Año de Construcción
2002-2004
Ubicación
Atenas, Grecia

Introducción

El arquitecto español Santiago Calatrava fue elegido por el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y el Ministerio de Cultura de Grecia, en medio de una gran polémica, para rediseñar el Complejo Olímpico de Deportes (OAKA) junto a otras importantes obras.

El objetivo era reflejar en el diseño del complejo tanto la identidad e historia de los Juegos Olímpicos como la moderna capital griega, ayudado por los avances tecnológicos y principios estéticos.

El arquitecto explicó que el sueño de su proyecto era hacer algo especial y diferente de las construcciones de las ciudades sedes de los Juegos en el pasado, debido a que Atenas es el lugar del inicio de los Juegos Olímpicos Modernos (1896) y Grecia el lugar donde nacieron y se celebraron en la Antigüedad.

La obra lleva la impronta inconfundible de su autor, tal como se la puede apreciar en sus puentes, en especial por el uso de las célebres «peinetas» realizadas con arcos y tensores.

Santiago Calatrava concibe cada proyecto como una obra viva relacionada entre cada una de las partes que la componen. Es una arquitectura orgánica donde adquiere gran importancia el esqueleto a la hora de diseñar sus obras como elementos estéticos y contenedores de vida.

Situación

Está localizado en el barrio suburbano de Maroussi, 5 millas al norte del centro de la ciudad.

El complejo cuenta con una superficie de 96 hectáreas aproximadamente.

Concepto

Se trata de un proyecto de unificación estética y un planteo urbano, de un único carácter arquitectónico, de diálogo entre el atletismo y la cultura.

Los espacios deportivos y sus alrededores están interconectados, son de fácil acceso y cuentan con lugares de recreo.

Calatrava ideó un complejo inspirado en la disposición espacial de la antigua Acrópolis y en la arquitectura griega del periodo bizantino, donde se encuentran muchas construcciones en forma de arco, y en los colores azul y blanco de las islas del Mar Egeo.

Espacios

El Complejo Deportivo incluye: el Estadio Olímpico de Atenas, el Salón Olímpico Techado, el Centro Acuático Olímpico, las dieciséis canchas del Centro Olímpico de Tenis y el Velódromo Olímpico.

Un gran boulevard llamado Axis Central organiza los accesos a los distintos estadios. Su trazado nació de la tradicional forma de la peineta de Calatrava, proyectada sobre el plano con sus nervios radiales de circulación. El boulevard está delimitado por una obra emblemática del Complejo: el Ágora, una avenida curva a la sombra de una gran pérgola metálica.

Además de su función expresiva, las formas del complejo están diseñadas para dar respuesta a la necesidad de control climático. Tanto el techado del Estadio Olímpico como las pérgolas del Ágora e incluso la forestación y los espejos de agua artificiales del Axis Central cumplen la función de proporcionar fresco y sombra. Dentro y fuera del complejo OAKA se plantaron olivos, pinos robles y cipreses.

El diseño de Calatrava incluyó también la construcción de un hito olímpico de 120 metros de alto para sostener la llama olímpica y de un muro de las Naciones de 250 metros de largo con partes móviles para crear un efecto de ola y sombras. Todo ello, junto a alamedas, plazas, fuentes de agua y una piscina.

El Estadio Olímpico de Atenas «Spyros Louis” es el estadio principal del complejo. Aquí se realizaron las ceremonias de apertura y clausura de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. El estadio sufrió una completa reconstrucción.

El techo consiste en una estructura colgante dinámica cuyos ejes principales son dos soportes metálicos arqueados de trescientos metros de longitud que se elevan en el centro a 78 metros de altura. Estos ejes recorren el estadio a lo largo y sustentan sendas cúpulas que cuelgan de un soporte de arcos dobles. En total, el techo pesa 17.000 toneladas y cubre una superficie de casi 25.000 metros cuadrados. Bajo su superficie pueden cobijarse 75.000 espectadores para protegerse del los rayos de sol y de la lluvia.

Los dos soportes arqueados están provistos de engarces metálicos que se enganchan en placas de policarbonato de 12 milímetros de grosor y casi cinco metros por uno de superficie. Estas planchas de tinte azulado proporcionan un ambiente cálido, abierto y luminoso en el estadio, al tiempo que dejan a los espectadores posar la vista sobre el cielo griego.

El Velódromo, con una capacidad para 5250 espectadores, fue cubierto completamente por dos arcos similares a los del Estadio Olímpico, aunque más chicos.

Materiales

La estructura es de acero.

Los elementos del cerramiento están fabricados con planchas transparentes y sólidas de policarbonato Makrolon, de Bayer Material Science AG.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!