La Masía-Centro de Formación Oriol Tort

Arquitecto Técnico
Lluís Garcia
Constructora
MCM Renting
Promotor
Fútbol Club Barcelona
Año de Construcción
2009-2011
Pisos
5
Área construida
5.883,20 m2
Facade
Mediática
Ubicación
Sant Joan Despí, Barcelona, Catalunya, España

Introducción

Las obras de la nueva Masía del Fútbol Club Barcelona comenzaron en diciembre de 2009 y fueron terminadas en julio de 2011. El centro original, “La Masía”, fue creado en 1979, y a este nuevo emplazamiento se le ha agregado el nombre de Centre de Formació Oriol Tort, (Centro de Formación Oriol Tort) en honor a uno de los padres de la idea de crear una cantera propia, tres décadas antes de esta inauguración.

La empresa MCM Renting, se encargó del revestimiento de la fachada, con un coste de 9 millones de euros. El nuevo edificio, para el cual se aprovechó una estructura realizada anteriormente, es obra del arquitecto Josep Llobet Bach y su equipo de Estudio PB2 Projecte, tiene una superficie construida de 5.883,20 m2 distribuidos en cinco plantas, con capacidad para 123 plazas, 83 para residentes y 40 para concentraciones de equipos profesionales.

En esta residencia azulgrana los residentes estudiarán y jugarán, soñando con alcanzar la meta de tantas otras estrellas del fútbol formadas en la antigua Masía, como Piqué, Puyol, Busquets, Xavi, Iniesta, Pedrito, Messi o Thiago.

Situación

En 2011 se anunció el traslado del centro de formación del Fútbol Club Barcelona a unas nuevas instalaciones situadas en la Ciudad Deportiva Joan Gamper, un inmenso complejo deportivo, perteneciente al club, ubicado en San Juan Despí, a 4,5 km del Camp Nou, Barcelona, Catalunya,España. El nuevo espacio fue llamado La Masía-Centre de Formació Oriol Tort.

La ciudad deportiva tiene fácil acceso al Camp Nou a través de las principales vías de comunicación que unen Sant Joan Despí con Barcelona.

Ciudad Deportiva Joan Gamper

Con una superficie de 136.839 m2 la Ciudad Deportiva Joan Gamper acoge los entrenamientos y las competiciones de los equipos del fútbol base del club blaugrana, así como la actividad de buena parte del deporte formativo de las secciones. Con la entrada en funcionamiento de esta completa instalación, se concentra gran parte de la actividad deportiva de los equipos de base, que antes se desarrollaba en torno al Camp Nou, en los campos anexos al Miniestadi, así como al Palau Blaugrana 2, conocido popularmente como el ‘Picadero’.

Sus instalaciones, hasta el año 2011, constan de 9 campos, 5 con césped natural y 4 con césped artificial, 1 pabellón polideportivo, 1 edificio de tribuna en el campo 1, 1 edificio de servicios, 1 edificio para vestuarios, distintos espacios de entrenamiento específico de porteros y tecnificación y la Nueva Masía, inaugurada ese mismo año. Además de las prácticas de fútbol, también se realizan sobre los campos de césped artificial las prácticas de rugby y hockey hierba del Barcelona.

La Ciudad Deportiva se organiza básicamente en dos plataformas a cotas distintas, que diferencian un campo de entrenamiento destinado al fútbol profesional y los campos para el fútbol base y las otras secciones.

Concepto

Distribución

La funcionalidad y la racionalidad son dos conceptos básicos para definir la nueva Masía. Con una decoración minimalista, la nueva construcción se caracteriza por la comodidad para sus residentes y por ser un edificio con capacidad de crecimiento dependiendo de las necesidades del Club.
Ejemplo de ello es la sala para dejar las botas y las maletas de los jugadores, para que no quiten espacio en las habitaciones, o la instalación de una máquina de hielo con la finalidad de ser usado para calmar los golpes recibidos.

El concepto de formación no sólo deportiva, sino también educativa, queda bien definido en las nuevas instalaciones que cuenta con wi-fi en cualquier punto del edificio y con aulas de refuerzo equipadas con las tecnologías mas modernas en el ámbito educativo, pizarras electrónicas y proyectores, además de dos salas de estudio en la segunda planta. Los momentos de ocio de los residentes también fueron contemplados, con zonas de recreo

Espacios

El edificio tiene una superficie construida de casi 6.000 metros cuadrados, distribuidos en cinco plantas, tres de las cuales se destinan al plantel y dos se reservan para usos futuros.

En el jardín se ha instalado una barbacoa que podrá ser utilizada por los jugadores y sus familiares los días de visita. El centro cuenta con servicios médicos propios, comedor, sala de estudios y zonas de entretenimiento. En cada planta hay un espacio común para los ordenadores.

