Estación Roma Termini
Arquitecto reforma
Angiolo Mazzoni, Eugenio Montuori, Annibale Vitellozzi
Ingeniero estructural
Pier Luigi Nervi
Promotor
Red Ferroviaria Italiana, Ciudad de Roma
Año de Construcción
1864 - 1867
Reformado en
1937-1947, 1948-1951, 2000
Área construida
225.000 m2
Ubicación
Piazzale dei Cinquecento, Roma, Italia

Introducción

La estación de Roma Termini constituye, conjuntamente con la Estación Tiburtina, la estación de ferrocarril más importante de la ciudad de Roma y una de las principales de Europa.

El primer edificio, diseñado por Bianchi, data de 1867. Sin embargo, fue demolido en 1937 para dar paso a una nueva estación con motivo de la Exposición Universal de 1942 (E42) en la capital italiana. Debido a la Segunda Guerra Mundial la Exposición fue cancelada y las obras se detuvieron hasta después de la caída de Mussolini en 1943. En ese momento, el arquitecto Angiolo Mazzoni completó dos alas de un kilómetro de longitud. Después de la guerra, en 1947, el gobierno italiano llamó a concurso para la realización ulterior de la estación, resultando ganador el proyecto presentado por los arquitectos Eugenio Montuori y Annibale Vitellozzi y, al fin, inaugurada en el año 1951.

Concurso

Dos equipos de arquitectos ganaron el concurso: el de Leo Calini y Eugenio Montuori, por un lado, y el formado por Massimo Castellazzi, Vasco Fadigati, Achille Pintonello y Annibale Vitellozzi por el otro. Como experto en la construcción de estructuras de hormigón, contaron con ingeniero Pier Luigi Nervi.
La actual estructura de la Estación Ferroviaria Termini en Roma fue inaugurada con ocasión del Año Santo 1950 e incluye el viejo edificio de madera de 1867 proyectado por Salvatore Bianchi. Las obras se realizaron en la zona de la colina de Esquilino, cerca de las Termas de Diocleciano y de las cuales, probablemente, la estación tome su nombre.

Situación

Emplazamiento

La estación de Roma Termini se encuentra en el barrio romano de Termini y está situada justo enfrente de las Termas de Diocleciano Termini, sobre la Piazza dei Cinquecento, Roma, Italia.

La estación es parte de la zona de Esquilino, nombre que deriva de una de las siete famosas colinas de Roma. No es una zona muy atractiva: edificios grandes, muy pocos espacios verdes, tráfico y mucho ruido. En la Piazza dei Cinquecento está la terminal de autobuses de largo recorrido, las entradas al metro y aparcamientos de taxis.
La ubicación de la estación es notable. Tanto el antiguo como el nuevo complejo se integran a su manera con el contexto urbano. Los restos de la vieja pared serbia, de 80 metros de largo (siglo VI aC.) se integraron en la parte nueva. Desde 1955, la estación tiene una conexión con la red de metro y un centro comercial subterráneo, el Foro de Termini.

Concepto

La primera estación, obra del arquitecto Salvatore Bianchi, se basó en la estación de la Gare de l’Est en París.
La actual estructura de la Estación de Termini compone uno de los edificios más significativos de la Roma moderna, destacando el contraste entre la perspectiva de las largas líneas de los edificios recubiertos con travertino y la forma curva de la placa frontal a dos aguas.
El edificio encaja en la historia de la modernista y orgánica arquitectura de los años 50, pero también en el modernismo y el futurismo durante la época de Mussolini. La arquitectura orgánica fue principalmente una alternativa a la arquitectura monumental anterior. En el libro Visiones de Utopía de Terry Kirk, podemos leer: «La arquitectura orgánica es a la vez una actividad social, técnica y artística dirigida a crear el escenario para una nueva sociedad democrática».
Las diferentes partes que forman el complejo fueron criticadas basándose en este contexto. El trabajo de Mazzoni se olvida conscientemente pese a que ambas partes del edifico muestran una calidad que rivaliza con las antiguas ruinas, formando un fuerte e inseparable “todo”. Marco Ferrero en La Stazione dei Grandi Eventi nos señala: “…la Stazione Termini, a pesar de ser el resultado de la combinación de elementos heterogéneos, es un todo orgánico en el que los diferentes objetivos y diseños crean contraposiciones en lugar de contrastes…».
Leyendo la historia de la estación vemos la complejidad de la producción arquitectónica durante y un poco después de la época fascista en Italia y como se produce la continuidad en lugar de una ruptura radical.

