Arquitecto
Año de Construcción
1998-2001
Ubicación
Tokio, Japón
>

Introducción

Renzo Piano eleva una monumental torre luminosa, de formas estáticas y rigurosas, revestidas por una fachada de cristal que, a causa de la luz que se filtra por entre las losas translúcidas y densamente cuadriculadas que la componen, asume el emblemático aspecto de una inmensa antorcha que domina el rutilante caos del corazón de Tokio.

Con el intento de construir un edificio “tranquilo”, un oasis sereno en el río en crecida de la capital, el arquitecto italiano imagina su segundo trabajo japonés, el primero fue el aeropuerto de Kansai, con la dimensión de una arquitectura ligera, en armonía con el sentido de lo efímero que encuentra en el Océano Pacífico, en aquel sentido de provisional ligereza que reconoce en la cultura japonesa como una especie de supervivencia sublimada, pero realizando al mismo tiempo otro “gran gesto tecnológico.”

Situación

La sede central japonesa del grupo francés Hermés, fue levantada en un estrecho solar, 12 metros de ancho por 45 de largo, situado en el caótico centro de la capital nipona, en el Chuo-ku (distrito central) del comercial barrio de Ginza, en la calle Harumi Dori, hacia la que da la fachada más estrecha y muy cerca del colorido edificio de Sony, en Tokio, Japón.

En un contexto urbano fuerte y ruidoso, dónde los edificios parecen ser simples andamios para lanzar variopintos mensajes publicitarios, la Maison Hermés se impone con el semblante discreto y decidido de un volumen simple y elegante, que encuentra por la noche su máxima expresión, cuando responde al caótico desorden visual (y sonoro), que lo circunda, revistiéndose de una luz tranquila y difusa, que evoca la secreta solemnidad de los templos.

Concepto

La intención del diseño del arquitecto Renzo Piano, fue la de una “linterna mágica”, inspirada en tradicionales linternas japonesas. En la fachada, durante el día, lo translúcido da una idea de lo que está más allá, los acontecimientos y objetos borrosos a través del espesor del bloque de vidrio. Por la noche, todo el edificio está brillando desde dentro.

Descripción

Con sus 12 pisos de altura la Maison Hermés se encuentra lejos de ser un rascacielos, pero, pese a ello mantiene una notable presencia en el abarrotado tejido urbano de Tokio.
La entrada principal se realiza por la calle Harumi Dori en la cual un cristal transparente corta los bloques de vidrio, en cambio en la fachada lateral dichos bloques llegan hasta el suelo y en algunos casos tienen concavidades acristaladas que se utilizan como escaparate para exponer productos de la firma.

En esta calle lateral, Piano hendió la larga y estrecha fachada rectangular, con un pequeño patio que conduce a entradas separadas desde la planta baja hacia la tienda, hacia las oficinas, el museo o el metro, dos niveles más abajo. El vacío del patio se eleva una altura total de 50 metros, creando en el edificio un eje vertical que separa la estructura en dos volúmenes claramente proporcionales revestidos con bloques de vidrio y sobre cuya superficie descansa un elemento escultórico de metal.

En los tres primeros niveles de la tienda el arquitecto colocó las escaleras contra los bloques de vidrio que conforman la cortina exterior, haciendo que la luz del día se convierta en un dispositivo de orientación. Desde el exterior, los movimientos de los clientes arriba y abajo por las escaleras animan la fachada con sus actividades al igual que las diferencias entre los pisos comerciales y los de oficinas que se encuentran encima.

A excepción de una doble altura en el museo del último piso no existe interacción entre las diferentes plantas.

Espacios

Dentro del edificio de 6.000 metros cuadrados se distribuyen 12 niveles:

  • Boutique

Esta ha sido decorada por Reena Dumas y ocupa cinco plantas, una subterránea y las otras cuatro hacia arriba.

  • Taller de diseño, al que se ha dedicado otra planta.
  • Oficinas, ocupan dos plantas del edificio.
  • Museo

Este pequeño museo ubicado en los dos últimos niveles expone los objetos históricos de la tradición iconográfica de Hermés, con una instalación realizada por Milton McConnico.

