Estación Central de Róterdam – Remodelación

Paisajista
West 8
Ingeniero estructural
Arcadis, Gemeentewerken Rotterdam
Constructora
Bouwcombinatie TBI Rotterdam Centraal
Diseñado en
2003
Año de Construcción
2007 - 2014
Altura
30m
Área construida
46.000 m²
Ubicación
Stationsplein 1, 3013 AJ Róterdam, Holanda

Introducción

La Estación Central de Róterdam es conocida como la puerta de entrada internacional a la ciudad. Casi 320.000 viajeros pasan por la Estación Central todos los días para tomar un autobús, tranvía, metro o tren. Los trenes interurbanos de todo el país o algunos internacionales de alta velocidad se detienen en ella varias veces al día.

La estación ha tenido un cambio de imagen total en los últimos años convirtiéndose en una de las obras arquitectónicas más emblemáticas de la ciudad. Para su remodelación, finalizada en 2014, se creó un equipo llamado Team CS, formado por tres estudios de arquitectura, Benthem Crouwel Architects, MVSA Architects y West 8 en la parte paisajística. Los arquitectos ampliaron el complejo de la estación principal y actualizaron los espacios públicos circundantes para mejorar la integración del edificio en su contexto urbano.

La antigua estación, diseñada por Sybold van Ravesteyn en 1957 consistía en un edificio independiente al frente, un túnel y plataformas abiertas, cada una con su propio dosel. Con el transcurso de los años había dejado de satisfacer las necesidades y requisitos actuales de los usuarios en términos de capacidad y diseño. Por estas razones, la ciudad de Róterdam y la empresa de ferrocarriles necesitaban una nueva estación que formara una sola entidad para todos sus usuarios. El diseño del Team CS sin duda cumple estos requisitos. La actual sala de la estación atraviesa desde Proveniersplein en el lado norte hasta Stationsplein en el lado sur. El techo de la plataforma de 250 metros de ancho forma una sola entidad con el vestíbulo principal y las vías.

Ubicación

Esta terminal de transporte público está ubicada en el centro de Róterdam, Holanda, e integrada en la red europea de centros de transporte creada por la llegada del sistema ferroviario de alta velocidad (HSL).

La entrada principal se encuentra sobre una plaza pública, en Stationsplein 1, y la secundaria mira al canal Spoorsingel, en el barrio Provenierswijk. Esta zona que no sufrió las consecuencias del bombardeo que azotó la ciudad el 14 de mayo de 1940 mantiene su auténtico aspecto y atmósfera.

La estación, con su construcción y detalles de alta tecnología y sus numerosas opciones de transporte público, sirve como catalizador para la renovación urbana de la ciudad. Es una parte integral del ambicioso plan de crecimiento urbano del Municipio para el Distrito Central y un nuevo icono al comienzo del eje cultural de Rotterdam.

Concepto

La forma del nuevo edificio expresa la logística interna de este centro de transporte. Marcando el inicio del «eje cultural» de Róterdam, la nueva estación Grand Central señala el camino al corazón de la ciudad.

No solo sirve como un centro de tráfico moderno y eficiente para cerca de 320.000 viajeros diarios, sino que también ha actuado como un catalizador para una modernización masiva de los distritos vecinos, porque el nuevo edificio los conecta donde anteriormente estaban separados por la barrera de las vías del tren.

La idea de la simbiosis también está representada en el interior del edificio, las tiendas, los restaurantes de alta gama y los bares ofrecen más ofertas,  asegurando un número adicional de visitantes y acogedores espacios. Esto se ve reforzado por el nuevo vestíbulo de la estación, cuya generosa distribución y estética transmiten la impresión de una plaza techada. Debido a su arquitectura generadora de identidad y su concepto sofisticado de sostenibilidad, la Estación Central se ha convertido en un corto período de tiempo en un nuevo punto de referencia de la ciudad de Róterdam.

Espacios

La construcción de la nueva estación estuvo precedida por trabajos de acondicionamiento, entre ellos la conversión del túnel occidental a un túnel temporal de pasajeros, la construcción de una nueva estación temporal tanto para trenes como para pasajeros y la construcción de un nuevo puente sobre las vías para los viajeros. También se demolieron las explanadas existentes en los lados sur y norte, antes del inicio del nuevo edificio. Esto garantizó que la estación pudiera permanecer abierta durante la construcción.

