Centro Tecnológico Leitat en Terrassa

Arquitecto
Año de Construcción
2007-2010
Ubicación
Terrassa, Barcelona, España

Introducción

En primer lugar, mirar la importancia del sitio, por la topografía, por la vegetación y por la orientación geográfica. El Plan Especial urbanístico es, lógicamente, exigente en este sentido al prescribir la condición de adaptación del entorno.

Por otra parte las plataformas determinadas por el emplazamiento de una antigua escuela sugiere la situación del nuevo edificio respetando el vacío que ésta generaba evitando así tener que cortar árboles. La altura máxima edificable de 7,6 metros es también un hecho determinante, en relación a la topografía.

Uno de los objetivos de Leitat es promover el trabajo creativo individual en un marco físico óptimo, en concreto la inmersión en la Naturaleza. La forma del edificio se situará en la estimulante frontera entre la fantasía y la realidad: un artefacto revestido de un material totalmente reflejante repetirá la imagen de los árboles del bosque (y por lo tanto desaparecerá como tal edificio), pero los largos ventanales serán de vidrio transparente de manera que, desde fuera, se verán las personas trabajando, en sus oficinas o laboratorios, en medio del bosque.

Situación

Parque Científico y Tecnológico de Terrassa – Orbital.40. 08225 Terrassa, Barcelona, España.

Concepto

Las necesidades de Leitat obligan a proyectar unos espacios flexibles fijando las condiciones de uso y de superficie. Una planta de trazado ortogonal permite la colocación adecuada de muebles y mesas de laboratorio. Con una anchura inferior a 15 metros conseguimos una buena iluminación natural, facilitamos la ventilación cruzada y disfrutamos de la integración visual interior-exterior. Consecuentemente, se necesitan espacios alargados con el fin de obtener, con la condición anterior, las superficies solicitadas. El bloque tipo, espacio diáfano modular, se empalma con otros bloques idénticos mediante núcleos de comunicación que son, también, salidas de emergencia.

En sección, la obligada adaptación al terreno da pie a desfasar una planta entera de 3,2 metros de altura en cada salto, con la ventaja de la conexión al mismo nivel entre naves alternadas. Para limitar la excavación al máximo, a los efectos de sostenibilidad, hemos situado el aparcamiento en la cubierta del edificio, una cubierta de muy fácil acceso gracias a la topografía existente. El resultado es un largo “portaaviones” surcando el mar de pinos con una cubierta que es a la vez plataforma de acceso.

Se ha distribuido el programa dividiendo los usos según las orientaciones, la fachada Sur es idónea para los despachos mientras que la fachada norte, con menos distorsiones climáticas, es lógica para laboratorios y talleres que tienen necesidades de temperatura y humedad muy concretas. La modulación estricta de las plantas libres permite, sin embargo, la flexibilidad total en la distribución.

Sostenibilidad

La sostenibilidad es un concepto muy general e interviene en cada una de las decisiones que se han tomado en el proyecto: desde decisiones iniciales (topografía, orientación, movimientos de tierras, materiales de construcción, etc.) hasta las más concretas de las aplicaciones de energía pasiva o activa alternativa. Muchas veces se piensa en los sistemas activos cuándo uno habla de sostenibilidad, pero un edificio sostenible depende en gran medida de un buen diseño.

En primer lugar hay que pensar que la energía que se consume en la construcción de un edificio complejo como el nuestro, puede ser equivalente a la de 20 años de consumo de los usuarios. Por lo tanto hace falta minimizar los movimientos de tierra (adaptación a la topografía y aparcamiento en cubierta), reducir al máximo el peso del edificio y simplificar la estructura (diseño ortogonal, estructura regular y forjados post-tensados), utilizar materiales eficientes y sostenibles (fachada de piezas prefabricadas de grande formato. Umbráculo fotovoltaico en cubierta) y optimizar al máximo el uso de los materiales evitando superposiciones y darles, si puede ser, más de un uso (fachada ventilada de vidrio reflectante o fotovoltaico).

Por otra lado se ha proyectado el edificio para que aproveche al máximo los recursos pasivos, se ha escogido una buena orientación, hecho un buen aislamiento, colocado protecciones solares, evitado los puentes térmicos y aprovechado la luz natural y las ventilaciones cruzadas.

Uno de los materiales que engloba todos estos puntos es el elemento que se utiliza para las fachadas: placas prefabricadas de hormigón celular armadas, tipo Hebel, de una dimensión de 60x440x20cm (60×440 es la distancia entre pilares y módulo base para generar todo el edificio).
Se trata de un material muy ligero, fácil y rápido de montar y que por sí sólo tiene las propiedades de aislar térmicamente, ser impermeable, resistente al fuego y tiene un factor de absorción y aislamiento acústico.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!