  • Jardín

El edificio cuenta con un jardín en la azotea

  • Metro

Dentro del edificio existe un enlace con el metro de Tokio, de hecho el frente más largo está dividido en dos partes porque en el mismo se inserta la escalera móvil que conduce a la estación de metro, dos niveles más abajo.

Ampliación

En 2006 y siempre sobre proyecto de Renzo Piano el ala sur de la Maison Hermès se amplió en 360 metros cuadrados con los ladrillos de vidrio igual que el edificio principal, perfectamente mezclando los antiguo con lo nuevo para mantener la simetría perfecta con la pequeña “plaza central. Se agregaron “el café” y el área “les 24 saisons”.

Estructura

Según la característica de Renzo Piano, detrás del proyecto existe una elegante y sutil exploración de estructura y material.

El esqueleto metálico de la estructura es muy flexible y resistente debido a las articulaciones elásticas y amortigüantes, de las que parten los suelos de marquesina que soportan las fachadas y que fueron pensadas para resistir las fuertes sacudidas sísmicas que afectan a esta zona de Japón. Toda la construcción puede moverse durante un terremoto, con desplazamientos predefinidos que se distribuyen uniformemente, garantizando una cierta integridad total y también la impermeabilidad al agua y al aire. Los bloques de vidrio fueron especialmente colocados para cubrir y disimular el esqueleto metálico de la estructura.

Las estrechas placas del pavimento parten en voladizo desde una columna de hormigón y se extienden a lo largo de toda la longitud del edificio. La estructura de hormigón define un espacio de 3 metros de ancho en el que Piano ha colocado la mayor parte de las funciones básicas del edificio, incluidas las escaleras y ascensores, cuartos de baño, y el almacenamiento. El voladizo restante de 9 metros de ancho permite pisos libres de columnas orientados hacia la pared exterior.

Todo el complejo de la torre se desarrolla basándose en un esquema muy lineal, mediante dos estructuras oportunamente estudiadas para garantizar una elevada resistencia sísmica, sobre todo para que cada parte del esfuerzo sea absorbida por un elemento específico del sistema constructivo.

Materiales

El esqueleto de la estructura es de acero flexible, con amortiguadores visco-elásticos estratégicamente ubicados y que durante los terremotos le permiten ciertos movimientos y deformaciones distribuidos uniformemente en toda la estructura.

Bloques de vidrio

El revestimiento exterior se compone de más de 13.000 bloques de vidrio que miden 42,8 x 42,8 centímetros, dotados de una cara lisa y otra ondulada dispuesta hacia la calle. Estos bloques especialmente estudiados y realizados para crear un efecto de cortina luminosa o velo que protege los espacios interiores de la confusión de la ciudad fueron desarrollados por Renzo Piano y la fábrica de vidrio Vetroarredo en Florencia.

Las superficies exteriores de los bloques fueron espejadas a mano y las interiores son texturizadas. A pesar de su aspecto delicado, la fachada cumple con las estrictas normas sísmicas de Japón. Los bloques están montados en una rejilla de acero que les permite moverse hasta 4 milímetros durante los terremotos. En la esquina del edificio y para dar continuidad a la piel del mismo, los bloques fueron especialmente fabricados curvos.

  • Vitrocemento

El uso dominante del vitrocemento, material preferido por los arquitectos del tardo racionalismo, es adaptado en este caso con un matiz argentado que contribuye a que las fachadas parezcan más abstractas.

El material empleado en este edificio ha sido controlado por un estudio específico dirigido a extremar el concepto de separación del revestimiento del esqueleto de sustentación, una problemática que Piano tuvo ocasión de profundizar durante los años de su formación y que las normativas antisísmicas de Japón le han permitido restablecer en esta ocasión. Es un material casi completamente realizado a mano y es capaz de desarrollar transformaciones metamórficas de las estructuras, acogiendo la luz durante las horas diurnas y volviéndola a enviar durante la noche, formando por lo tanto el efecto de un calidoscopio y transmitiéndolo al contexto en el que está situado.

Planos

Fotos

Fotos WikiArquitectura (Febrero 2013)

Otras Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!