De Rotterdam

Arquitecto
Arquitecto Técnico
B+M
Arquitecto asociado
Kees van Casteren
Ingeniero
Techniplan
Ingeniero estructural
Corsmit Raadgevende Ingenieurs
Ingeniero acústico
DGMR Raadgevende Ingenieurs
Ingeniero Eléctrico
Arup, Ducks Scéno
Constructora
Züblin,. Permasteelisa
Promotor
De Rotterdam CV, La Haya
Diseñado en
1997
Año de Construcción
2009 - 2013
Peso
230.000tn
Altura
150m
Pisos
44
Ascensores
24
Área del terreno
3.852m²
Área construida
162.000m²
Facade
Cristal
Ubicación
Róterdam, Holanda

Introducción

Las torres que componen el edificio De Rotterdam son parte de la remodelación que se está gestionando  en el antiguo distrito portuario de Wilhelminapier, junto al Puente Erasmus, y su objetivo es restablecer la vibrante actividad urbana, comercio, transporte, ocio, que una vez fue familiar para el vecindario. De Rotterdam debe su nombre a uno de los barcos de la Holland America Line, que partió del Wilhelminapier en décadas pasadas y transportaba a miles de europeos que emigraron a los Estados Unidos.

Las tres torres alcanzan los 150 m de altura, con una superficie bruta de aproximadamente 162,000m2, lo que convierte a De Rotterdam en el edificio más grande de los Países Bajos. Las torres apiladas están dispuestas en un grupo sutilmente irregular que se niega a resolver en una forma singular y produce nuevas vistas intrigantes desde diferentes perspectivas. Del mismo modo, la definición interior del edificio cambia según sus múltiples usos.

Pese a que Koolhaas diseñó el edificio a finales de 1990, no fue hasta pasados más de  10 años que pudo comenzar a construirse, aprovechando la crisis financiera internacional y debido a la cual los contratistas eran menos costosos.

En 2014, De Rotterdam, ha sido galardonado como el “Mejor edificio alto en Europa”. El Consejo de Edificios Altos y Hábitat Urbano (CTBUH) elogió el nuevo edificio por su ilustración de “experimentalismo del arte holandés moderno” y porque  “su masa se divide en tres torres de uso mixto interconectadas”.

Ubicación

El edificio se ubica en Wilhelmina Pier, en la orilla sur del Mass River, Róterdam, Holanda, entre la Torre KPN y la terminal de cruceros en Kop van Zuid. El área fue en otros tiempos un concurrido puerto que en la década de los 80 cayó en desuso debido al traslado de las actividades a otras zonas. Desde que a mediados de 1990 se comenzó una campaña de recuperación del lugar se han levantado numerosos rascacielos firmados por acreditados arquitectos.

Concepto

De Rotterdam fue concebida como una “ciudad vertical”, una ciudad dentro de otra ciudad, formada por tres torres que albergan cada una de ellas funciones específicas, aunque comparten ciertas zonas comunes como el vestíbulo, el gimnasio o los restaurantes del hotel. El proyecto nace del concepto arquitectónico de densidad urbana y diversidad desarrollado por el estudio holandés OMA. Esta ciudad vertical es la parte más densamente poblada de Holanda pues en ella viven y trabajan al mismo tiempo 5.000 personas.

Rem Koolhaas: “…A pesar de su escala y aparente solidez, los bloques desplazados del edificio crean una apariencia en constante cambio, diferente desde cada parte de la ciudad. El hecho de que se haya construido hoy representa un pequeño triunfo de persistencia para la ciudad, el promotor, el contratista y los arquitectos… “.

El principio del proyecto De Rotterdam fue revivir la animación urbana en el muelle de Wilhelmina. Durante décadas, este lugar fue el centro del comercio, el transporte y la recreación. Quien quisiera cruzar el océano embarcaba en este muelle. Pero luego, cuando las actividades del puerto se extinguieron, esta parte de la ciudad se descuidó,   hasta que en la década de 1990 el municipio desarrolló una visión de planificación urbana y decidió involucrar a este distrito. Esta reactivación se logró, por ejemplo, mediante la construcción de buenas conexiones, como el Puente Erasmus, pero también mediante la agrupación de varias funciones para revivir el muelle de Wilhelmina.

Espacios

Las 3 torres interconectadas que forman el edificio, conocidas como West Tower, Mid Tower y East Tower, forman un grupo ligeramente irregular que cambia de aspecto a medida que cambia la visión, elevándose desde un pedestal compartido de seis pisos que se eleva 30m, se separan y luego se fusionan. Entre cada torre hay una distancia de 7m lo que permite que todos los espacios tengan ventanas desde el suelo hasta el techo.

