Edificio Residencial Red Apple

Arquitecto
Diseñado en
2010
Año de Construcción
2011 - 2012
Altura
44m
Pisos
13
Área construida
11.000m2
Ubicación
Sofía, Bulgaria

Introducción

Este edificio y sus modernas estructuras rompe con la arquitectura tradicional de la ciudad.   Se caracteriza por los ladrillos rojos de la fachada, las galerías, los balcones y los espacios verdes en los tejados.

Red Apple refleja la contradictoria necesidad de la máxima individualización personal y la necesidad de un tejido urbano más homogéneo.  A través de sus límites de disolución el edificio está en una estrecha interacción con su entorno. Es un organismo entero incrustado en el vecindario. Todos sus elementos están subordinados al conjunto. Por lo tanto, es un tejido urbano continuo firmemente conectado con lo existente. El edificio conecta el pasado y el presente a través del ladrillo, un material olvidado en Sofía.

El proyecto formó parte de un concurso celebrado en abril de 2010 en Sofía. Su período de construcción fue entre junio de 2011 y diciembre de 2012 e inaugurado a principios de 2013. Fue galardonado en la categoría Arquitectura, Construcción y Diseño 2014-2015.

Ubicación

El barrio circundante se compone principalmente de bloques de apartamentos que datan de los años 70, South Park, Ivan Vazov Quarter.  Edificios grandes rodeados de vegetación y separados entre sí.   Debido a que toda la zona se construye en un período relativamente corto de tiempo y no hace mucho, carece de las típicas capas históricas del centro de la ciudad. Aquí la conexión con la naturaleza es lo suficientemente directa y el acceso a todas las comodidades de la ciudad   lo suficientemente rápida y fácil como para convertirlo en un lugar agradable para vivir. Como contrapartida carece de la atmósfera y la historia del pasado que envuelve a Sofía, la capital de Bulgaria.

El ambiente en la ciudad es el resultado de dos factores muy importantes. Por un lado   la conexión con la naturaleza, por otro, el sentimiento del pasado, las huellas de la gente que ha estado aquí antes que nosotros, el sentimiento de la comunidad humana no sólo aquí y ahora, sino también en el tiempo. La huella del pasado se plasma generalmente por las construcciones que le han sobrevivido.

Reglamentaciones

Los reglamentos de construcción son específicos para esta parcela. El volumen máximo permitido es aproximadamente un sexto más grande que el área máxima permitida si el edificio tuviese 3 metros de altura. Esta discrepancia se resuelve sin perder ni área ni volumen, se crean 22 salones de doble altura en el edificio. Su área se considera solo en la planta baja y no en el vacío de encima,  de esta manera el diseño cumple con el máximo de las regulaciones incorporándolas al concepto.

Concepto

Aedes Studio explica: “…Nos hemos puesto la difícil tarea de diseñar un nuevo “antiguo edificio”, un edificio contemporáneo con pasado, un edificio que contiene opuestos. Queríamos enriquecer el barrio con una atmósfera de otro tiempo, para crear algo que nos convierta en un “flâneur” ( personaje de Baudelaire – carriola en París) dentro de la ciudad”.

Los arquitectos se acercaron a este proyecto como si tuvieran que revitalizar una parte vieja y abandonada de la ciudad, cuidando de conservar el encanto del pasado y combinarlo con las comodidades contemporáneas.

“…Imaginamos como punto de partida un edificio de fábrica abandonado, que después de la renovación se convierte en un lugar de lujo y deseado para ser habitado. En Sofía tal potencial podría ser reunido por la antigua “Fábrica de Azúcar…”, pero como no teníamos una fábrica para empezar, tuvimos que crearla. Así es como surgió nuestra “fábrica viva”, caracterizada por muchas ideas opuestas relacionadas con los términos “viejo” y “nuevo…”.

Espacios

Planta

En planta el edificio es casi un triángulo 30×30 metros,  con un tercer lado más largo. La altura es de unos 44 metros.

Los espacios de los 61 apartamentos, 22 de ellos con 6m de altura, se alejan de la fachada permitiendo a sus ocupantes poder disfrutar del ritmo de las aberturas desde el interior de las mismas.

