Paisajista
CAP, Fernando Chancel
Ingeniero estructural
BETON Engenharia, Carlos Fragelli, Bruno Cantarini
Ingeniero acústico
Xu Acoustique – Xu Ya Ying, Ze Augusto Nepomucen
Ingeniero Eléctrico
LD Studio – Monica Lobo
Promotor
City Hall of Rio de Janeiro, Secretaría Municipal das Culturas
Año de Construcción
2002 - 2013
Altura
16,75m
Altura del techo
30m
Ancho
85m
Longitud
220m
Pisos
3
Ascensores
3
Área del terreno
90.000 m²
Área construida
46.000 m²
Ubicación
Barra de Tijuca , Río de Janeiro, Brasil

Introducción

En enero de 2013 se abrió la Cidade das Artes de Barra de Tijuca que estaba destinada a ser inaugurada en 2008. Uno de los principales motivos del retraso fue su elevado coste de construcción, aproximadamente 213 millones de dólares. Los críticos sostienen que el excesivo coste del complejo debería haber sido destinado a mejorar algunos de los problemas más acuciantes de Río de Janeiro, como la educación y la sanidad.

Se trata del primer proyecto del arquitecto Christian Portzamparc en Brasil y un homenaje a los arquitectos brasileros más conocidos, entre ellos Oscar Niemeyer, al incorporar en su diseño arquetipos de la arquitectura brasileña tales como grandes espacios abiertos, pilares y rampas esculturales, un generoso uso del hormigón visto y un espectacular juego de luces y sombras en todo el edificio.

Reconocido como un importante paso hacia la mejora de la escena artística en Río de Janeiro, el edificio originalmente fue llamado Cidade da Música pero pronto se convirtió en mucho más que un lugar limitado a ese arte y  en la actualidad  alberga una amplia gama de actuaciones y expresiones artísticas de alto nivel. 

Portzamparc incursionó anteriormente en grandes proyectos culturales, entre ellos la Filarmónica de Luxemburgo o la Ciudad de la Música de París.

Ubicación

A 24km de una de las zonas más turísticas de Río de Janeiro, Brasil, se ha creado un moderno, elegante y espacioso barrio, diseñado por Lucio Costa llamado Barra de Tijuca, ubicado entre la montaña y el mar.

En este espacio marcado por una sucesión de espacios cerrados con residencias y oficinas por un lado de la autopista, sin  calles, ni hitos urbanos, ni símbolos públicos, y por el otro lado  con centros comerciales, es donde el Ayuntamiento decidió realizar el  complejo artístico Ciudad de las Artes, Avenida das Américas  5300, como corazón del nuevo distrito.  El proyecto es en gran medida un símbolo público, un nuevo hito en el área metropolitana de Río, una visible señal urbana. 

La arquitectura enmarca y hace eco de las hermosas curvas de las montañas Siera Atlántica y la línea del mar. Para los viajeros que lleguen en tren desde la zona norte, será el punto de entrada a Barra da Tijuca por la Avenida Ayrton Senna.

Concepto

La Cidade das Artes, que es la sede de la Orquesta Sinfónica Brasileña, se asemeja a una gran casa, una gran terraza sobre la ciudad, un tributo a un arquetipo de la arquitectura brasileña.

Esta “gran casa” se ubica en una inmensa llanura urbana que se extiende entre el mar y la montaña, en medio de un gran cruce de vías urbanas rápidas, en el corazón de un enorme y nuevo conglomerado, sin ningún tipo de hitos.

Entre las dos placas horizontales de la cubierta y la terraza se disponen los grandes muros curvos de hormigón que contienen las salas en un juego de volúmenes y vacíos. Esta es otra versión del bloque abierto, hueco pero hecho de capas ensambladas.

Al construir un edificio que sería un símbolo público el arquitecto lo proyecta elevado del suelo para que los visitantes puedan apreciar el paisaje desde la gran terraza o desde sus numerosas instalaciones. Christian de Portzamparc comenta:” … Desde las primeras maquetas de la Ciudad de las Artes de Río, la idea ha sido colocar las diversas funciones en volúmenes distintos, separados y aislados acústicamente, y construirlos de manera que «floten»…”

El arquitecto francés adoptó la noción de “ladrillos perforados”, que forman grandes bloques por donde circula el aire. El concepto de volumen hueco y elevado fue aprobado de inmediato porque, además de bello, aporta un lenguaje arquitectónico acorde con el clima de la ciudad.

Espacios

Con una superficie total de 90.000 metros cuadrados, el nuevo edificio cuenta con un amplio espacio para dar cabida a cualquier tipo de evento.

La pequeña ciudad está contenida en una gran estructura levantada y asentada sobre una amplia terraza a diez metros sobre el suelo, flotando sobre un parque público, un jardín acuático tropical diseñado por Fernando Chacel. Esta terraza es un punto de encuentro que da acceso a todas las instalaciones, con vistas al mar, los lagos y la línea danzante de las montañas.