Planta subterránea

En esta planta, con entrada desde el campo de entrenamiento se concentran las aulas de estudio, también es la zona de aguas y almacenes. En este nivel de 1.305 metros cuadrados se hace casi toda la gestión de las mercancías del edificio, y están las cámaras frigoríficas y los servicios técnicos.

Planta baja

Un ejemplo del concepto de funcionalidad desarrollado en el proyecto está presente en la planta baja de la nueva residencia, 1.216,55 m2, donde se integran la cocina, el comedor con self-service, los despachos para la administración, las aulas de refuerzo y el espacio de recreo y ocio para los residentes, frente al cual se ha dejado una zona verde para que éstos puedan acceder directamente desde los campos de entrenamiento, a la vez que es un pulmón verde para el nuevo centro. De esta manera, no sólo se mejoran las condiciones de los deportistas, sino también las condiciones de trabajo para los responsables de cuidar los residentes. Cocineros, personal de administración y los máximos responsables de la Masía podrán disfrutar de mejores instalaciones para desarrollar sus tareas, sin perder nunca el espíritu familiar.

En esta planta se colocó una pantalla de televisión en la zona común para vivir “en equipo” los partidos, también futbolines, billares y espacios para juegos interactivos.

Primera y segunda planta

  • Habitaciones

En la primera y segunda planta del nuevo edificio, que son prácticamente iguales, se ubican las 78 habitaciones, con capacidad para 2 o 4 residentes. Cada una de ellas dispone de un baño equipado y todas las comodidades necesarias para el buen desarrollo de sus ocupantes, camas, armarios, mesas de estudio.

Algunas habitaciones han sido adaptadas para la rehabilitación física de los jugadores que las necesiten y otras reservadas para uso individual.
En estas plantas también se encuentran las salas de masajes y un espacio de descanso.

Infografía

Ficha Técnica

Fecha de inauguración: 20 de octubre 2011

Superficie construida: 5.883,20 m2

Plantas: 5

Capacidad: 83 deportistas

Total habitaciones: 78

Habitaciones individuales: 39

Habitaciones dobles: 36

Habitaciones cuádruples: 3

Planta subterránea: 1.305,85 m2

Planta baja: 1.216,55 m2

Planta primera: 1.149,80 m2

Planta segunda: 1.073,25 m2

Planta tercera: 1.137,75 m2

Detalles constructivos

Fachada activa

Sobre la “segunda piel” de la fachada que da a los campos de entrenamiento de la Nueva Masía, 350.500 leds ofrecen una superficie de 1460 m2 para ser utilizados como pantalla, un despliegue tecnológico que permitirá a los patrocinadores del club vincular la imagen de la entidad y sus valores, con la innovación y la rentabilidad.

Todo el edificio está recubierto por esta “doble piel” de vidrio, a partir del primer piso, dejando un espacio entre fachadas que permite el ahorro energético a nivel térmico, confort a nivel acústico y mejora en materia de seguridad, sobre todo ante una posible evacuación. El tipo de fachada y el hecho de que todas las habitaciones den al exterior hacen que la luz tenga un gran protagonismo

  • Acceso

En una de las esquinas del edificio un corte en ángulo recto que va desde el suelo hasta el último nivel, revestido con placas rectangulares en tono granate brillante, acoge la entrada principal al centro. Una marquesina, revestida con cristal oscuro, completa el cubo a la altura del primer piso y sirve de techo, en cuyos laterales se puede leer el nombre de la institución.

La fachada que mira a los campos de entrenamiento tiene forma de U a partir del primer nivel, sus muros están recubiertos con las mismas placas brillantes en tonos granate utilizados en el ángulo de la entrada principal. Una claraboya en el suelo permite la entrada de luz natural en la planta baja. Desde los campos de entrenamientos se accede a través de una amplia escalinata que desciende hasta la planta subterránea del edificio

Materiales

La estructura es de hormigón armado. La primera piel de las fachadas está formada por un revestimiento de grandes piezas colgadas, de 140×30 cm, en un material que recuerda la terracota cocida y que no necesita mantenimiento. Con su color marrón oscuro se diferencia de los edificios industriales, a la vez que aporta elementos de sostenibilidad al no permitir que los muros reales absorban directamente el calor del sol, con una considerable reducción en el gasto de energía para el aire acondicionado.

Los espacios interiores son diáfanos, utilizándose materiales resistentes y de fácil mantenimiento

El edificio está rodeado además por una segunda piel de cristal. En una de las fachadas de la Nueva Masía se han colocado 350.500 leds que la convierten en un vector de imagen, una fachada activa que será utilizada con motivos diversos, publicidad, comunicados, etc. La tecnología empleada permitirá una proyección diversificada o unilateral de patrocinadores.

Frente al área de recreo se ha desarrollado una zona verde en la que se plantó césped y diferentes árboles, también se ha instalado una barbacoa.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!