Facultad de Estudios Islámicos de Qatar
Arquitecto asociado
RHWL
Ingeniero estructural
Constantine Emmanouil Migiakis
Constructora
CCIC
Promotor
Qatar Foundation
Año de Construcción
2008 - 2015
Pisos
5
Área construida
41.770 m2
Ubicación
Ciudad de la Educación, Al-Rayyan, Doha, Qatar

Introducción

La Facultad de Estudios Islámicos de Qatar (QFIS) realiza un trabajo pionero en el campo de los estudios Islámicos, las Artes, la Arquitectura y la Sociedad Islámica Contemporánea. El estudio Mangera Yvars Architects exploró innovadoras propuestas de construcción para el diseño, basadas en históricos precedentes islámicos. El esquema también se relaciona, en parte,  con Qatar como centro geopolítico y lugar donde la identidad islámica contemporánea se debate activamente. La estructura  se desarrolló mediante la reelaboración del histórico «Kulliyya» o «lugar donde se busca todo el conocimiento» para proporcionar un entorno de aprendizaje progresivo que coloque a Qatar en la vanguardia a través  de la arquitectura islámica moderna. El edificio con su espectacular y única forma arquitectónica, está destinado a ser un punto de referencia para el emirato.

Apoyada por amplias instalaciones residenciales y recreativas, la Sección de Educación de la Fundación Qatar es una comunidad de instituciones que atienden a todos los ciudadanos, desde la educación en la primera infancia hasta el estudio de posgrado. Education City es un centro para la generación de conocimiento, brinda a los investigadores instalaciones y oportunidades de clase mundial para la colaboración internacional, mientras prepara a los futuros graduados para convertirse en líderes dentro de Qatar y en la región.

Ubicación

El QFIS se encuentra en la nueva Ciudad de la Educación, Education City, que se está construyendo en la periferia occidental de Doha, en el municipio de Al-Rayyān,  Qatar, extendiéndose sobre un espacio de 1.000ha.

El edificio ocupa la esquina noreste de Education City, que se abre hacia el resto del campus, pero que se ve desafiado por una autopista  impermeable en el lado opuesto. En lugar de dirigir su cuerpo y atención hacia el tranquilo interior del campus, la respuesta de los arquitectos es hacer que el edificio se adueñe completamente de su ubicación semi-restringida al abrirse y extenderse en todas las direcciones, en un movimiento fluido que combina el principio y el final, y lleva la energía de la ciudad por dentro. En contraste con los otros edificios más introvertidos y de bordes definidos de la Fundación Qatar, el QFIS transmite una calidad urbana inequívoca, manifestada en la alternancia sinérgica de la masa y el paisaje, los sólidos y los vacíos, el sol y la sombra, en el claro reconocimiento y la proximidad.

Concepto

El concepto para este proyecto fue establecer una estructura que enfatice la riqueza y diversidad del patrimonio islámico. En el núcleo del edificio se encuentra la caligrafía islámica, inscrita en casi todos los aspectos de la superficie del edificio.

La galardonada Facultad de Estudios Islámicos de Qatar, QFIS por sus siglas en inglés, es un edificio profundamente espiritual que se basa en la idea del Islámico «Kulliyya» o lugar en el que se busca todo el conocimiento. El esquema sugiere que el conocimiento y la fe están interrelacionados, pero que todo el conocimiento proviene en última instancia de la fe. Esta relación se explora en el infinito espiral del plano del edificio.  La narrativa del edificio está subrayada por la metáfora «conocimiento y luz», donde el viaje desde la facultad a la mezquita es también un viaje hacia la luz. El esquema utiliza la acumulación de luz para guiar a los estudiantes y visitantes de las aulas y espacios de aprendizaje a la sala principal y al área de la mezquita.

