Escuela primaria en Gando
Año de Construcción
1998-2001
Ubicación
Gando, Burkina Faso

Introducción

Para lograr la sostenibilidad el proyecto se basa en los principios de diseño para el confort climático.

Se utiliza la construcción de bajo coste, por lo que la mayoría de los materiales son locales al igual que el potencial de la comunidad. La tecnología del mundo industrializado se adaptó para poder ser utilizada de forma sencilla con los materiales tradicionales, al mismo tiempo que se concibe como un ejemplo para que la comunidad tome conciencia de los méritos de los materiales de que dispone y de su propio potencial humano.

Lo práctico y lo poético están fundidos. La escuela primaria en Gando inspira orgullo y autoestima a los instils que han reforzado sus lazos solidarios y han sentado las bases para proyectos colectivos más grandiosos.

Uno de los desafíos para el arquitecto fue como explicar el diseño y los dibujos a personas que no saben leer ni escribir, dicho desafío le acompañó durante toda la duración del desarrollo del proyecto.

Trabajo comunitario

Todas las personas implicadas en la gestión del proyecto fueron nativos de la aldea, y las habilidades aprendidas aquí se aplicarán a nuevas iniciativas en el pueblo y en otros lugares.

La forma organizada de la comunidad ha dado un ejemplo que ya ha sido imitado por dos aldeas vecinas que posteriormente construyeron sus propias escuelas en un nuevo esfuerzo de cooperación.

Las autoridades locales también han reconocido que el proyecto ha valido la pena, no sólo han cedido y pagado al personal docente, sino que también han empleado a los jóvenes formados allí en proyectos públicos a realizar en la ciudad, utilizando las mismas técnicas aprendidas en la aldea.

Situación

La escuela ha sido levantada en Gando, pequeña aldea en las planicies meridionales de Burkina Faso, a 200 Kilómetros de Ouagadougou, capital del país.

Concepto

Consideraciones climáticas determinaron en gran medida la forma del edificio y los materiales a utilizar.

Objetivos

La sostenibilidad y la adaptación al entorno climático eran dos de los principales objetivos del proyecto

Proyecto

En el año 1998, la primera persona del poblado en estudiar en el extranjero, Diébédo Francis Kéré, impulsó la construcción de una escuela, convencido de que la educación era la primera piedra para el desarrollo personal y económico de los habitantes de su pueblo natal.

Estudiante de arquitectura en Berlín, fundó la asociación Schulbausteine für Gando (Ladrillos para una escuela en Gando) con el objetivo de recoger fondos para el centro docente. Con el apoyo de LOCOMAT, una agencia gubernamental del propio país y el esfuerzo de toda una comunidad logró construir su escuela.

Habilitada para más de 150 alumnos, la escuela primaria en Gando se terminó de construir en 2001. Poco después, se inició un proyecto de ampliación para dar cabida a los estudiantes de las aldeas vecinas.

Espacios

Tres aulas están dispuestas en forma lineal y separadas por zonas cubiertas al aire libre que pueden ser utilizados para la enseñanza y el juego.

Cada una de las aulas puede albergar a cincuenta alumnos.

Estructura

La estructura comprende tradicionales muros de carga levantados sobre suelo estabilizado y hechos con bloques de tierra comprimida.

Estos muros forman tres módulos rectangulares unidos por una única cubierta que componen la estructura básica del edificio.

Vigas de hormigón armado sobre las que se apoyan barras de acero de construcción en sentido transversal a ellas, soportan las placas del cielo raso realizadas en el mismo material de los ladrillos de los muros portantes.

Materiales

El techo y las paredes los forman ladrillos de arcilla, elaborados in situ con una técnica que consiste en aumentar la resistencia a la compresión de los componentes añadiendo una pequeña cantidad de cemento.

Los ladrillos

Ladrillos elaborados por miembros de la aldea

De seis centímetros de grosor, los ladrillos fueron producidos por los vecinos, los verdaderos protagonistas de la construcción del edificio, que lograron realizar más de 30.000 unidades con una prensa mecánica financiada por la propia asociación.

Confort climático

  • Cubierta

El confort climático está garantizado por el techo, que encima de los bloques de arcilla tiene una cubierta de zinc que se despega de éste mediante una cercha de acero. La separación entre las dos piezas establece un espacio de ventilación, evitando el sobrecalentamiento de las aulas.

Se ha utilizado una cubierta doble y ampliamente abierta. Al calentar el sol la chapa de la cubierta y por lo tanto el aire que hay bajo ella este pierde densidad y tiende a subir. La cubierta exterior se encuentra levemente inclinada de modo que cuando el aire tiende a subir comienza a circular en una dirección y saliendo al exterior por uno de los extremos.
Mientras tanto por el extremo contrario se absorbe airé a menos temperatura logrando una ventilación continua que mantiene la cubierta interior, la que corresponde a las aulas a temperaturas aceptables y por lo tanto hace más confortable el ambiente interior.

Gracias a la cubierta, que sobresale por delante, el edificio queda resguardado de la erosión provocada por el sol y la lluvia.

La forma de la cubierta estuvo ceñida a consideraciones prácticas: no era posible transportar grandes piezas a la obra, ni económicamente viable usar maquinaria pesada como grúas, de manera que se utilizaron perfiles de acero normales para crear la ligera cercha, y se enseñó a los habitantes a serrar y soldar el metal.

  • Fachadas

El tono arcilloso de las fachadas también ayuda a repeler los rayos del sol a la vez que su composición y grosor absorben el calor, moderando la temperatura ambiente.

Se tuvieron presentes las cualidades de la arcilla, ya que se trata del material idóneo para mitigar las altas temperaturas de la región.
De este modo, quedaba demostrado a los habitantes que este material tradicional de bajo coste podía competir sin complejos con los que se utilizan en la construcción actual, como el hormigón, empleado para los cimientos del edificio.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!