Las salas de estar de doble altura hacen referencia a los “lofts” de Nueva York. Su   gran escala tanto desde el interior como la forma que presenta en el exterior es deliberada, con el fin de acentuar la sensación de los cambios de función de industrial a residencial.

En el segundo piso destaca un espacio de deportes realizado con el mismo tratamiento de los balcones voladizos de metal, pero al igual que la escalera muy hiperbolizado.

El “viejo”, “abandonado” y nuevamente recuperado espacio de la Fábrica como viviendas es un entorno rico en muchos aspectos.  Unifica las ventajas tanto de la contemporaneidad como del pasado. De esta manera el edificio no sólo se ajusta a su entorno, sino que ofrece lo que le falta el barrio, la historia, el pasado y los recuerdos.

Dentro y fuera

El vacío en el medio de la estructura es otro espacio exagerado que cambia el concepto interior – exterior. Los volúmenes y los árboles crean una zona intermedia donde los límites de entrada – salida se vuelven permeables. A nivel del suelo este es un adecuado espacio público.

Estructura

El código del edificio consiste en una cáscara perforada de ladrillo. Su línea exterior sigue deliberadamente las irregularidades del sitio, creando ángulos agudos que realzan la perspectiva y establecen un carácter significativo. Las aberturas son completamente similares, siguiendo el orden estricto que origina la cuadrícula de la rejilla del ladrillo, aunque en lugares aleatorios faltan o son reemplazadas por grandes rompientes, ventanas que cubren dos pisos. En algunos sitios la pared lisa de ladrillos cambia de estructura, con cierto aire flamenco, cada segundo ladrillo se encastra a medio camino de la superficie de la pared creando unos voladizos con efecto tridimensional de sombras.  Impresiones similares dan forma a los balcones, en este caso metálicos y cerrados con una rejilla por tres de sus lados. Los balcones con sus rejillas metálicas parecen ligeramente inacabados recordando una estructura con un potencial de crecimiento no agotado. A través de su proporción hacen referencia al vínculo flamenco (esta vez altamente hiperbolizado).

Como cualquier “fábrica” ordinaria, ésta también tiene muchas chimeneas en la parte superior, son utilizadas como ejes de luz o como macetas para árboles.  En la planta baja estos elementos también aparecen, rompiendo la línea entre el espacio interior y exterior, con una superficie muy similar al detalle de las fachadas de ladrillos medio incrustados, pero a mayor escala.  Esta diferencia de escala también aparece en la relación entre las ventanas de doble altura que iluminan los salones y las aberturas ordinarias.

Escalera

La escalera es el espacio más hiperbolizado del edificio. Representa un enorme pozo de luz, alrededor del cual se despliegan las losas de las viviendas. Su estructura está creada con el mismo patrón perforado de ladrillos que se ha utilizado en la fachada y al igual que en las superficies exteriores, las paredes de ladrillo interiores evolucionan hacia una superficie lisa.   Este efecto, así como el eje de luz y los maceteros crean la sensación de que el suelo es una potencial fuente del material de construcción.

Materiales

La espina dorsal del concepto es el ladrillo, el material que reúne la idea de lo viejo y lo nuevo. Debido a las muchas imágenes que se relacionan con él a través de los siglos, el ladrillo mismo despliega una rica presencia, reuniendo la calidez de estar hecho de arcilla, cocido en fuego y construido a mano.

Este material está bastante olvidado en las construcciones búlgaras por lo que no había suficientes conocimientos sobre su utilización y reintroducción según las condiciones sísmicas locales. El edificio de 13 pisos de altura, junto con su fachada de ladrillo está diseñado para superar un terremoto de 9º en la escala Richter.

Sostenibilidad

El espacio abierto y alto del interior, las galerías, los volúmenes y los árboles en la parte superior crean zonas de temperatura intermedia que protegen contra el sobrecalentamiento. Debido al solsticio, los ladrillos de cabecera y los balcones de rejilla metálica funcionan como protección solar en verano, pero no impiden el calentamiento en invierno. Los garajes se ventilan de forma natural.

Planos  Aedes Studio

Fotos Aedes Studio

Planta
Planta segunda
Sección

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!