Historia

Tanto la monumental fachada frontal, nunca construida, como las dos alas si ejecutadas del poryecto de Mazzoni fueron ampliamente criticadas una vez finalizada la Guerra.
Kidder Smith nos dice en Italy Builds: “…Esta presión creciente de la guerra obligó a una parada más en la obra monumental cuya parte frontal, afortunadamente, nunca se construyó. Con el ambiente más claro, más democrático de la posguerra pronto se comprendió que esa sección de la estación no debería completarse según fue diseñada …», incluso se refiere al proyecto de Mazzoni como “esta monstruosidad». La parte nueva, sin embargo, fue descrita en la literatura de posguerra como un edificio transparente y moderno que simboliza los nuevos valores democráticos de la República Italiana.

Alzados proyecto Mazzoni

Recientes investigaciones re-evalúan el trabajo de Mazzoni, después de años de duras críticas. Además críticos de arquitectura contemporáneos se preguntan si el nuevo edificio es realmente una ruptura con el pasado o simplemente la continuación de la tradición. A diferencia de la Alemania nazi, el futurismo y el modernismo en Italia no se asoció con el comunismo y el modernismo, por otra parte incluso fue utilizado para la representación del estado. Esto es completamente contrario a lo que los medios nos dice en los principios de los cincuenta.
William Curtis, en Arquitectura desde 1900: «…En realidad, varias de las ideas y personalidades anteriores a la guerra continuaron operativos. Representan algunos de los mejores trabajos que ayudaron a difundir las premisas del “racionalismo” italiano de la década de 1930. La estación de Termini en Roma fue una limpia y moderna idea estructural integrada con un restringido y clásico exterior rectangular que contiene ecos subliminales…». Toda la estación es también un compuesto bastante interesante en el conjunto de sus diferentes ideas que circulaban antes y después de que el fascismo confluyeran en ella.

Nos encontramos con dos analogías y contrastes en la comparación de la arquitectura de Mazzoni y la del equipo Vitelozzi – Montuori. Mazzoni eligió una organización lateral de la estación y Montuori Vitelozzi un flujo casi-futurista a través de la construcción final. Ambos también tienen claras referencias clásicas. Un ejemplo de la calidad y la diversidad en la parte de la estación de Mazzoni, se puede encontrar en un patio (público) desconocido cerca de una sala de conferencias. La forma en que las columnas han sido manipuladas es una reminiscencia de la arquitectura de la posmodernidad. Las piedras de travertino se giraron 45º y escalonadas una encima de otra para hacer una fachada escultórica.

El contraste entre la obra de Mazzoni y la del equipo Montuori – Vitellozzi juega un papel importante en la historia de la estación de Roma Termini. Vemos cómo se magnifica este contraste que está asociado a un contexto político e ideológico.

Espacios

Cronología

1867

Al poco tiempo de terminarse su construcción fue necesario realizar una serie de trabajos de ampliación, comenzando por el agregado de nuevos andenes y vías, cobertizos temporales y plataformas de carga, aunque el edificio conservó sus dimensiones originales hasta 1905 en que fue necesaria la construcción de un edificio temporal de madera para las oficinas de venta de tickets y añadir un nuevo conjunto de vías para trenes de pasajeros.

1939

En 1925, se encargó al arquitecto Angiolo Mazzoni estudiar un nuevo proyecto para la ampliación del edificio original de Salvatore Bianchi. Los estudios iniciales preveían una estación de metro con dos terminales, una en el norte y otro en el sur, cuyas líneas, pasando bajo tierra a través de la ciudad, se reuniría en Termini. El proyecto original sufrió numerosos cambios hasta obtener la aprobación oficial, que finalmente se dio el 3 de febrero de 1939. Un bloque delantero monumental con un pórtico imponente y un gran hall de entrada que mide 12000 m2, completamente vacío, sin ningún propósito aparte del de su aspecto impresionante. Esta distribución significaba que todos los servicios de viajes y de ferrocarril fueron relegados a las alas laterales, perjudicando así la eficiencia operativa de la estación de tren y el confort de sus pasajeros.

La partida de Mazzoni hacia Colombia y el inicio de la Segunda Guerra Mundial detuvieron las obras de construcción en la estación Termini. Cuando la guerra llegó a su fin, las alas de la nueva estación estaban casi terminadas, aunque la fachada del edificio estaba sin construir.

1947

En los años inmediatos a la posguerra el problema surgió de nuevo y el Departamento de Obras Ferroviarias del Estado planteó que todo el complejo de la estación debería ser alterado.
Con el cambio del clima político la ciudad se planteó volver a examinar el diseño y los criterios económicos, funcionales y arquitectónicos para finalizar la estación.
En 1947 se puso en marcha un concurso nacional a cuyos ganadores, el grupo Montuori –Vitellozzi, se les asignó la tarea de completar el trabajo de Mazzoni .