Descripción

Un dosel angular revestido de metal se proyecta sobre una plaza pública a la entrada de la estación Central de Rotterdam.  Al ingresar a la iluminada explanada de la estación los viajeros tienen una vista general y pueden observar de inmediato dónde están los trenes. El ancho y hundido pasaje debajo de las vías es una continuación natural de la explanada. Las plataformas tienen un techo en gran parte transparente de unos 250 metros de largo que abarca toda la zona de los andenes.

La entrada por el lado norte, mirando al canal Spoorsingel, es modesta en consonancia con su entorno histórico y el menor flujo de pasajeros.

Parte de la cubierta que cubre las vías está realizada con paneles solares que continúan ininterrumpidamente en el techo inclinado sobre el vestíbulo de la estación, con caída hacia el centro de la ciudad.   Una serie de elementos históricos pertenecientes al antiguo edificio (1957 – Sybold van Ravesteyn) se han mantenido intactos, como el reloj original en la fachada delantera, las letras que deletrean la Estación Central (ahora en luces LED) y los «speculaasjes», dos esculturas de granito en la plataforma 1.

Debajo de la explanada principal se ubica un estacionamiento para 750 coches y 5200 bicicletas.

Estructura

El diseño de Benthem Crouwel presenta dos grandes movimientos: un cobertizo sobre las plataformas y una tijera de concreto sobre el área de espera y el punto de transferencia para el transporte local.

Vestíbulo principal

El vestíbulo principal se enfrenta a su plaza con su propia forma de V: una capucha que sobresale en el espacio con su pico asimétrico apuntando hacia el centro y luego desciende hasta el nivel de las actividades funcionales, hasta refugiarse en el interior,  donde el techo se fractura en una serie de crestas que ofrecen versiones acentuadas de los picos sobre las plataformas.  En contraste con la marcha de columnas en la plataforma, aquí no hay soportes, solo el techo parece flotar sobre bancos de tiendas y oficinas.

La estructura de la sala principal de la estación está hecha completamente de acero, aunque permanece oculta por el techo.  Su construcción duró 6 meses y comprendió ocho fases. Los componentes individuales fueron transportados por camión y montados con juntas soldadas o atornillados en el sitio. Este proceso requirió una gran inventiva y flexibilidad de todas las partes para garantizar que la estación continuara funcionando durante todo el proceso de construcción.

Plataformas

La cubierta de las plataformas consiste en una extensión de vidrio dispuesta en crestas poco profundas de cristales que descansan sobre vigas de acero que se extienden entre columnas en forma de Y, una referencia directa a la forma del techo de la plataforma antigua. La escala y la simplicidad del espacio, junto con la imagen de columnas que evocan a un ser humano con los brazos extendidos o árboles que alcanzan el cielo hacen de este un espacio que emana ligereza y posibilidad.

La estructura de este techo de 250 m de largo x 150 m de ancho que se encuentra sobre las vías y a 12m por encima de las plataformas está hecha con un sistema de marcos de acero longitudinales sin armadura. Estos están situados en el medio de las seis plataformas y debajo de los dos lados largos.

Materiales

Los suelos de la estación están cubiertos con losas de piedra en tonos rojizos, y se extienden desde la explanada hasta el patio delantero de la estación.

El techo sobre las plataformas está hecho de vidrio para que los pasajeros lleguen a un espacio ventilado lleno de luz natural. La luz también alcanza los niveles inferiores a través de grandes vacíos que contienen escaleras convencionales y mecánicas. Los paneles solares que cubren parcialmente el techo tienen un alto nivel de transparencia para evitar que reduzcan la cantidad de luz que ingresa a la estación.

La utilización de madera en el gran techo del hall principal desempeña un papel importante y está totalmente integrada al diseño, convirtiéndolo en más “humano”, pese a su gran escala. Está formado por una ingeniosa interacción de miles de listones de madera de diferente longitud, ancho y alto. Se utilizó una madera ligera, duradera y estable de cedro rojo occidental.

El exterior del techo del vestíbulo está acabado con un revestimiento de acero inoxidable.

El puerto de Rotterdam donó una gran pantalla LED con forma horizontal y estrecha  que fue colocada en la sala principal y muestra imágenes relacionadas con el patrimonio de la ciudad.

Planos

Fotos

Fotos WikiArquitectura (Mayo 2018)

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!