Constructora
organización la Fabbrica
Promotor
Papa Alejandro VII
Año de Construcción
1657-1668
Ubicación
Ciudad del Vaticano, Roma, Italia

Introducción

La fachada de la Basílica de San Pedro en Roma se completó en 1614 y se consideró necesario reelaborar el espacio frente a ella, para exaltar la joya de una basílica que había costado un siglo de arduo trabajo. El único punto fijo era el obelisco que  se había erigido años antes.

En 1655 Fabio Chigi se convirtió en Papa, tomando el nombre de Alejandro VII. Coleccionista de arte y aficionado a la arquitectura, el mismo día de su elección envió inmediatamente a buscar a Gian Lorenzo Bernini para discutir proyectos para la plaza. En 12 años el Papa encargó la columnata de San Pietro, el trono de bronce de San Pedro y la Scala Regia en el Vaticano; reelaboró ​​las plazas tanto del Panteón como de Minerva, en las que se erigió el famoso obelisco del elefante y restauró la Pirámide de Cayo Cestio, junto a la Porta de San Paolo y al cementerio protestante de la ciudad.  

Una vez decidida la construcción de la plaza y la columnata comenzó una empresa titánica que tardó 11 años en ser terminada, 1657-1668.

La Columnata se convierte simultáneamente en un marco dramático para la iglesia, un recinto acogedor para las multitudes de fieles y un escenario para las procesiones y otros espectáculos sagrados de cuyo atractivo, en este período particular, la Iglesia Católica tanto dependía.

Ubicación

La Columnata creada por Bernini enmarca la Plaza de San Pedro, delante de la basílica del mismo nombre, en Roma, Italia. Forma parte de la Ciudad del Vaticano y marca la frontera entre esta e Italia. Una franja de travertino en el suelo une los dos extremos de la columnata.

La Ciudad del Vaticano, sede de la Iglesia Católica Romana, es un Estado Soberano cuyo territorio es un enclave dentro de la ciudad de Roma. Se trata del estado soberano más pequeño del mundo tanto en extensión como en población.   

Sus murallas medievales y renacentistas forman sus límites excepto en el sureste de la Plaza de San Pedro (Piazza San Pietro). De las seis entradas, solo tres están abiertas al público: la plaza, el Arco delle Campane (Arco de las Campanas) en la fachada de la Basílica de San Pedro y la entrada a los Museos y Galerías del Vaticano en el muro norte.

Concepto  

Con la columnata, Bernini y Alejandro VII celebran la iglesia católica ya que con su exuberante estética barroca transmite devoción e implicación emocional a quienes la contemplan.

Ambos trabajaron juntos en el proyecto de crear un pórtico, la elegante estructura típica de las ciudades grecorromanas que protegían de la intemperie. Es este homenaje a la arquitectura clásica lo que hace de la columnata el ejemplo más sobrio de las creaciones barrocas romanas.

Espacios

La Plaza de San Pedro consta de dos partes, la sección trapezoidal frente a la fachada de la Basílica de San Pedro y la sección elíptica enmarcada por las columnatas de Bernini. La sección trapezoidal descendente, llamada Piazza Retta, tiene un área de 12,300 m². La parte elíptica tiene un ancho máximo de 240 m y una profundidad de 340 m, con una superficie de 35.300 m².

La sección ovalada está cerrada por dos pórticos semicirculares con columnatas que representan el abrazo de la Iglesia a los fieles, pero también a los herejes, reconciliándolos con la Iglesia.

Obelisco

El eje transversal lo forman el obelisco egipcio central y las dos fuentes simétricas, siendo su mayor diámetro de 240m.

El obelisco tiene alrededor de 4.000 años y proviene de Heliópolis en Egipto. Calígula lo hizo llevar a Roma y lo colocó en su pista de carreras, donde se dice que el apóstol Pedro fue crucificado. En 1586 el Papa Sixto V hizo instalar el obelisco frente a la nueva Basílica de San Pedro que en esos momentos estaba en construcción. Con una base de 8,25m el obelisco mide 25,31m y pesa 330 tn.

Fuentes

En 1490 había una fuente a la derecha de la Basílica de San Pedro que fue remodelada por Carlo Maderno en 1614.

