Ingeniero estructural
Studiio Ingegneria E.Pereira
Ingeniero acústico
Arpservice S.p.a
Ingeniero Eléctrico
Amman Progetti
Constructora
GDM Construzioni S.p.a
Promotor
Universidad Luigi Bocconi, Nicolo Di Blasi
Año de Construcción
2004 - 2008
Pisos
6
Área construida
45,000m2 + 20000m2
Ubicación
viale Bligny y via Roentgen, Milán, Italia

Introducción

A través de su arquitectura y planificación urbana, el Campus Bocconi expresa la visión cultural de la Universidad. Presenta innovación y pensamiento vanguardista, así como un enfoque internacional que comparte con la ciudad.

Cada edificio del Campus es obra de importantes arquitectos y está pensado como parte integral de la ciudad, impulsando no solo el cambio urbano, sino también la evolución socioeconómica en el área circundante.

El nuevo edificio de la Universidad Bocconi nació en el estudio irlandés Grafton Architects  y específicamente de la mente de Shelley McNamara e Yvonne Farrell, quienes ganaron en 2001 el concurso internacional convocado por la Universidad de Milán para la construcción de una estructura que albergara el conjunto del profesorado y una nueva Aula Magna. El edificio teje relaciones físicas y formales con la ciudad y permite que el espacio público entre y se superponga con la vida universitaria.

El edificio de la Universidad Bocconi en Milán es un ejemplo de la habilidad para interpretar contextos y crear nuevos escenarios de interacción entre comunidades y ciudades de las arquitectas irlandesas, habilidad que les llevó a ganar el Premio Pritzker 2020.

El edificio ha sido galardonado en varias ocasiones: 2008 ganador del World Building of the Year Award, finalista del EU Prize for Contemporary Architecture – Mies van der Rohe Award y ganador del Architecture Association of Ireland- Downes Medal y Architecture Association of Ireland- Downes Medal 2007 2009.

Ubicación

El Edificio Roentgen ocupa un terreno rectangular, 70x160m, entre viale Bligny y via Roentgen, dentro del complejo universitario Bocconi, haciendo esquina entre ambas calles de la ciudad de Milán, Italia.

 La relación de la Universidad con la ciudad sigue un modelo único. El Campus está completamente integrado en el tejido urbano y  a solo 10 minutos a pie del bullicioso centro de Milán.

Concepto

Grafton Architects concibe la sede de Bocconi como una fortaleza de piedra, maciza en apariencia, pero a la vez permeable y abierta a la ciudad. El interior  del  edificio   está pensado como un gran mercado o lugar de intercambio. El hall  actúa como filtro entre la ciudad y la universidad.

Las arquitectas buscaron inspiración en la robusta arquitectura milanesa, desde la forma y vitalidad del cercano mercado de Broletto hasta los edificios que en su interior atesoran patios y jardines.

 Arquitectónicamente, el diseño gira en torno a dos ideas básicas: volúmenes flotantes e iluminación natural difusa. Formas llamativas, espacios suspendidos, iluminación natural, materiales extraídos de la tradición local y adaptados a un estilo contemporáneo.

Espacios

El edificio, 45,000m2 (65,000m2 si se incluye el aparcamiento y zonas técnicas) se retrae de los bordes de Via Roentgen y Viale Bligni para crear un espacio público, una acera  de 19x90m en los mismos tonos grises del edificio. La entrada se ubica en la animada Viale Bligny. El visitante se acerca al vestíbulo principal donde una impresionante pared de vidrio lo conecta visualmente con la ciudad. En el vestíbulo de 2500m2 hay un apartado de 500m2  utilizado como sala de exposiciones.

El edificio alberga a toda la facultad de Bocconi, dividida en 7 departamentos, 20 centros de investigación y 4 laboratorios. También es sede de conferencias y eventos, con 34 salas de reuniones y el Aula Magna, un auditorio público que simboliza la conexión de Bocconi con la ciudad. Este Auditorio se ubica en la planta de acceso y tiene un aforo de 1000 asientos.  Dispone así mismo de 8 salas de descanso  y aparcamiento subterráneo con capacidad para 200 coches.

Debido a su particular sistema estructural, similar a los utilizados para la construcción de puentes, su interior, con ausencia de pilares, ofrece patios, jardines colgantes y terrazas en varios niveles, todos llenos de luz natural, que en muchos casos llega hasta los niveles subterráneos.