El edificio contiene muchas referencias simbólicas y poéticas del Islam y su civilización. La estructura de la Mezquita, por ejemplo, se apoya en cinco grandes columnas que representan los cinco pilares del Islam, cada uno con un verso extraído del Sagrado Corán,  mientras que cuatro riachuelos fluyen desde el nivel más alto del edificio continuando hasta el exterior e integrándose en el tradicional Jardín Islámico compuesto por cuatro partes,  separadas por los “cuatro ríos del paraíso” descrito  en el Corán y  que simbolizan el vino, la leche, la miel y el agua.

Espacios

El diseño de Mangera Yvars envuelve el programa académico en torno a los espacios de oración y crea una noción de movimiento e interacción fluidos,  tanto en el exterior como en el interior. Este enfoque también explica por qué y cómo el edificio abarca su sitio y se abre a un contexto más amplio, a través de un paisaje elaborado y la alternancia de espacio interior y exterior.

La atención a la esencia del espacio, en lugar de a la forma, es lo que hace que este edificio sea exitoso como infraestructura sociocultural y educativa.  El edificio es predominantemente blanco porque el blanco tiene una gran resonancia en el Islam, es el color del Ihram usado en la peregrinación a La Meca, enfatizando que todos los musulmanes son iguales.  La interacción holística de superficies puras, patrones transformados de origen árabe, caligrafía, textura y los elementos naturales, como el agua y las superficies verdes, logran una condición de espiritualidad y contemplación, en lugar del formalismo.

Los 5 niveles distribuyen su superficie en el área destinada a la facultad, a la biblioteca, a la sala del auditorio, a la mezquita y a los icónicos minaretes inclinados y orientados hacia la Meca. El esquema también incluye cuatro jardines islámicos alrededor del perímetro del edificio y un patio caligráfico en el centro. Las aulas y la elevación externa están provistas de una cinta de caligrafía que «une» los diversos elementos del programa de construcción a través de los versos del Corán.

La construcción está organizada con una disposición en espiral con salas de enseñanza y oficinas que finalmente conducen a la Mezquita. El edificio también dispone de dos niveles de sótanos. Los pasillos, iluminados con luz diurna indirecta, están decorados con sutiles tallas de monumentos históricos islámicos de todo el mundo y en su camino se distribuyen las aulas y oficinas, infiltrados por patios en miniatura, como también el auditorio, la biblioteca o los espacios de exposición.  El edificio funciona como un «condensador social», donde los visitantes comparten un espacio académico, donde la paridad entre hombres y mujeres es parte de un principio central, donde las mujeres pueden orar al mismo nivel que los hombres. Ese sentido de integración, igualdad y propiedad del edificio es también la respuesta general de los asistentes cuando se les pregunta cómo perciben el espacio.

Mezquita

Debido al papel de la Mezquita como un espacio comunitario en el Islam, y no solo como un lugar de culto como la iglesia cristiana, el QFIS se convierte en una agencia comunitaria colectiva, un «faro de conocimiento y luz», como lo describen sus usuarios, que simultáneamente se reúne y se dispersa en una serie de espacios que parecen indispensables entre sí y en una completa sinergia.

Su volumen, envuelto en caligrafía,  se levanta del suelo y se apoya en cinco pilares de tamaño formidable, que representan los cinco pilares del Islam: Shahada (conocimiento), Salat (oración), Zakat (caridad), Siyam (ayuno) y Hajj (peregrinación), entre el primero y segundo nivel.  Tiene capacidad para albergar hasta 1.800 personas en las salas de oración y 500 más en el patio exterior.  También envuelta en caligrafía está protegida por una “cáscara” curva, de forma irregular que alcanza una altura de 19m. La entrada se encuentra en el primer piso, fuera del eje con el espacio del patio, aunque dentro del edificio hay otras dos entradas, saliendo de la escalera de ablución, divididas en dos niveles, para mujeres y hombres.

La elevación sobre pilares de la Mezquita crea un amplio espacio de sombra a nivel del suelo, salpicado con grandes charcos de agua que fluyen de dentro hacia afuera.

