta sensación de calidez.

Video


ENWIujF_uNc

Planos

Fotos

Fotos Recientes (#kyotointernationalconferencecenter)

kyotointernationalconferencecenter

Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!