Como parte de la construcción de la Plaza de San Pedro y para ajustar la geometría de la nueva plaza Bernini movió la fuente unos metros hacia el noreste. También construyó una segunda fuente “gemela” en el lado sur de la plaza, a la izquierda de la Basílica de San Pedro. Ambas fuentes obtienen su agua del lago Bracciano a través del acueducto Aqua Paola. Bajo el papado de Pablo VI, se instaló una planta de reciclaje para el agua.

Columnata

La columnata  tiene 284 columnas de 16m de altura  con capiteles dóricos. Las columnas, dispuestas en cuatro filas crean 3 carriles paralelos. Por el carril central podía transitar un carro, los otros dos eran peatonales.

Está coronada con los escudos de armas de Chigi y 140 estatuas de santos de 3,10 metros de altura, esculpidas por los alumnos de Bernini a lo largo de 40 años para exaltar las muchas almas del catolicismo. Incluyen a San Pablo y al primer mártir Esteban, a los padres del monacato San Benito y San Antonio el Grande, a los reformadores de la iglesia medieval San Francisco de Asís y Santo Domingo, y al «moderno» San Ignacio de Loyola y San Felipe Neri. También hay papas, mártires que murieron durante el Imperio Romano y 38 mujeres.

Las hileras de columnas forman un óvalo cuyo eje más largo,198,12m, está marcado por tres monumentos: las fuentes laterales y el obelisco egipcio que había servido como punto de inflexión en las carreras de carros en el antiguo Circo de Nerón, en el centro

Entre el obelisco y las fuentes hay dos discos de piedra en el suelo con las palabras «centro del colonnato», «centro de la columnata». Estos son los dos puntos focales de la elipse  y aquellos que se paran sobre ellos pueden ver las cuatro filas de columnas perfectamente alineadas, haciéndolas parecer una sola columna.

Estructura

La columnata se compone de 284 grandes columnas sin estrías de 16m de altura y 88 pilastras. La sencillez de las columnas pretende dirigir la mirada del espectador hacia el frente de la basílica. El espacio y las estructuras de la Basílica de San Pedro son un ejemplo de arquitectura de contrarreforma.

El diámetro de las columnas, que comienza con  1,5m, aumenta gradualmente a medida que se avanza hacia el exterior para corregir la distorsión  óptica de sus proporciones cuando son observadas desde la lejanía. La fachada de la basílica está conectada a la columnata por dos brazos convergentes para que parezca más cercana.

La columnata sostiene un entablado jónico sobre el que se apoya  una balaustrada y las estatuas de los santos. 

Materiales

En su construcción se utilizaron 44.000m3 de piedra travertino transportada desde Tívoli, a 30km de Roma, por tierra o remolcada a lo largo de las orillas de río Tíber por caballos y búfalos.

También su usaron ladrillos, madera para los encofrados y entablados, mortero, yeso y una enorme cantidad de piedra de sillería, teniendo en cuenta que se utilizó para la totalidad del orden arquitectónico de la columnata, base, columnas, estatuas, etc.

Además de los cientos de trabajadores profesionales hubo voluntarios penitentes que ofrecieron su trabajo para la expiación de sus pecados.

La eficiente Organización la Fabbrica, con un personal técnico altamente calificado y creada para promover la arquitectura religiosa, fue la encargada de la construcción.

Para asegurase el buen ritmo fue importante contar con una continua provisión de materiales. Con el propósito de ahorrar tiempo los representantes de la Fabbrica ordenaron que los empleados acudieran a las canteras de Tivoli lo antes posible para elegir los bloques de travertino y  enviarlos a Roma  donde serían medidos y catalogados. Mientras esto sucedía los bloques de travertino sobrantes de otras construcciones fueron trasladados a la plaza para que los trabajadores pudieran comenzar. También se construyeron refugios para que los albañiles pudieran continuar trabajando en todas las condiciones climáticas.  

La Fabbrica también estableció un monopolio sobre los suministros de ladrillos, no pudiendo sus fabricantes venderlos a ningún otro sitio durante la construcción de la columnata.

El suministro de agua durante la construcción implicó enormes cantidades ya que fue necesaria tanto para apagar la cal viva, entregada en terrones y apagada en un gran hoyo cavado en la plaza, mojar los materiales antes de usarlos, mezclar morteros, yesos, pigmentos o cortar y pulir piedra.

El agua la proporcionaba una conexión especial al acueducto Acqua Paola.

Planos

Fotos

Fotos WikiArquitectura (2014)

Columnata de San Pedro
Planta
Ejes
Sección
Detalle constructivo
1 / 46