Arquitecto
Año de Construcción
54-29 aC
Ubicación
Roma, Italia

Introducción

El Foro de Cesar (en latín, Forum Iulium) es un foro que forma parte de los denominados Foros imperiales situados en la ciudad de Roma, siendo el primer foro de este complejo en ser edificado.

La construcción se inició en el 54 a. C., y fue acabado en el 29 a. C. por Augusto. Si bien el Foro de Cesar, sufrió algunas remodelaciones en época de trajano y también tras el incendio del año 283 d. C.

Julio César gastó ingentes sumas del dinero conseguido en la campaña de las Galias (60 millones de sestercios según Cicerón, 100 millones según Suetonio) para comprar el solar y expropiar y demoler los edificios privados que ocupaban el área, y tuvo además que reubicar la Curia Hostilia y los Rostra.

Julio Cesar mandó encargó a Cicerón la compra de las tierras que servirían para edificar su foro. El derecho romano tenía tal poder que ni siquiera los emperadores podían pasar por encima de los contratos.

En la actualidad el acceso está prohibido, pero se puede tener una buena vista del conjunto desde «Via dei Fori Imperiali».

Situación

La nueva construcción se edificó al pie del monte Capitolino, lindando con el antiguo centro. Al noroeste del antiguo foro de la república. Así se formó el Foro Iulium.

La ubicación del foro de César junto a los centros de poder de la antigua Roma (el Foro y la Curia), así como los símbolos de autoridad (su comparación con Alejandro Magno, la relación con los dioses), tenían una clara función ideológica. La construcción de templos y palacios siempre ha sido utilizada a lo largo de la historia para escenificar la autoridad de reyes y estirpes para ocupar el poder.

Concepto

La versión oficial fue que el Foro de Cesar fue construido como una ampliación del Foro Romano, ya que a causa del aumento de la población resultaba insuficiente para desarrollar sus funciones de centro monumental y administrativo.
Sin embargo es muy probable que el propio ego del que fuera primer emperador del imperio lo llevara despreciar la idea de compartir durante su mandato un foro que había servido anteriormente a la república y mandó construir el suyo propio de mayor tamaño. Un símbolo de poder.

Espacios

El conjunto fue concebido como una plaza rectangular alargada de 160 x 75 metros, rodeada en tres de sus lados por pórticos con columnas y cerrada al fondo por el imponente templo de Venus Generatrix.

La Plaza

El foro poseía una plaza alargada, cuyas dimensiones eran de 160 x 75 metros que contaba con un pórtico de doble nave en forma de U, de 16 metros de anchura, en cada uno de sus lados mayores. El pórtico cubierto funcionaba como basílica en los días de lluvia donde la gente se reunía a charlar y discutir.

Respecto al pórtico; las columnas y los escalones que en la actualidad se observan, son una restauración de 1934. Tras los pórticos se abrían locales comerciales de dos pisos.

La Estatua

En el centro de la plaza se alzaba la estatua ecuestre del César, ante el templo de su divina antepasada, Venus Generatrix.

La estatua de la diosa, instalada en el ábside del templo, era obra de Arcesilas cuyos bocetos alcanzaban según Plinio precios astronómicos.

Templo a Venus Generatrix

El templo de Venus Genetrix (diosa tutelar de la gens Julia), se localizaba en una posición dominante dentro del foro. Según la tradición el templo fue prometido por César la noche antes de la Batalla de Farsalia, en el 48 a. C., durante su guerra civil con Pompeyo.

El Templo de Venus Generatriz estaba formado por una cela sobre un alto basamento con dos escalinatas laterales de acceso, y presentaba ocho columnas corintias en el frente y nueve en los costados, según los cánones del períptero sine postico. En la actualidad aún se pueden ver tres de esas columnas. Frente al basamento había dos fuentes cuadradas. La cela tenía las paredes internas jalonadas por seis columnas a cada lado y terminaba con un ábside en el que se hallaba la estatua de Venus Generatriz, aunque contenía también otras obras de arte, entre las cuales se encontraban algunos cuadros de Timomaco de Bizancio, una estatua de oro de Cleopatra y, en frente del templo, una estatua del caballo de César. La decoración del templo que ha llegado a nuestros días pertenece a la restauración efectuada por Trajano.

El templo tenía un diseño muy similar al de Cástor y Pólux en el Foro romano y arquetipo de los construidos por futuros emperadores: períptero corintio, de mármol, sobre podio alto, sin pórtico en la cabecera y con ábside para la estatua de culto.

En la época de Trajano 113 d. C., tras las tareas de nivelación necesarias para construir su Foro, el templo de Venus Genetrix se reconstruyó por completo.

En los años 30 se reconstruyeron tres columnas corintias con un fragmento del entablamento.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!