En la base del edificio un enorme hall de 8,5m de altura con escaleras mecánicas funciona como distribuidor hacia las diferentes secciones de las torres. El acceso a cada programa y diferentes secciones del edificio está disponible a través de tres núcleos de acceso.

Los 162.000m2 construidos se distribuyen en diferentes programas, 72.000m2 para oficinas, 34.500m2 distribuidos entre 240 apartamentos, 19.000m2 para un hotel con 278 habitaciones, salón de congresos y restaurante, 1.000m2 para actividades varias, 4.500m2 para ocio y 31.000m2 para un estacionamiento con capacidad para aproximadamente 650 vehículos.

Aunque cada bloque tiene asignadas determinadas funciones, el sistema es lo suficientemente flexible para permitir que cada función pueda ser reemplazada por otras, o compartir determinados espacios. Los vestíbulos para las oficinas, el hotel y los apartamentos están ubicados en la planta baja, una sala larga y elevada que sirve como centro de tráfico general para la amplia variedad de usuarios de De Rotterdam.

Aproximadamente a 90 metros sobre el suelo las torres se desplazan unos metros en diferentes direcciones, lo que mejora la estabilidad ante el viento y proporciona espacio para terrazas. En el diseño original, las torres no se tocaban entre sí, pero para simplificar el juego de fuerzas y mantener la construcción asequible finalmente se conectan en algunos lugares. En la cara oeste hay balcones a los que se puede acceder desde los apartamentos. Las fachadas ofrecen la opción de ventilación natural.

Construcción

Todo el proceso de construcción se desarrolló sobre el terreno que ocupa toda la torre, aproximadamente 3,852m². Éste fue motivo de un nivel de planificación logística similar al del cronograma de tráfico aéreo del aeropuerto de Amsterdam-Schiphol, se trabajó con un sistema de “operación de bloqueo”, lo que significa que los materiales debían ser entregados y utilizados al momento pues no había espacio para almacenamiento.

La eliminación del suelo extraído del pozo de la construcción se realizó por barco, para evitar que 800 camiones circularan por la ciudad. Inicialmente, De Rotterdam se construyó a 1 metro del suelo, pero debido a su peso de 230.000 toneladas, era propenso a hundirse. Se agregaron 1.100 pilares de hormigón, con una longitud total de 23 kilómetros, que mantienen el edificio firme.

Los cambios de presión durante el proceso de construcción entre la estructura y los cimientos fueron contrarrestados con un sistema de amortiguación y apoyos simples que permiten controlar la inclinación durante el proceso.

Materiales

Las torres construidas principalmente con acero, hormigón y cristal han optimizado no  sólo los espacios, sino que también su eficiencia energética. Las oficinas obtienen buena parte de la electricidad que consumen mediante placas fotovoltaicas instaladas en la terraza, además de 9 turbinas eólicas que aprovechan el potencial energético del viento. El resto de la electricidad del edificio es generada localmente por una cogeneración (CHP), que opera con biogases.

Para la refrigeración se ha utilizado un nuevo sistema que aprovecha el agua fría del cercano río Maas. Además, De Rotterdam está conectado a la red de calor local sostenible, que se utiliza para suministrar calefacción y agua caliente. El edificio también cuenta con elevadores de bajo consumo que, al igual que una computadora portátil, cambian a modo espera cuando no están en uso, generando energía para el sistema de alimentación.

Los cerramientos de las torres varían según la dirección de las fachadas y el uso en su interior. La base se caracteriza por una cristalera cortada por varias piezas horizontales de hormigón visto mientras que las torres están revestidas con perfiles verticales de aluminio que remarcan su altura.

Fachadas

Las fachadas del edificio De Rotterdam, con 50.000m2,  son de vidrio con parteluces verticales de aluminio, que se adaptan a los diversos requisitos de cada programa. La construcción de las fachadas se llevó a cabo unidad por unidad. Una unidad de fachada típica tiene 1,80m de ancho y un piso de alto.

La profundidad de los parteluces es de 150 mm, mientras que la rejilla tiene 900 mm de profundidad. El porcentaje máximo de vidrio, el ancho de los parteluces, la altura del piso y la altura de las contraventanas difieren dependiendo de cada programa. La fachada de la torre de viviendas consiste en puertas y ventanas deslizantes, mientras que las oficinas de poca altura y las fachadas de los hoteles tienen parteluces operables.

Video

 

Drawings

Photos

Fotos WikiArquitectura (Mayo 2018)

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!