Facultad de Medicina de la Universidad Católica de Chile
Diseñado en
2001-2002
Año de Construcción
2002-2004
Área del terreno
700 m2
Área construida
4.776 m2
Coste
$544 USD/m2
Ubicación
Santiago, Chile

Introducción

En 2001, los representantes de la Universidad Católica de Chile, encargaron a los arquitectos Alejandro Aravena y Fernando Pérez Oyarzun junto al equipo SEREX, el proyecto para la nueva Facultad de Medicina a construirse en el campus de la universidad junto a las otras facultades ya existentes.

Situación

El edificio se ubica en el corazón del antiguo campus de la Universidad, mediando entre un orden de claustros y uno más reciente de pabellones y bloques.

La posición, a la vez central y fronteriza del edificio, lo obliga a responder a muy diversas situaciones: hacia el norte enfrenta una cara posterior del claustro antiguo, una crujía de dos pisos muy altos con una fachada de modesta albañilería a la vista; por el poniente se toca perpendicularmente con un edificio nuevo, muy ancho, de 6 pisos de altura convencional. Hacia el sur enfrenta la fachada mil veces modificada del hospital, construido en la década del treinta y hacia el oriente, debía pasar por delante y por encima de un edificio de cara ciega.

Concepto

Engastar, término usado comúnmente en orfebrería, es encajar algo en otra cosa con firmeza y delicadeza a la vez. El edificio de la Escuela de Medicina de la Universidad Católica, dada su localización, responde a una operación de engaste arquitectónico, tanto con la edificación como con los espacios públicos que lo rodeaban. La atención del edificio hacia las diversas preexistencias no constituye, en este caso, una opción contextualista cuanto una determinación, casi física, del problema.

En relación a sus límites y a la posición del edificio en el terreno, en todos los casos no solo debía mediar formalmente entre distintas alturas, materialidades y lenguajes arquitectónicos, sino además conectarse a los sistemas de circulaciones propuestos por cada uno de ellos.

Enfrentando estas variadas demandas, el edificio, por una parte, mantiene la integridad volumétrica de un lingote y, por otra, trata de responder con deferencia a las sugerencias y solicitaciones del entorno, cerrando de paso el lado faltante del patio hacia el norte y generando uno nuevo hacia el sur. Lo primero, a través de una fachada exenta, regular e irregular a la vez, de grandes apoyos revestidos en cerámica. Lo segundo, a través de una tersa fachada acristalada con el solo accidente de un voladizo, que emerge seis metros del plomo del edificio. Si la fachada norte hace del asoleamiento y las sombras su tema principal, la sur, por estar a contra luz, transforma los cristales en espejos, haciendo del reflejo y la textura de los leves desaplomos su leimotiv.

Espacios

El programa de la escuela consiste en salas de clases de muy diversos tipos: auditorios, aulas, salas de seminarios, oficinas administrativas y laboratorios, incluido el de anatomía.

La superficie exigida obligó a desarrollarlos en siete plantas: los cinco auditorios se localizan sobrepuestos, con sus pendientes alternadas en una suerte de torre interior.

Los recintos más públicos se ubican cerca del suelo y aquellos con menor demanda en las plantas superiores.

Las amplias circulaciones, abiertas y asoleadas, de la fachada norte fueron generadas para evitar un interior hermético y autónomo, como muchas veces pasa en los edificios en altura. Cada una de ellas ha sido concebida como un fragmento de patio que hubiese sido recortado y elevado para dotar a cada uno de esos niveles de un espacio de expansión que permita recrear esa particular relación interior – exterior que se da en los viejos claustros. La geometría cambiante de los apoyos construye en cada corredor una variedad de situaciones elementales, que van desde el estudio aislado en unas especies de cubículos más bien cerrados o la conversación íntima de una pareja, hasta las amplias reuniones de estudiantes entre horas de clases, situaciones estas todas, centrales en la formación y en la vida universitaria.

Estructura y Materiales

Estructura de Hormigón Armado con terminaciones en hormigón visto, ladrillo, placas de madera y metal perforado.

Planos

Fotos

Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it

¿Quieres aprender un poco de historia directamente desde tu Instagram?

Siguelo en Instagram!