Edificio Mirador

Arquitecto
Año de Construcción
2001-2005
Pisos
21
Área construida
23.000 m2
Ubicación
Madrid, España

Introducción

El proyecto de viviendas en altura, proyectado por los arquitectos holandeses en colaboración con la arquitecta madrileña Blanca Lleó, quiere romper la excesiva homogeneidad del trazado previsto por el planeamiento, que contempla, en la casi totalidad de las parcelas residenciales, la configuración de manzana cerrada de 6 plantas. Sin embargo, el volumen proyectado para la parcela TR-22, se desarrolla en 21 plantas y emerge como referente para la ciudad y el territorio.

Situación

El edificio se encuentra ubicado en el barrio Sanchinarro, en la ciudad de Madrid.

Concepto

El edificio es un encuadre y un observatorio del horizonte lejano. La construcción proyectada, al elevarse, permite liberar en gran parte la ocupación de la parcela; así se hace posible la cesión de una parte del terreno privado en beneficio del disfrute social colectivo. Se contribuye de este modo a la generación del espacio público necesario que la ciudad contemporánea demanda.

Por otra parte, el gran mirador situado a 36,850 metros del suelo, ofrece a los vecinos un jardín comunitario y un espacio al aire libre en altura, donde encontrarse y gozar de las vistas.

Contra la seriación y repetición racionalista de la unidad familiar tipo, se plantea la variación razonable como respuesta a los nuevos modos contemporáneos de habitar. Se proponen organizaciones de viviendas flexibles y adaptables. Se trata de propiciar la identidad que cada habitante vuelca en su casa, facilitando la adecuación a un funcionamiento requerido e incorporando en lo posible los cambios y solicitudes de la demanda actual.

Descripcion

Las circulaciones en el edificio son como pequeñas calles verticales. Sus transformaciones, a lo largo de cada recorrido, aglutinan el compendio de tipologías estructuradas a modo de pequeños barrios. Al exterior, cada uno de los nueve grupos de viviendas iguales o barrios queda identificado y diferenciado de los demás. Pare ello se utilizan distintas combinaciones en la modulación y posición de los huecos, así como los materiales, la textura y el color de los distintos cerramientos de fachada.

El vacío exterior, llamado también jardín en altura o mirador tiene una superficie aproximada de 580 m2 en planta [39,4 x 14,70 metros] y una altura de 14,14 metros [menos recrecido de 1,35 metros]; situado en la planta 12, aglutina la diversidad y da identidad al conjunto edificado.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!