Expo Morat ’02

Arquitecto
Año de Construcción
2000-2001
Ubicación
Morat, Suiza

Introducción

Cada 25 años se celebra en Suiza la Exposición Nacional con el propósito de poner al país en el escenario mundial por medio del arte y arquitectura, y de esta manera compartir y generar el placer público.
El 2001 era la fecha en que debía llevarse a cabo la sexta edición de esta tradicional muestra, pero debido a graves problemas organizativos y la falta de fondos para llevarla a cabo, la misma debió posponerse hasta un año más tarde. Con el aporte de varias empresas que patrocinaron la exhibición, así como ayuda del gobierno, pudo llevarse a cabo logrando un gran éxito de concurrencia.

Situación

Se eligieron cuatro lugares para el desarrollo de esta edición del año 2002. Estos sitios elegidos fueron denominados “Arteplages”, debido a su proximidad con el agua. Los mismos fueron Neuchatel, Yverdon-les-Baines, Morat/Murten, Biel/Bienne; y un objeto movible que iría de uno a otro de cada uno de ellos.

El arquitecto francés Jean Nouvel fue elegido para desarrollar su obra en la atractiva ciudad histórica de Morat, y si bien esta contribución no se encuentra dentro de sus mas publicadas, es sin dudas uno de sus mayores y creativos esfuerzos. El arquitecto debió trabajar sobre el tema “Instante y Eternidad”.

Concepto

Tras un exhaustivo y necesario estudio y reconocimiento de la ciudad, decidió realizar varias intervenciones, de diversa escala. Y si bien el más reconocido es el monolito que implanto sobre el lago, también hubo otros aportes distribuidos por toda la ciudad que colaboran a realizar un profundo descubrimiento de la misma.
Esto hace aún más interesante a la contribución, ya que no concentra todo en un mismo lugar, si no que ubica cada pieza en un punto distinto, generando que el visitante deba ir descubriéndolas y que entre todas estas partes, generen una composición total.
Nouvel incluso se comprometió plenamente con la obra, ya que su objetivo no fue sólo el descubrimiento turístico de la ciudad, si no concientizar a los habitantes y visitantes sobre profundos temas sociales y ecológicos latentes. Por ello sus diseños se acercaron quizás más al arte de instalaciones que a la arquitectura misma.

La intervención más resonante del arquitecto fue el imponente cubo que situó en medio del lago, frente a la ciudad. La intención era generar un objeto tanto que mirase como que fuese visto -desde y hacia-, y a la vez evitar la densidad de Morat. Este cubo que pareciera flotar sobre el agua rememora metafóricamente el uso de los contenedores. Nouvel crea un objeto que puede ser visto desde cualquier parte de la ciudad, pero juega con la intriga de las personas al no dejar ver su contenido interior.

Espacios

Así como la morfología exterior es contundente y no denota ninguna sorpresa, el interior se encarga de generar el efecto contrario. La característica primordial es que no hay un solo acceso y una sola salida, sino que cada uno puede elegir el lugar por donde ingresar y la forma en la que quiere recorrer el monolito. Esta manera de concebir a la obra, hace que quien la recorra sea el protagonista de la experiencia.

El edificio cuenta con tres niveles principales y escaleras que generan las circulaciones verticales, conectando los diferentes espacios.

Dentro de cada uno de ellos se pueden encontrar diferentes alusiones a la vida en Suiza. Pantallas circulares con proyecciones constantes, pinturas restauradas de la batalla de Morat, videos de la vida contemporánea en la ciudad, objetos históricos, etc. Jean Nouvel propone un recorrido tanto por la historia de esta ciudad, así como también un vistazo de la actualidad de la misma. Y en vez de generar una exhibición donde se concentre toda la atención, propone mini-exhibiciones constantes.

Además en algunos sectores, la fachada misma se hace permeable y deja al visitante disfrutar de las visuales hacia el exterior, pudiendo percibir la silueta de la ciudad de Morat, conectándose a la distancia y captando su verdadera esencia. Este juego entre interior y exterior, y la ciudad real y la “ciudad virtual” fue uno de los objetivos de Nouvel.

Estructura

Esta imponente pieza de la exhibición fue montada sobre una plataforma de 34 metros de lado en medio del lago. La base fue creada con 100 cubos de hormigón armado, ensamblados uno junto al otro. Esta base fue sujeta por medio de cables y cadenas ancladas al fondo del lago(más de 3.300 metros de estos elementos). Una vez logrado esto, se procedió a la elevación del cubo, mediante el uso de vigas y perfiles metálicos, generando una estructura que luego quedaría oculta en el interior del monolito. Esta estructura de piezas soldadas, fue además reforzada con cables de acero colocados en forma diagonal, que le otorgaban mayor rigidez al conjunto.

Materiales

La plataforma en la que se apoya el cubo de 34 metros de altura y 34 metros de lado, está realizada en piezas de hormigón armado ensambladas. Teniendo la base, luego se realizo la estructura con montantes metálicos y su posterior refuerzo.

Pero lo más llamativo de la obra es la imagen que genera a la distancia. Cubriendo toda la estructura con chapa micro perforada tratada (para crear la imagen oxidada deseada), el cubo pareciera flotar sobre el agua como un objeto minimalista e inanimado, casi carente de expresión. Sin embargo, lo que genera en quien lo admira es completamente lo contrario. Sorprendente por sus dimensiones y su ubicación, el arteplage de Morat fue sin dudas de lo más llamativo. Utilizando materiales y elementos simples, Nouvel logro cautivar las miradas y colocar a la ciudad en el centro de la escena. Y esta imagen exterior casi rustica, se convirtió en una excusa para ir descubriéndola a todo momento. Desde el reflejo anaranjado sobre el lago, hasta la invitación a un encuentro metafísico, pasando por el encuentro de la luz natural haciendo mutar al objeto de color, la obra se convirtió en algo sumamente expresivo.

Además, como la chapa era micro perforada en varios sectores, brindaba iluminación al interior, y dejaba al visitante observar el contexto.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!