London Eye
Ingeniero
Jane M. Wernick
Año de Construcción
2000
Peso
2.100 tons
Altura
135 m
Ubicación
Londres, Inglaterra

Introducción

Muchos millones de personas han viajado en la rueda gigante que desde febrero de 2000 se convirtió en parte del paisaje londinense: el London Eye, que permite disfrutar de incomparables vistas sobre la ciudad y ha dado un nuevo impulso a esta zona de la capital londinense.

La atracción, financiada por la aerolínea British Airways, comenzó como parte de las celebraciones de la ciudad para la llegada del nuevo milenio y su creación correspondió al matrimonio formado por David Marks y Julia Barfield, quienes no sólo concibieron y diseñaron la rueda, sino que también la herramienta de enfoque empresarial que permitió que su construcción fuera una realidad.No sólo fueron los arquitectos y diseñadores de esta combinación de fuerza, ingeniería innovadora y alegría visual sino que también tuvieron la tenacidad para ver y seguir el proyecto durante 7 años, ello significa la recaudación de fondos para financiar la empresa, así como la elaboración de un equipo internacional de especialistas para hacer que el proyecto se convirtiese en una realidad.
El London Eye encabeza la lista de los diez monumentos privados más populares en la ciudad. Gira en un recorrido que dura 30 minutos, con un máximo de 800 pasajeros y que en un día claro permite ver hasta el castillo Windsor, a 40 km de distancia. Desde sus cabinas se logra una vista panorámica de 360º.

Con sus 135 metros de altura, ostentaba la calificación de la mayor noria del mundo hasta que en 2006 se abrió al público la Estrella de Nanchang, que instalada en Nanchang, China, alcanza los 160 metros de altura.

Datos relevantes

  • Peso (rueda más cápsulas) 2100 tn
  • Circunferencia 424 mts
  • Diámetro 120 mts
  • Capacidad total 800 personas
  • Tiempo que gira 30 minutos
  • Coste 75 millones de libras

El 31 de diciembre de 1999 la rueda fue inaugurada por el primer ministro Tony Blair, pero no se abrió al público hasta el 9 de marzo del 2000.

Situación

El Ojo de Londres, London Eye, fue construido en el año 2000 y financiado por la compañía British Airways, para celebrar el cambio de milenio en el centro de LondresInglaterra, sobre Jubilee Gardens, South Bank, en la misma orilla del Támesis. Desde el otro lado del río la mira, con cierto recelo, el mismísimo Big Ben.

Construcción

Para su construcción, una grúa flotante fue instalada en ocho plataformas para levantar el gigantesco aro de la rueda. Se izó lentamente en varias fases, se trata de la estructura más pesada izada hasta la fecha.

La rueda fue construida en secciones, 16 concretamente, que flotaban sobre barcazas en el Támesis y se ensamblaron tumbadas sobre pontones. Cuando la rueda fue completada se levantó con la ayuda de grúas a una velocidad de 2 grados por hora hasta alcanzar los 65º. Se dejó en esta posición durante una semana mientras los ingenieros preparaban la segunda fase de izado. El peso total del acero del London Eye es de 1.700 toneladas. El gran aro está soportado por cables tensados de acero, asemejándose a una gran rueda de bicicleta con sus radios.

Fue inaugurada por el primer ministro británico Tony Blair el 31 de diciembre de 1999, aunque no se abrió al público hasta el 9 de marzo de 2000 debido a problemas técnicos.

Funcionamiento

Gira a 0,26 m/s (unos 0,9 km/h), por lo que cada vuelta completa supone unos 30 minutos. La noria no suele detenerse para que los pasajeros suban: la velocidad de giro es lo suficientemente lenta como para que éstos puedan subir y bajar fácilmente de las cápsulas a nivel del suelo. Sin embargo, se detiene para permitir que pasajeros minusválidos o ancianos tengan tiempo de subir y bajar con seguridad.

Espacios

Esta rueda gigante de 135 metros de altura tiene 32 cabinas de vidrio que representan los 32 distritos de Londres y en las que caben 25 personas cómodamente sentadas en bancos o caminando libremente

Un aspecto importante del proyecto fue la creación de un espacio público de alta calidad en la base de la rueda, estableciendo la base para la creación de otros espacios públicos en la zona.

Estructura

Cápsulas

El London Eye cuenta con 32 cápsulas para pasajeros selladas y climatizadas, de 8 mts de longitud y 4 mts de diámetro que en lugar de estar colgadas de la estructura como sucede en la mayoría de las norias están sujetas a la parte superior de la rueda mediante dos anillos y tienen un sistema mecánico de estabilización que mantiene a la cápsula nivelada. Este sistema evita el problema del balanceo y permite una mayor visibilidad desde el interior de la cápsula, ya que la estructura no obstaculiza la visión.

Radios

Su circunferencia externa se une al centro por radios de acero tensado que le confieren asemeja con una enorme rueda de bicicleta.

Rodamientos

En el cubo central, en el “corazón” de la noria están montados dos rodamientos oscilantes de rodillos, que pesan toneladas y tienen un diámetro interior de 1 metro.

Afianzan la seguridad de la estructura dos grandes rótulas ELGES, de ejecución especial, con diámetros exteriores de 600 mm y un peso, cada una, de 194 kg. que fueron indispensables para mover la noria desde su posición horizontal, en la que fue montada hasta la posición vertical, junto al Támesis. Durante este proceso se produjeron presiones superficiales superiores a los 450 N/mm2.

Materiales

El material principal es acero carbonado.

En el cableado se han usado dos clases distintas de material, el cable de la noria y el cable backstay.

La base de compresión está bajo unos soportes, compuesta por miles de toneladas de hormigón y decenas de pilares del mismo material.

Los elementos más importantes del cubo, tubo de acero laminado, y del eje, fabricado a partir de ocho pequeñas secciones, se fabricaron el acero fundido, a través de la empresa Skoda Steel.

En diciembre del 2006 se rehizo la iluminación, cambiando los tubos fluorescentes originales que conllevaban el cambio manual de geles por piezas LED de Color Kinetics.

La construcción de la London Eye se convirtió en todo un ejemplo de cooperación europea:

  • Las cabinas están fabricadas en cristal, acero y aluminio y su interior está climatizado. Fueron construidas en Francia, en una empresa especialista en ascensores.
  • Los paneles de cristal laminado se cortaron en Italia y cada cabina está protegida por tres capas de cristal de calidad óptica laminado y curvado, con un mínimo de elementos estructurales.
  • El avanzado mecanismo de tracción lleva 32 rodillos guía de acero revestidos de poliuretano, 64 amortiguadores especiales, 28 muelles compuestos de acero y caucho.
  • El pivote central de 23mts de longitud y 335 tn y el abocardamiento se fabricaron en la República Checa y los cojinetes, en Alemania.
  • Las patas en forma de A, de un peso de 310 tn, que soportan toda la estructura y la rueda de acero, se hicieron en Holanda con acero de Gran Bretaña.

Planos

Fotos

Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it
Pin it

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!