Arquitecto
Arquitecto reforma
Jean-Paul Philippon
Promotor
Ayuntamiento de Roubaix
Diseñado en
1922 – 1927
Año de Construcción
1927 - 1932
Reformado en
1999 - 2001
Área construida
6350 m²
Ubicación
Roubaix, Nord-Pas-de-Calais, Francia

Introducción

En los comienzos de 1922, el entonces alcalde de Roubaix, Jean Baptiste Lebas, encarga al arquitecto Albert Baert proyectar “la piscina más bella de toda Francia”, construir un edificio como si de una basílica se tratase, por el solo placer de hacer bien las cosas. Los primeros planos se realizaron en 1923, aunque las obras no comenzaron hasta 1927. Su lenta evolución fue debido a dificultades de acceso a través de la Rue des Champs, a dificultades técnicas originadas principalmente por el gran arco de la cubierta y a problemas financieros y administrativos de la ciudad

Se tardaron diez años en erigir este “ Templo de la Higiene “ que se convirtió en una obra maestra del Art-Deco destinada a perdurar. Sus instalaciones permanecieron activas hasta 1985 en que se cierran por razones de seguridad ya que su bóveda, después de 50 años de uso corría el riesgo de desplomarse.

En lugar de demoler el viejo edificio y levantar otro en su lugar, la ciudad optó por llevar adelante un proyecto de restauración que devolviera a La Piscine su antiguo fulgor. El encargado de llevar adelante el proyecto fue el arquitecto Jean-Paul Philippon. La Piscine reabrió sus puertas en 2001

Situación

La Piscine fue levantada en una parcela diseñada como jardín de descanso para una familia de empresarios textiles en la ciudad de Roubaix, 23 Rue de l’Espérance, región de Nord-Pas-de-Calais,Francia. La ciudad debió su desarrollo a dicha industria que con el correr de los años vio disminuida su actividad.

Concepto

La Piscina fue proyectada con la única idea de que fuera la casa principal de baños para los pobres de Roubaix, uno de los centros textiles más importantes de Francia en aquella época. Fue diseñada como un santuario de la higiene en respuesta a la miseria de los trabajadores.

Espacios

La fachada era al estilo de un teatro bizantino. La planta coincide con la de una abadía cisterciense, cuatro alas en torno a un jardín que recuerda un claustro. En las alas dispuestas al sur y al oeste, los bañistas podían utilizar bañeras, el ala norte incluía los espacios de circulación, distribución y área de recreo con una terraza y un bar. La piscina grande está en el ala este. La decoración interior es típica de un edificio Art Deco, con símbolos masónicos. Albert Baert pertenecía a la Logia Masónica del Este en el norte de Lille.

Piscina

La sala principal se rodeó de ventanales, que simbolizaban el amanecer y el atardecer, sus cristales fueron decorados con motivos francomasónicos, de tal manera que el agua de la piscina con medidas olímpicas, 50 metros de longitud, recorre el espacio de norte a sur mostrando la salida del sol, mientras que el ojo del conocimiento está representado en todas sus partes. Las paredes fueron decoradas con coloridos mosaicos con motivos acuáticos.

Otras dependencias

A lo largo de los muros se construyeron cabinas de baños en dos niveles, un salón de peluquería, manicura, pedicura, baños de vapor, bar y una lavandería industrial.

  • Lavandería

Para satisfacer las necesidades de la industria, la ciudad construyó un moderno lavadero en el sótano de la piscina.

  • Neptuno o el león

Un gran chorro de agua que cae sobre la piscina sale de la cabeza de Neptuno, el dios de los océanos, aunque los bañistas le habían apodado “el león”, por su melena.

Rehabilitación

Programa

Salas para exposición permanente de bellas artes y artes decorativas, salas para exposiciones temporales, las reservas, talleres, técnica, servicios educativos, talleres de animación, sala de conferencias, área total: 6350 m².

Al reconvertir el viejo edificio Art Deco de la piscina en el nuevo Museo del Arte y la Industria de Roubaix, se revitaliza un barrio en otra época avocado a la industria textil, a la vez que se potencia con su uso el compromiso con el mundo del diseño industrial: moda y diseño textil y con el mundo de la educación: a través de talleres educativos.

El antiguo Museo de Bellas Artes, custodio del “arte aplicado” de la ciudad y cerrado desde 1940, se mantuvo en estado latente hasta su reapertura en este inusual entorno.

Trabajos

  • Fachada

El nuevo edificio que utiliza en la fachada el hormigón y el vidrio, combina las formas rectilíneas con una pared de ladrillos perteneciente a una antigua fábrica de la industria textil, como recuerdo del carácter industrial de Roubaix.

  • Piscina central

La cuba de la gran piscina fue rellenada en gran parte, aunque se respetó su longitud original cuya corriente de agua evoca su existencia anterior y refleja el trabajo que se presenta en su periferia, pudiendo ser cubierta en caso de ser necesario para una exposición o un desfile.
A lo largo de la piscina se expone una gran colección de esculturas entre las que se encuentran obras de Rodin y Camille Claudel, acompañadas por los antiguos mosaicos con detalles acuáticos que se han mantenido en su sitio.

En las salas de los antiguos baños y duchas se ubican las colecciones de bellas artes, las colecciones textiles y de papel.

  • Auditorio

Se ha agregado un gran auditorio y un gran espacio para exposiciones temporales con guías móviles que permiten presentaciones de la más diversa índole. Se ha logrado un nuevo tipo de museo que combina el arte y la economía, la memoria y la modernidad.

Video

Imágenes

Fotos Maurice Rucquois

Fotos Museo

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!