Promotor
ESA-Estec Noordwijk
Año de Construcción
1984-1989
Ubicación
Noordwijk, Holanda

Introducción

El Centro Europeo de Investigación y Tecnología Espacial, ESTEC por sus siglas en inglés de European Space Research and Technology Center ha sido ampliado por el arquitecto Van Eycks con un edificio de oficinas y un bloque de instalaciones comunales que incluye un restaurante, una biblioteca y salas de conferencias.

El encargo para esta importante ampliación llegó al arquitecto a través del director del centro, Massimo Trella, cuya hija estudiaba arquitectura en la Universidad de Roma.  Van Eycks buscó intencionalmente un contraste formal con respecto a la estructura existente, además  el carácter rectilíneo de las masas y espacios  responde a los suaves contornos del entorno exterior. De este modo el nuevo edificio se incorpora a las dunas que se extienden en su entorno.

Ubicacion

El edificio está situado cerca de las dunas de la ciudad costera de Noordwijk-aan-Zee y los campos de tulipanes, en Keplerlaan 1, 2201 AZ Noordwijk, cerca de Leiden, Holanda y se extiende suavemente hacia arriba y abajo por los alrededores.

Espacios

El  ESTEC se alojaba en una serie de grandes bloques rectangulares de oficinas y laboratorios, que incluyen el simulador espacial más grande del mundo pero que no disponía de espacios sociales ni instalaciones para comer.

La ampliación diseñada por Aldo va Eyck alberga un restaurante, un centro de conferencias y la biblioteca del centro tecnológico de la Agencia Espacial Europea en Noordwijk. Los espacios interiores se encuentran entre los más alegres de la arquitectura moderna, creando una intensa pero fluida densidad urbana de ocupación de suelo.

Proyecto

El primer diseño de Van Eyck fue para un restaurante, una biblioteca y un centro de conferencias ubicados en un patio, centro del complejo existente, unidos a la estructura de las oficinas y columna vertebral de circulación que se conecta a toda la instalación a la vez que emerge por uno de los lados para crear un nuevo vestíbulo de entrada. La adición estaba en contrapunto directo a los bloques ortogonales de los edificios existentes. Se componía de un centro de conferencias dirigido hacia adentro y situado adyacente a al eje  de circulación, y una serie de espacios curvos para comedor,  dirigidos hacia afuera  y que se despliegan con la luz penetrando profundamente en el espacio desde todas las direcciones.

Este primer proyecto, aunque fue recibido con entusiasmo en Noordwijk, no consiguió la aprobación de la junta ejecutiva en París, en gran parte porque al hacer el programa para ESTEC se había subestimado las necesidades de espacio de la instalación en constante expansión. Como resultado, el programa para el restaurante, biblioteca y centro de conferencias casi se duplicó agregándose una serie de nuevos espacios de oficinas, lo que obligó a la reubicación de las nuevas adiciones en la gran área en desarrollo al suroeste de los edificios existentes, cerca de la entrada principal al complejo por la carretera.

Cuando Van Eyck, vio el nuevo lugar, completamente diferente al anterior, propuso iniciar nuevamente el proceso de diseño, los clientes solicitaron que conservara la estructura espacial del primer esquema, con el que habían estado tan de acuerdo. Van Eyck estuvo de acuerdo con la nueva disposición de los edificios ahora independientes, a condición de que se rodearan con montículos ajardinados, extendiendo las dunas adyacentes de la playa sobre el sitio. Mientras que el primer diseño fue ordenado por una cuadrícula de cuatro círculos, el diseño final, considerablemente mayor, fue ordenado por una cuadrícula de seis vacíos circulares, atravesando el restaurante, con tres huecos circulares más ligeramente desplazados, enmarcando el centro de conferencias y la biblioteca, formando una cuadrícula de nueve círculos (3×3)

Los edificios de ASTEC son a la vez altamente sistemáticos y rigurosos pero al mismo tiempo, incluso con sus múltiples simetrías locales,  prácticamente irrepetibles, sin que dos espacios sean exactamente iguales y,  como tales, proporcionan  una actualización reveladora del concepto de «claridad laberíntica».

El interior muestra la influencia de varios estilos como el art nouveau y la arquitectura finlandesa de posguerra, así como la visión antroposófica de Rudolf Steiner.

Oficinas

Para las oficinas Van Eyck diseñó siete torres, dos de las cuales albergan los servicios para las otras cinco. Ubicadas entre los edificios ya existentes y el nuevo restaurante sus alturas varían de los 5 pisos en la zona más cercana a las antiguas instalaciones a los 3 en la zona del restaurante . Estos edificios están interconectados por los espacios centrales de circulación.

En el centro de las cinco torres de oficinas, ocho columnas de hormigón forman un octógono interior y una escalera de caracol sube desde el suelo hasta la claraboya del techo. Las oficinas de cada torre se abren a este espacio central y cada planta se comunica con las torres de servicio adyacentes.  En su proyecto Van Eyck elimina los pasillos oscuros típicos en los edificios de oficinas.

En la parte exterior el conjunto de torres verticales, revestidas con paneles prefabricados  de madera de iroko en los que se ajustan las ventanas de suelo a techo, se asemejan más a un acantilado que a un edificio de oficinas tradicional. Los paneles de madera están rematados en su parte superior por una banda de cobre, coincidiendo con el restaurante.

Restaurante

Al restaurante que se define por un octógono con cuatro brazos ligeramente proyectados se accede a través de las plantas bajas de las nuevas torres.  El restaurante ofrece una amplia variedad de áreas, algunas orientadas al exterior, otras más íntimas, algunas en planta baja otras en altura.