Oficinas

Para hacer este gran lugar de intercambio, los arquitectos pensaron en las oficinas de investigación como un espacio ocupando las vigas, suspendidas para formar un gran dosel que filtra la luz a todos los niveles. Las oficinas forman un paisaje de techo habitado. Este dosel flotante permite que el espacio de la ciudad se superponga con la vida de la universidad. Permite que los espacios públicos internos y externos se fusionen.

El mundo de la colmena de la investigación está físicamente separado, pero siempre visualmente conectado con la vida de los niveles inferiores.

Circulación

Las dimensiones y variedad de las estructuras encontradas en el edificio requieren un sistema de señalización desarrollado especialmente para facilitar la circulación por los distintos niveles. La orientación es asistida por un sistema de codificación de colores que identifica los siete departamentos. La elección de los colores se ha basado en los colores típicos de los edificios italianos.  Comienza en la planta baja con un marrón terroso y a partir de la quinta planta pasa a un azul cielo.   

Los centros de investigación tienen todos el mismo color, para evitar confusiones y a las oficinas se les ha asignado códigos de números y letras.

Estructura

Grandes pilares de hormigón y vigas de pared a 25 m del centro sostienen las vigas del techo de las que cuelgan las oficinas, los patios y los jardines. Los pisos del edificio no descansan sobre pilares, sino que cuelgan de cables de acero desde grandes vigas en el techo, un principio estructural similar a los que se usan para construir los puentes.

El efecto es una sucesión de espacios abiertos, escaleras y elementos de hormigón que parecen suspendidos en el aire. El impacto visual se aligera aún más por la generosa presencia de amplios paneles de vidrio y aberturas que conducen la luz natural hasta el sótano.

La pared exterior hundida del Aula Magna  alcanza la altura total del edificio, con las oficinas del nivel superior que habitan su ático/cubierta. El volumen completo y la escala de esta gran sala ‘la roca incrustada’ se asienta directamente en el borde de la calle y es el ancla de la totalidad del edificio.

Sustentabilidad

Tanto por razones arquitectónicas como ambientales, los volúmenes del Aula Magna y de la Sala de Juntas se expresan como sólidos, ya sea empotrados y saliendo del suelo como es el caso del Aula, o en voladizo y flotando sobre la calle como es el caso de las Salas de Juntas. Este borde sólido forma un microclima que brinda protección contra la ganancia solar del oeste junto con protección acústica hacia el norte.

La estrategia del laberinto de patios proporciona ventilación y luz natural a todas las oficinas y a algunos de los espacios públicos de abajo. Un estudio profundo de los niveles de iluminación coordinados con el diseño de los sistemas de ventanas y las dimensiones de la abertura acristalada  proporciona un deslumbramiento limitado y una ganancia solar máxima en las oficinas. La iluminación artificial se puede modificar de acuerdo con los niveles de iluminación exterior.

Toda la energía para el sistema de calefacción es proporcionada por una bomba de calor geotérmica que utiliza el calor de la capa freática y tiene cero emisiones a la atmósfera.

Materiales

En el revestimiento de las fachadas exteriores los arquitectos recuperan el  uso de materiales pertenecientes a la tradición local adaptados al estilo contemporáneo.  En este caso han utilizado para las fachadas exteriores, techos y cubiertas 11.200 m2 de  una piedra extraída de los ríos cercanos a lago Iseo, en la zona de Lombardía, conocida como “ceppo”, mucho más dura que el hormigón y con un tono parecido. Se suele utilizar para los edificios distinguidos de los alrededores de Milán. En los interiores los acabados de los muros se han realizado con hormigón visto en tonos grises.

También se han utilizado en la construcción:

  • 339 tn de tubería metálica para estructuras portantes verticales 
  • 36.000m de tirantes verticales para losas postesadas suspendidas
  • 302.000 m de cables horizontales para vigas postesadas
  • 55.000m3 de jet grouting (inyección radial de fluidos a muy alta velocidad)
  • 65.472,50 m3 de hormigón para obras de armado y cimentaciones
  • 20.520 m2  de aluminio acristalado en fachadas
  • 23.111 m2 en trabajos de estuco y enlucidos
  • 15.253 m2 de albañilería
  • 19.378 m2 de piedra para pavimentos interiores, exteriores y escaleras

Planos

Fotos

ACME

Vellut

 

 

Edificio Roentgen – Campus Bucconi 
Boceto conceptual
Sección
Sección
1 / 35