Colonia Törten
Arquitecto
Año de Construcción
1926-1928
Ubicación
Heidestraße, Dessau, Alemania

Introducción

Entre 1926 y 1928 el estudio de Gropius construyó viviendas adosadas en la periferia sur de Dessau, el cliente era el Ayuntamiento que deseaba solucionar la escasez de viviendas sociales. El proyecto se realizó en tres etapas y en ellas el arquitecto aplicó todas las formas de racionalización posibles poniendo a prueba empíricamente a gran escala sus ideas sobre la construcción racionalizada y estandarizada de viviendas.

En 1919 Walter Gropius había proclamado que “el objetivo final de toda actividad plástica es su integración en la construcción”, pero ante el vacío que en la Bauhaus dejaba la ausencia de un departamento de arquitectura, no fue instaurado hasta 1927, Gropius desde su estudio privado se ocupó de dar publicidad a la “comercialización” del proceso de construcción en serie y empezó a rodar una película en la que mostraba la organización de la obra.

Situación

La Colonia Törten se desarrolló en Heidestraße, periferia sur de Dessau, Alemania.

Concepto

Aunque en la construcción de la Colonia Törten participaron algunos talleres de la Bauhaus, no fue un proyecto de la escuela, sino del estudio privado de Walter Gropius. Aun así, la colonia es un buen ejemplo de la nueva orientación de la Bauhaus hacia la producción industrial a gran escala y de su adopción incondicional del mundo moderno, muy alejada del romanticismo entusiasta gremial de los primeros tiempos.

Una vez que Meyer coge la dirección de la Bauhaus y con Gropius en Berlín, la investigación arquitectónica discurre por vías inusuales, buscando el acercamiento al ser humano, a su esencia biológica y sus reacciones, por medio del estudio del comportamiento de los primates en un espacio limitado. Igualmente se analiza el modo de evitar ruidos y olores molestos y la incidencia de la luz solar a lo largo de las estaciones. Estas investigaciones se llevan a cabo en los bloques de habitación de Törten, donde se minimiza el espacio tanto en planta como en altura para conseguir el máximo aprovechamiento y se intenta utilizar materiales y estructuras seriadas para que el coste de la construcción sea notablemente inferior al habitual. Es el momento en que el funcionalismo que se predica entre los ambientes y medios de vanguardia alcanza su máxima expresión.

Espacios

Las obras estaban tan perfectamente organizadas como las de una fábrica y constituían un ejemplo modelo del “Taylorismo”, que había sido promovido anteriormente por el arquitecto municipal de Berlín, Martín Wagner y puesto a prueba también en la construcción de colonias de viviendas obreras en Berlín. Todo el proceso de trabajo estaba previamente calculado con exactitud y fijado por escrito.

Lo que caracterizó a este conjunto de viviendas no fueron las necesidades de sus futuros ocupantes, sino las exigencias de la producción industrial y de la maquinaria. Así el proyecto en planta de la colonia fue definido por el alcance del brazo de las grúas giratorias.

Al comienzo se levantaron 316 viviendas, tipo Sietö I, con jardín y apariencia austera, sobre todo en su interior. También se construyó un bloque de pisos con tiendas debajo, en edificio Konsum.

Viviendas Sietö I

En la primera fase tuvieron muchas deficiencias, por ejemplo antepechos de ventanas demasiado altos en la planta superior, pasillos entre las habitaciones de escasa altura, ausencia de un vestíbulo de entrada, cocinas poco funcionales o una calefacción de mal funcionamiento.

Edificio Konsum

En cambio el diseño formal de las fachadas era digno de consideración, siempre dentro de la modestia de los medios: la combinación de fajas de ventanas horizontales, planos verticales de ladrillo de vidrio y muros de separación entre las viviendas con revestimientos de ladrillo ofrecían cierta calidez.

Edificio Konsum

Este edificio era la pieza dominante focal dentro de este complejo de cubiertas planas, una pieza vertical de cinco pisos para la cooperativa de consumo, Konsumverein. En planta baja contaba un amplio cuerpo rectangular donde se encontraban las tiendas de alimentación, una carnicería, una cafetería y centro social. En la torre había viviendas y una lavandería.

En 1930, Meyer amplió la colonia con cinco bloques de viviendas en galería.

Materiales

Las viviendas fueron levantadas con elementos estandarizados de hormigón realizados in situ. Tanto las piezas de piedra artificial, a base de hormigón de escoria utilizadas para los muros, como las vigas de hormigón armado para los forjados se fabricaron directamente en la obra, en un proceso similar al de la producción en cintas de montaje.

Este sistema permitía reducir el tiempo de construcción, un promedio de tres días por vivienda, y abaratar sus costes, de ese modo los mismos trabajadores podían acceder al alquiler de las mismas.

Se utilizaron ladrillos de vidrio en algunos muros ornamentales y en otros ladrillos rojos como revestimiento, sobre todo en los muros de separación entre viviendas.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!