1950

Alrededor de 1950, el nuevo edificio presentaba su forma actual, compuesto por un largo muro que va en contra de las dos alas de Mazzoni. Entre la antigua y la nueva ala se introdujo una galería cubierta. Situado detrás de él, hay un edificio tan alto como las dos alas. Aquí están las oficinas. Excéntricamente colocada en este edificio se ubica una gran sala transparente con mostradores para la venta de boletos. La pared modernista, en el extremo posterior, está revestida con mármol travertino. La fachada se ve austera y monumental, pero está contrarrestada por el pasillo orgánico con los mostradores de boletos. Caracteriza esta sala su techo curvo.

La galería central, un verdadero pasaje peatonal con 220m de largo, une via Marsala y via Giolitti, y ofrece servicios para los viajeros, turistas y habitantes de la ciudad, atractivas propuestas comerciales, restaurantes y establecimientos de comida rápida.

El restaurante está situado al norte de la sala y separado bruscamente de ella por los restos de una muralla etrusca.

La estación ha sido restaurada de forma continua e integrada con la intervención de muchos diseñadores, como el Atelier Mendini, M. de Lucchi, P. Cerri, P. Castiglioni. Ejemplo de esta política fue la restauración del ala mazzoniana.

2000

Después de casi medio siglo de decadencia, las alas fueron completamente restauradas en el año 2000, cuando se abrió en el sótano del complejo el Foro Termini, un enorme centro comercial de 14.000 metros cuadrados, que transforma la estación en un verdadero centro de la ciudad.

Ficha técnica

Superficie total: 225.000 m2

Superficie de Atrio y galería central: 13.000 m2

Superficie de Forum Termini: 14.000 m2

Pasajes subterráneos: 4km

Cuerpos de escaleras móviles y fijas: 17

Cinta móvil: 360m

Andenes: 24

Restaurantes y bares: 17

Arquitectura

La idea fundamental del proyecto es mantener los tres cuerpos principales existentes de maneras autónoma y funcional, el acceso exterior, el atrio para los viajeros y el edificio de oficinas. Este último, en particular, se convirtió en un importante elemento de conexión entre los otros dos cuerpos.

Cubierta atrio

El refugio que cubre el atrio está considerado como uno de los ejemplos más significativos de racionalismo italiano. Está constituido por una sucesión de elementos totalmente de hormigón armado que con una forma sinuosa es conocido con el apodo de «el dinosaurio». Esta forma se ve remarcada con más claridad por las ventanas que cierran el espacio hasta el suelo en tres lados.

Este edificio transparente tiene una ondulada estructura para un techo en voladizo que se apoya en 33 pilares curvos de hormigón armado, espaciados 4m, cubriendo el techo de la gran sala y forman un dosel de 19m que se proyecta exteriormente hacia la plaza e inspirado en la curvatura del arco de la muralla romana adyacente.
Este edificio se separa de la estructura de las oficinas en el segundo piso a una altura de entre 13,50 y 9.80m y volviendo a elevarse hasta los 12.5m para formar el voladizo.
Oficinas.

El edificio destinado a oficinas, y ubicado directamente detrás de la parada de autobús, contrasta con la suavidad y ligereza del atrio al ofrecer formas cuadradas y la plenitud de los volúmenes, rematados con la horizontalidad de una hilera de ventanas contiguas y estrechas.

Galería

El acceso al tren está separado de la estructura del atrio mediante una «galería continua», un verdadero camino interno de la estación y se conecta a la via Marsala y la Via Giolitti.

El primer arquitecto, Mazzoni, recurrió a un austero estilo neoclásico para las dos alas diseñadas en la estación. Ambas tienen altas paredes con perforaciones en forma de arcadas o ventanas rectangulares que están cubiertas de travertino. En el interior, las paredes y los suelos están cubiertos de mosaicos de mármol procedente de toda Italia. También es notable la utilización de ladrillo con chorro de arena. Los impresionantes arcos de ladrillo recuerdan viejas estructuras romanas.

Estructura

El esqueleto de la estación está formado por una estructura acanalada de hormigón armado en la cubierta reforzada con pilares también de hormigón armado.

Materiales

La estación está recubierta, tanto interna como externamente, con los mejores tipos de mármoles italianos, incluyendo la zona de llegada y salida de los trenes donde se repiten de una manera rítmica los revestimientos con mármol y mosaicos.

En algunas de las paredes interiores, principalmente en las alas realizadas por Mazzoni se puede apreciar la utilización de ladrillo arenado, tanto en paredes como en los grandes arcos.

Después de la última restauración miles de pequeñas teselas de colores forman mosaicos que cubre el techo del “dinosaurio” en la zona de venta de tickets. Número aproximado de teselas utilizadas en la decoración del atrio: 861.000.

Planos

Fotos

Fotos WikiArquitectura (Diciembre 2013)

 

Fotos WikiArquitectura (Junio 2015)

 

Otras fotos

¿Quieres aprender un poco de historia directamente desde tu Instagram?

Siguelo en Instagram!