Escalera de abluciones

La escalera de abluciones es una de las experiencias más memorables en el edificio. Aquí, las nociones de conocimiento y luz bajan en espiral por una escalera blanca, envuelta en una fina malla metálica por la que cae en cascada el agua desde el nivel más alto hasta los «cuatro ríos del paraíso» en el nivel del suelo, que luego continúan por todo el edificio y se derraman en los “Cuatro jardines del paraíso” que rodean todo  el edificio.

Tanto como pozo de luz o como cascada, la escalera trasciende la experiencia sensorial a la cúpula reluciente de la mezquita, donde capas de superficies curvas blancas, salpicadas de accesorios de iluminación estrellados en miniatura y adornadas con caligrafía más sutil, llevan al adorador al reino de lo divino.

Patio

Envuelto por una ola de caligrafía árabe en una fachada totalmente acristalada, recitando versos del Corán, el espacio del patio, en el primer nivel, se convierte en la contraparte externa teocéntrica del espacio de la mezquita que está a su lado. Es un espacio de iluminación, alivio, reflexión y reposo. También actúa como un conector entre la mezquita y el programa de nivel inferior, que en su mayoría incluye espacios de aulas, lo que hace que se cumpla la relación entre fe y conocimiento y se cree un condensador social.

En cualquier Jum’ah (oración del viernes), cuando la mezquita está a pleno rendimiento, abre sus puertas al patio, donde las líneas de oración en el suelo continúan en el pavimento exterior, al aire libre. Agua, sonido, luz, caligrafía, patrón, pureza de color por dentro y por fuera, todas las sensaciones se experimentan simultáneamente, lo que hace que los visitantes permanezcan mucho después de la oración del viernes.

Minaretes

Los Minaretes, también recubiertos con versos del Corán y apuntando hacia la Meca, son los marcadores visibles del QFIS dentro del contexto del Campus y enmarcan la entrada tanto a la universidad como a la Mezquita.

Materiales

En la construcción del marco estructural para el edificio se han utilizado 3.200tn de acero. La estructura de los minaretes en voladizo está creada con afiladas vigas de chapa de acero curvadas. Para su construcción se utilizaron 2.000tn de acero. El revestimiento se ha realizado con placas de metal.

Con el fin de minimizar la desviación por fluencia en la losa de la Mezquita se han utilizado grandes vigas post-tensadas. Los pisos inferiores son armazones de hormigón armado con muros de corte.  El techo irregular de forma orgánica tiene una superficie de 4.000m2 y consiste en una capa de yeso de 22mm vertido en húmedo sobre un sustrato de rejilla de acero recubierta por una capa de metal expandido.

En el revestimiento de las paredes exteriores se utilizaron bandas de paneles de metal compuesto, fachadas de vidrio y muros cortina, paneles de revestimiento de piedra natural realizados con diversas medidas y materiales en los acabados,  paneles de revestimiento de hormigón reforzado con vidrio en varios patrones y tamaños, sistemas de fijación y soporte de aluminio y acero inoxidable, aislamiento térmico, impermeabilización,  recubrimientos y barreras de vapor para todos los tipos de paneles utilizados.

En algunas zonas  se colocaron revestimientos en relieve de caligrafía referente a textos del Corán, tanto sobre piedra como sobre cristaleras. Los relieves se consiguieron perforando con láser placas de acero de 10mm de espesor.

Estructura

A pesar de su compleja geometría el diseño de la estructura ha sido realizado para que la mayoría de sus elementos se puedan armar acudiendo a los métodos tradicionales de construcción y montaje.

Marco estructural

El marco estructural está reforzado con columnas de hormigón armado, losas, vigas y muros centrales. Las columnas inclinadas de hormigón imponen cargas horizontales en la estructura debido a su propio peso, acabados y cargas vivas, por lo cual la secuencia de construcción debió tener en cuenta que el sistema de estabilidad estuviese en su lugar antes de la aplicación de estas cargas horizontales.

