Conjunto Residencial en Avenida Foix

Arquitecto
Año de Construcción
1996
Ubicación
Barcelona, España

Introducción

El proyecto consiste en un conjunto de uso mixto, residencial y comercial, obra del arquitecto español Carlos Ferrater.

Todo el proyecto puede considerarse como un ejemplo de perfecta integración en el marco urbano y social en que se inserta, siguiendo la temática y el lenguaje plástico habituales de la obra de Carlos Ferrater.

Situación

La obra se ubica en el límite entre dos distritos de la parte alta de la ciudad de Barcelona: entre Sarria y el valle de Trinquete, sobre la Avenida Foix.

El solar presenta una fuerte pendiente paralela a los lados más largos del solar. Una de las calles se cierra en curva.

Situado entre otros edificios residenciales de menor altura, goza de vistas espectaculares hacia la montaña, por un lado, y hacia el barrio Sarriá, por el otro.

Concepto

Tanto la pendiente como la curva de la calle condicionaron el proyecto, situación que se aprovechó para lograr una imagen más plástica.

La fachada, va adaptándose tanto a la pendiente como a la curvatura de la calle y ofrece una imagen sobria, luminosa y ordenada, gracias a la continuidad del diseño de cada módulo edificado.

El conjunto está formado por una banda quebrada envuelta por edificios residenciales de poca altura entrelazados. Esto responde al entramado urbano de calles estrechas.

En el lado sudeste, una franja de viviendas sigue la ruta de la avenida en el nivel más bajo, formando un grupo de edificios unidos longitudinalmente.

Espacios

La pendiente de la calle y la altura máxima permitida por reglamento se aprovechan para crear una serie de terrazas escalonadas en las que se sitúan los distintos equipamientos del edificio. Por su situación elevada, estas terrazas se convierten en miradores con magníficas vistas sobre la ciudad.

En el interior del proyecto, articulando las secciones transversales, la zona de cocheras y la zona destinada a uso comercial están dispuestas siguiendo las circulaciones internas. Estos pasos están iluminados por una serie de patios, un camino abierto hundido y diferentes perforaciones en la cubierta. Por encima de ellos discurre una sucesión de pasos y plazas ajardinadas.

El escalonamiento del edificio se ha aprovechado para colocar pequeñas piscinas privadas para las viviendas, desde las cuales es posible disfrutar de las vistas.

Materiales

La fachada está recubierta de mármol travertino.

Todos los materiales exteriores han sido tratados para producir una sensación de equilibrio y luminosidad.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!