El Cubo Naranja
Ingeniero estructural
RFR GO+
Ingeniero acústico
: Avel Acoustique
Ingeniero Eléctrico
Alto Ingénierie
Promotor
Rhône Saône Développement
Año de Construcción
2005 - 2011
Pisos
5
Área construida
6.300 m2
Facade
Ligera
Ubicación
Quai Rambaud, Lyon, Francia

Introducción

El propósito del nuevo proyecto urbano para la vieja zona del puerto, desarrollado por VNF(Voies Naviguables de France), en colaboración con la Caja de Depósitos SEM de Lyon ( Caisse des Dépôts and Sem Lyon Confluence) fue reinventar y dinamizar los muelles a la orilla del río y su patrimonio industrial, ofreciendo conjuntamente un programa arquitectónico, cultural y comercial.

Origen

Estos muelles utilizados inicialmente como almacenes, la Sucrière, les Douanes, les Salins, la Capitainerie, o para guardar grúas o cualquier elemento funcional vinculado al uso río, mutan y se transforman en un territorio de experimentación con el fin de crear un paisaje articulado con el mismo entorno y con las colinas de los alrededores, conservando su carácter industrial .

Situación

El Cubo Naranja fue construido a orillas del río Saône, cerca de la confluencia de éste con el Ródano, en Lyon, Francia. Este emblemático proyecto ayudará a impulsar el antiguo puerto fluvial de la ciudad, una vieja zona industrial de almacenes y muelles.

Concepto

El proyecto fue diseñado como un simple “cubo orthogonal” dentro del cual se cava un gigantesco agujero, respondiendo a las necesidades de luz, aire y vistas. Este agujero crea un vacío, una perforación horizontal en el edificio que nace en el interior del lado que mira al río y asciende hasta terraza.

Espacios

Todas las plataformas de oficinas se benefician de la luz y las vistas en los cinco niveles del edificio, con balcones accesibles en cada uno de ellos. Cada planta disfruta una nueva clase de convivencia a través de los accesos a los balcones y sus vistas, creando espacios de encuentro e intercambios informales.

La búsqueda de transparencia y transmisión óptima de luz en las plataformas ha contribuido a que los espacios de trabajo sean más elegantes, luminosos y ligeros.

La primera planta tiene doble altura y alberga un salón de exhibiciones y ventas mientras que el último piso dispone de una gran terraza en el fondo desde la cual se puede observar una vista panorámica de Lyon, Fourvière y Lyon-Confluence.

Estructura

El nuevo edificio, próximo a otro ya existente, Les Salins, caracterizado por los tres arcos de su estructura, resalta su autonomía.
Está diseñado sobre un marco regular, 29x33m, con una estructura de pilares de hormigón armado a cinco niveles. Una fachada luminosa, con aperturas aparentemente al azar se completa con otra fachada perforada con patrones pixelados que acompañan el movimiento del río.

Tres volúmenes cónicos dispuestos en tres niveles perforan el edifico: el ángulo de la fachada, el techo y el nivel de la entrada.
El color naranja hace referencia a la pintura con minio, un color industrial de uso frecuente en las zonas portuarias.

Perturbaciones

Con el fin de crear el vacío, los arquitectos trabajaron con una serie de perturbaciones volumétricas, vinculadas a la sustracción de tres volúmenes cónicos dispuestos en tres niveles: el ángulo de la fachada, el techo y el nivel de la entrada. Estas perturbaciones generan espacios y relaciones entre el edificio, los usuarios, el lugar y la fuente de luz, todos ellos dentro de un programa común de oficinas.

  • Primera perturbación

La primera perturbación está basada en la relación visual directa con la estructura arqueada del hall, su proximidad y su forma de contrafuerte, permitiendo conectar los dos elementos arquitectónicos y creando un nuevo espacio de doble altura protegido en el interior del edificio.

  • Segunda perturbación

Una segunda perturbación elíptica, rompe la regularidad de los polos de las vigas estructurales en cuatro niveles en el ámbito de la esquina de la fachada que da al río. Esta perforación, resultado del encuentro de dos curvas, establece una relación diagonal hacia el ángulo y genera un gran atrio en la parte profunda del volumen, rodeado por una serie de corredores conectados con las plataformas de oficinas.

De este modo el plano de la fachada es desplazado hacia el interior, creando una nueva relación de luz y vistas, tanto desde el interior como desde el exterior. Esta situación crea una relación extremadamente dinámica entre el edificio y el espectador, ya que cambia su geometría de acuerdo a la posición de observación.

Materiales

El proyecto forma parte de la propuesta para el desarrollo sostenible respetando los siguientes principios:

  • Fachada

Optimización de la concepción de la fachada que permite conciliar el rendimiento térmico y confort visual con un Ubat <0,7 W / m2 K y un factor de la luz del día del 2% en casi todas las oficinas.

La piel exterior del cubo está constituida por una celosía de aluminio con perforaciones de diferente tamaño, siguiendo un patrón que simula el movimiento del caudal de agua cercano y que fue concebida como una pantalla capaz de reflejar los tonos cambiantes de la superficie del río. Estas perforaciones se repiten en algunas áreas internas facilitando la conexión visual entre distintos sectores dentro del edificio.

La estructura es de hormigón armado y hierro.

  • Temperatura

Una producción termo frigorífica a través de bombas de calor sobre el nivel del agua y la sustitución de aire higiénico nuevo con la recuperación de las calorías de alta eficiencia del aire extraído.

El edificio está preparado para conectarse con futuras terrazas flotantes fijadas en la orilla del río o de los muelles.

Planos

Fotos Roland Halbe y Nicolas Borel

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!