El edificio se divide en una serie de zonas de estabilidad debido al movimiento de sus juntas de articulación. Estas zonas se crean ya sea mediante la introducción de una doble estructura, pares de columnas o paredes en ambos lados de la junta, o dividiendo a la mitad las juntas en las losas y las vigas de manera que las losas y vigas de uno de los lados se apoyen en el otro.

El marco de acero forma la elevación principal para el área de la biblioteca y la facultad, mientras que la parte curva con altura variable pertenece a la superficie de la Mezquita.

En la parte inferior de la losa de la Mezquita se incluye una serie ordenada de grandes vigas postensadas para compensar la desviación del propio peso y minimizar la fluencia a largo plazo, ubicándose los extremos vivos en la zona interior de las vigas y los otros en el extremo en voladizo de estas donde durante su construcción se integró un detalle de acero especial en la zona que soporta el techo principal de la Mezquita.

Cubierta

El techo está construido a partir de un sistema de vigas primarias y secundarias soportadas por una mezcla de columnas verticales e inclinadas de acero. La mayoría de las columnas que soportan las cargas están construidas con un solo pilar o un par en algunos casos. Las vigas primarias son las típicas vigas de placas curvas y están formadas por una serie de secciones unidas en el sitio.Las conexiones suelen estar atornilladas con pernos desde el exterior, aunque en algunos tramos en voladizo las conexiones y empalmes fueron realizados dentro de las vigas primarias.  La estabilidad se logra mediante refuerzos en la superficie de la cubierta, que tiene 5 juntas de dilatación, y con el anclaje a los núcleos de ascensores y escaleras.

La erección de las vigas de acero se realizó de forma convencional. Las vigas primarias se levantaron primero, seguidas de las vigas secundarias y los refuerzos, luego se fijaron las cubiertas del techo. El dosel y las vigas de la placa principal de la Mezquita tienen una extensión de hasta 50 m.

La base de la fachada oeste de la Mezquita,  donde el techo se vuelve casi vertical, forma una armadura que se extiende entre las vigas primarias de hormigón reforzado dentro de la losa inferior.

Minaretes

La parte menos convencional de la estructura corresponde a los dos altos minaretes que sobresalen en voladizo hasta una altura de 80m.  La estabilidad aerodinámica de los minaretes se basa en el rendimiento de sus amortiguadores.

Las estructuras de los minaretes están inclinadas 25º respecto a la vertical. Tanto el grande que se eleva aproximadamente 80m sobre rasante como el pequeño con una elevación aproximada de 69m son estructuras en voladizo construidas con vigas de placas de acero que se van estrechando. La mayor de las estructuras comienza en la raíz con una profundidad de 2,5m disminuyendo hasta 0,47m en la punta. La más pequeña va de 1,5m hasta 0,25m en el extremo superior.

El montaje y elevación de los minaretes fue el aspecto menos convencional en la construcción del edificio. Debido a la complejidad de su colocación se puso un límite de peso y longitud a las piezas a utilizar, una longitud máxima de 10-12m y un peso de no más de 20tn. Se recurrió a las conexiones de fricción de alta resistencia para los agarres atornillados en lugar de soldaduras, en parte por lo complejo del acceso y también por la necesidad de un diseño resistente a la fatiga.

Amortiguadores

La estabilidad aerodinámica de cada minarete se basa en el rendimiento de dos amortiguadores viscosos en cada uno. Cada amortiguador está conectado a un miembro en voladizo de amortiguación mientras que dos vigas de placa en cada minarete no se conectan longitudinalmente a la estructura adyacente, sino que lo hacen en su punta a través de uno de los amortiguadores. Estos amortiguadores viscosos controlan los movimientos inducidos a la estructura por el viento.

Video

Planos

Fotos

Fotos WikiArquitectura (Diciembre 2018)

Planta 1
Planta 2
Planta 3
Sección
Secciones
Armazones acero cubireta
Sistema estructural general

¿Quieres aprender un poco de historia directamente desde tu Instagram?

Siguelo en Instagram!