Edificio 222 Berkeley Street

Arquitecto
Arquitecto asociado
Kendall/Heaton Associates Inc.
Año de Construcción
1986-1991
Altura
79.00 m
Pisos
22
Área construida
48.310m2
Ubicación
Boston, Massachusetts, Estados Unidos

Introducción

Se levantó un edificio de 48.310m2 para usos varios, oficinas, tiendas, un jardín de invierno y aparcamiento subterráneo con capacidad para 400 vehículos compartido con el edificio colindante. 222 Berkeley Street es la segunda fase de un controvertido complejo de oficinas en uno de los mas elaborados arquitectónicamente, aunque frágiles centros urbanos americanos.

La familiar paleta de colores de Boston, el rojo del ladrillo, el color del granito o el de la piedra caliza, ha sido adaptada a esta compleja masa de torre de oficinas, cuya forma es el resultado de las diferentes presiones urbanas en cada uno de sus lados, rematada finalmente con una especie de pabellón de doble altura como coronación, creando de este modo cuna silueta distintiva que coloca al edificio dentro de los tradicionales rascacielos americanos.

Situación

Ubicación

El edificio se ubica en el barrio Back Bay de Boston, Massachusetts. Es un barrio reconocido tanto por sus hileras de casas victorianas en piedra rojiza como por sus numerosos edificios arquitectónicamente significativos e institucionalmente importantes como la Biblioteca Pública de Boston. Back Bay es considerado uno de los ejemplos mejor conservados del urbanismo del siglo XIX en los Estados Unidos. Es también un centro de tiendas de moda y un foco que reúne algunos de los edificios de oficinas más altos de la ciudad. Este block de oficinas ocupa la mitad oriental de la manzana delimitada por las calles Berkeley, Boylston, Clarendon y St.James Avenue.

Concepto

El edificio construido con anterioridad por Philip Johnson y John Burgee, el 500 Boylston Street Building, como primera fase del complejo de oficinas pensado para el lugar resulta extravagante e intruso dentro del paisaje urbano que le rodea. Contrariamente la construcción de Stern, pese a sus 22 pisos es discreta, sobria y cortés. Robert Stern y sus colaboradores recorrieron las calles de Back Bay grabando los elementos que componen los edificios más antiguos de este barrio tan especial, su forma general, teniendo en cuenta las necesidades urbanas de todo el vecindario y se diseñó un proyecto acorde, sólo y especialmente para este lugar.

El estilo escogido por el arquitecto es más Georgiano que otra cosa, aunque no es una copia directa de ningún otro edificio ya existente. Su compañero más cercano es probablemente el Hotel Ritz Carlton sobre Arlington Street. El edificio se asemeja a la arquitectura historicista de la década de 1920 en muchos sentidos, tiene una base, un centro y un tope y hace uso del clásico lenguaje arquitectónico sin seguir ningún precedente literario. Es intencionadamente una forma imperfecta, diseñada no solo para ser admirada como objeto perfecto, sino para erigirse en una calle real, en la mitad de una ciudad real y que responde a los numerosos objetos que lo rodean.

Descripción

El edificio diseñado por Stern es una estructura de ladrillo rojo con una base de piedra y detalles de este material en toda su superficie.

Axonometría lobby y jardín de invierno

Los zócalos de piedra de la planta de calle se convierten en los frentes de las tiendas, que a su vez se rematan con una mezcla de ventanales y pilastras. La torre, en su exterior presenta un ritmo activo de entradas y salidas con detalles que llaman la atención, sin embargo por dentro es una torre sencilla y bien detallada que se retrae de su base para elevarse 22 plantas y culminar en una columnata de dos pisos revestida de granito, vidrio y ladrillo coronada a su vez por un piso de óculos o ventanas redondas sobre las cuales se despliega un techo ligeramente inclinado.

El lobby principal, al que se accede cruzando un pórtico clásico, de cara a Berkeley Street, conduce una vez pasado el vestíbulo a unas monumentales escaleras que llevan al jardín de invierno acristalado de la segunda planta, un espacio de luz con una abertura de cinco pisos de altura que funciona como tribuna y lugar de reunión pública.

A lo largo de Boylston Street, una contínua hilera de tiendas es interrumpida en un punto por otra entrada que conduce a la galería peatonal que atraviesa la calle de norte a sur. Para enfatizar el carácter público de la galería y el jardín de invierno, la entrada desde Boylston Street está flanqueada por parejas de columnas jónicas y una puerta giratoria ubicada en un templete.

Altura total : 79.00 m

Altura al techo: 79 m

Plantas sobre suelo: 22

Plantas suberráneas: 3

Espacios

El complejo de 48.310m2, destina 44.112m2 para oficinas y 4.160m2 a tiendas exclusivas, compartiendo el aparcamiento con capacidad para 1000 vehículos con el Hines Building, edificio adyacente al Five Hundred Bolyston.
Entre sus inquilinos principales se encuentran Bank of New York, City Sports,HLM Management, Houghton Mifflin, Martingale Asset Management, Regiment Capital, Summit Partners.

Además del ascpecto exterior, el edificio 222 Berkeley Street aporte otros importantes diseños urbanos. Ofrece un corredor público que va desde Boylston Street hasta St, James Avenue y un gran atrio público en su llamado “jardín de invierno” del segundo piso, coronado por un techo abovedado de cristal translúcido y rodeado con balcones

Materiales

El edificio ha sido revestido con ladrillos rojos y piedra clásica. La clásica corona distintiva fue revestida con piedra artificial, ladrillos rojos y cerrada con ventanas de doble altura. Los suelos de los lobbys son de granito

El edificio diseñado por Robert Stern Arquitectos es un edificio EPA ENERGY STAR y ha recibido en numerosas ocasiones la distinción BOMA
Todas las unidades para el tratamiento de aire en el edificio 222 Berkeley Street están equipadas con motores de alta eficiencia. El encendido y apagado de estas unidades se establece a través de un sistema de gestión informatizado, que para una mayor eficiencia fueron dotadas de una instalación de frecuencia variable VFD.

La bomba de agua para uso doméstico, que proporciona presión de agua en todas las plantas, también fue equipada con un variador de frecuencia, lo que permite que funcionen según la demanda real.

En todos los espacios de oficinas se han instalado sensores de ocupación para controlar la iluminación.

Video

Planos

Fotos Peter Aaron/Esto

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!