Estructura 

Encubiertas debajo de los tonos grises del paisaje ondulado del tejado las instalaciones son un colorido mundo de espacios entrelazados. La base del diseño es una familia  de columnas endecagónicas  y vigas arqueadas construidas con tubos de acero que acomodan la multiplicidad de direcciones  curvas y pendientes del techo. Casi ningún aspecto de este sistema constructivo se ha dejado sin explotar, generando una complejidad orgánica de espacios y líneas de visión. Ello demuestra que las configuraciones matemáticas no necesariamente producen el aspecto de papel gráfico del estructuralismo, un estilo parcialmente inspirado en el trabajo anterior de Aldo va Eyck.

Los volúmenes circulares entrelazados, a pesar de estar organizados en una red de nueve círculos, no imparten ningún tipo de simetría o ejes de movimiento hacia el interior o el exterior, de hecho todo lo contrario, los volúmenes de arcos forman lo que Van Eyck llamaba  “guiño a las simetrías locales», las cuales  descomponen la escala de la gran estructura en lugares claramente localizados, cada uno a su vez conectando, ayudando a formar volúmenes compartidos más grandes.

Columnas

La calidad sistemática de los edificios comienza en la escala más pequeña, la simple columna, para la cual Van Eyck desarrolló lo que llamó el “orden hendecagonal”, basado en una geometría de once lados: «Si llevan una carga grande o pequeña, son gruesas o delgadas , bajas o altas, todas las columnas de acero se componen de los mismos tubos de 8cm. Por lo tanto el diámetro del componente básico, permanece igual a lo largo de toda la estructura.

Estas tuberías fueron soldadas a planchas de acero en el piso y en la parte superior, a una altura de 1,9,  para producir la columna básica de 80 cm de diámetro, mientras que las columnas más altas y más delgadas cuentan con refuerzos internos adicionales. Las columnas “de tamaño completo” con once o más tubos tenían paneles de madera contrachapada colocados entre las tuberías de acero, lo que permitía que alojaran conductos de aire acondicionado, tuberías, cables eléctricos y de comunicaciones, rociadores de extinción de incendios, altavoces y retorno de aire de escape. Estos grupos de columnas tienen precedentes históricos paralelos, siendo sorprendentemente similares a los ejes cilíndricos empaquetados de los pilares de la catedral gótica. Las columnas soportan tres niveles de estructura interna: las vigas de doble tubo de acero a lo largo de los bordes interiores de los huecos circulares, la serie de vigas de acero que forman las espinas de arco para los espacios curvos y las vigas laterales en el cruce cuadrado más alto. La serie de arcos de acero, con una luz de 6 metros entre columna y columna conjuntamente con los tubos forman grandes segmentos circulares, con una constante de 18 metros de diámetro, dando forma curva a los espacios interiores.

Las estructuras metálicas de los arcos están pintadas en tres diferentes tonos de naranja, rojo, morado, azul, o verde, reservando el amarillo para las columnas y vigas más iluminadas, alrededor de los bordes exteriores y en la parte superior de los espacios más altos.

Los únicos espacios no estructurados por las columnas y vigas de acero coloreadas son las tres salas de conferencias de planta ovalada, las cuales  tienen paredes de hormigón armado  y las numerosas salas pequeñas, semicilíndricas o cóncavas que empujan a través de las convexas paredes exteriores y en los grandes huecos circulares, los cuales tienen dos columnas ocultas dentro del grosor de la pared exterior.

Materiales

A excepción de las salas de conferencias que por el aislamiento acústico fueron realizadas en hormigón armado, el resto de edificios se levantaron con acero pintado y madera.

Techo

El expansivo techo plegable, realizado con grandes paneles de neopreno (caucho sintético) en cuatro tonos de gris, más oscuro en los bordes exteriores y aclarándose hacia el centro,    con costuras de pie entre cada panel,   articula el complejo orden  de los espacios interiores.

En cada uno de los cuatro principales espacios de circulación, el restaurante, el jardín de invierno, la biblioteca y las salas de conferencias, un techo en forma de estrella se eleva por encima del techo inferior, cada uno ascendiendo hacia un pico piramidal de forma diferente y configuración variable de grandes claraboyas.  La parte interior de los dinámicos techos plegados crea el elemento más importante de los distintos espacios, con un entrechapado de madera de superficies lisas combinadas con otras ranuradas, que imparten un color cálido a todas las estancias.

Suelo y paredes

El suelo es una superficie continua y plana cubierta con moqueta de color gris oscuro,  con adoquines de piedra en los rellanos de las puertas hacia el exterior. En el revestimiento de las paredes, tanto interiores como exteriores, también se utilizaron grandes paneles de madera con aberturas para las ventanas verticales. En el exterior se uso madera de iroco.

En cada nivel de la fachada de los edificios de oficinas, el revestimiento de madera se fija hacia adelante, superponiéndose a la cara frontal del revestimiento en el piso inferior, de modo que la piel del edificio salga hacia fuera a medida que se eleva, permitiendo que el agua de lluvia gotee desde el fondo de cada piso en lugar de lavar la cara del edificio. Van Eyck acentúa sutilmente esta característica colocando bandas metálicas pintadas del mismo color que las colocadas en el restaurante, debajo de cada junta superpuesta.

Iluminación

La luz natural penetra en las estancias a través de las ventanas bajas ubicadas en los bordes de los tejados, otras más altas que rodean los edificios en las juntas entre los techos inferiores y superiores y las claraboyas ubicadas en los techos piramidales.

La luz artificial es proporcionada por pequeñas lámparas montadas en la parte inferior de las armaduras de los arcos, otras colocadas en los techos de madera contrachapada  y también por grandes linternas esféricas de papel japonés  que cuelgan en un patrón al azar bajo los techos más altos.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!