Entre las dos grandes losas horizontales que forman el piso principal y el techo del complejo, la Cidade das Artes reúne una gran variedad de espacios, cajas elevadas, grandes aletas curvas y columnas abiertas que enmarcan las diversas actividades internas: la Filarmónica o Gran Sala con 2683m2 y 1800 asientos, transformable en una sala de Ópera con capacidad  para 1300 espectadores, una sala de conciertos con 500 asientos, un espacio para espectáculos de música de cámara y música popular con 180 asientos, 3  salas de cine, estudios de danza, 10 salas de ensayo, espacios de exhibición, 21 espacios de usos múltiples, restaurantes, una mediateca, espacio administrativo y un aparcamiento con 653 plazas. En su construcción se cuidó al máximo que se cumplieran las necesidades de la planificación teatral, en cuanto a entradas y salidas, pasillos amplios, almacenamiento de equipos e instrumentos, salas de apoyo, talleres y salas de ensayo.

El acceso al edificio se realizaba a través de una rampa curva, lo que le otorgaba un aspecto suave.

La explanada que alberga las salas, distribuye actividades y recibe al público con una cubierta a 30 metros de altura es un bloque vaciado por transparencias.

Foyer

El foyer que conduce a la Gran Sala está repleto de pasarelas, escaleras, puentes y ventanas, que permiten el paso del público desde el exterior hacia el interior de la sala y conducen a las distintas plantas del teatro. “…Es el pretexto para el placer de un paseo por el espacio. Es un juego en sí mismo de subir, bajar y dar vueltas. Ya es una especie de teatro en tres dimensiones del público consigo mismo…”, garantiza Portzamparc.

La Gran Sala

Este espacio de uso múltiple establece una relación espacial muy peculiar y especial entre el público y el artista. Sus cabañas son torres de varios pisos, que crean la impresión de un espacio misterioso, íntimo y dilatado, según Portzamparc. El escenario es transformable. Puede ser lugar para conciertos, ópera, teatro, conciertos.

Teatro de Cámara

El Teatro de Cámara tiene dos configuraciones escénicas diferentes. Esto es posible gracias a la plataforma circular sobre la que se instala el escenario y las primeras filas de público. Puede servir como sala de música y teatro clásico frontal o como una especie de anfiteatro

Estructura

El edificio consta de cuatro losas que definen la obra, el sótano, el techo del sótano, la explanada y la cubierta. Las losas de explanada y cubierta se realizaron con estructuras de rejilla, las del piso y la cubierta del sótano son macizas con un espesor de 25 centímetros y en los niveles intermedios se colocaron losas y vigas de hormigón armado convencional y hormigón pretensado. La estructura juega un papel fundamental en la obra, ya que existen dos grandes losas y muros de hormigón visto que definen sus formas.

Entre las losas de la explanada y el techo se intercalan una variedad de cajas elevadas, grandes aletas curvas y columnas abiertas que enmarcan las diversas actividades internas. Los grandes espacios abiertos en el edificio, al igual que en la explanada, facilitan la circulación del aire y la luz natural para la ventilación.

Para reducir el gran número de pilares de apoyo se han utilizado las mismas “velas” que sostienen los pasillos, haciendo que éstas se abran en abanico desde abajo para cumplir la función de  muros de carga. Para conseguir con precisión este objetivo se han utilizado encofrados deslizantes. Las velas no están en posiciones regulares y simétricas, como en las estructuras clásicas donde se repite un arco básico o columnata. La dimensión de la carcasa depende del tamaño de la sala y de su posición. Para construir una estructura de este tipo es necesario calcular el momento de flexión en cada punto  y si se recurriera únicamente al cálculo humano, esta operación requeriría una cantidad infinita de tiempo. Es la razón por la cual tal estructura escultórica solo puede construirse en hoy en día. Sólo las posibilidades que ofrece el cálculo informático actual han permitido hacerlo.

Materiales

Esta estructura de hormigón utiliza este material precomprimido que permite aligerar el suelo de la terraza y la cubierta para construir elementos que sobresalen entre 30-35m, con un espesor de 150cm. En la cimentación se han utilizado 73 pilotes helicoidales con un diámetro de entre 1,00 – 1,80m, a una  profundidad media de 24 m y en la estructura 7941tn de acero CA50, 63.566 m3 de hormigón de altas prestaciones y enfriado, 270.467 m² de encofrado y 800tn de cables de pretensado.

El interior de las salas cuenta con una insonorización de tal calidad que es posible grabar un espectáculo sin oír los aviones y helicópteros que pasan. La geometría, los ángulos y las diferentes profundidades de las superficies de las torres son excelentes para la difusión y difracción del sonido y funcionan como la decoración barroca que había en las habitaciones tradicionales de Berlín o Viena, abolida por los arquitectos modernos. De este modo las torres colaboran tanto para mejorar la calidad acústica de la sala en general, como para ofrecer al público las mejores posiciones para escuchar música.

El complejo dispone de 6 escaleras metálicas y una mecánica.  

Planos

Fotos

Christian de Portzamparc

Márcio Vinícius Pinheiro

Cidade das Artes
Emplazamiento
Nivel 1
Nivel 2
Nivel 3
Implantación
Espacios
Gran Sala
Sección
1 / 27