Diseñado en
2007
Año de Construcción
2010 -
Área construida
120.000m2
Ubicación
Shenzhen, China

Introducción

La sede de una de las principales marcas de moda de alta gama de China,  Marisfrolg,  está formada por  una serie de estructuras curvilíneas interconectadas que representan un pájaro en vuelo, símbolo del deseo del cliente de moverse con gracia hacia su futuro. El edificio elevado y  de apariencia ligera está  basado en el uso de varios materiales reciclados, una combinación de piedra, ladrillo y tejas rotas. La paleta de materiales se ha considerado cuidadosamente en lo que respecta al reciclaje, la reutilización y el arte de reavivar la artesanía.

El arriesgado diseño fue realizado por la oficina Architecture van Brandenburg del arquitecto Fred van Brandenburg, con sede en Nueva Zelanda. En 2007 se comenzó a proyectar y los trabajos comenzaron en 2010. Aunque en ese momento se pensó la que obra duraría 4 o 5 años, a comienzos de 2021 se ha construido el 75% del proyecto.

Ubicación

Vista desde el aire, la sede de Marisfrolg en Shenzhen, China, podría parecerse a  un pájaro en vuelo. Los visitantes que se pasean por el enorme complejo perciben diferentes formas naturales en cada rincón. Este es el proyecto más ambicioso de Architecture van Brandenburg hasta la fecha: una construcción que cubre 120.000m2  de edificios bajos interconectados y rodeados de jardines, vegetación y estanques, ubicados en un terreno de 5,5 hectáreas.

Concepto

Influenciado por el estilo orgánico del célebre arquitecto español Antoni Gaudí, Van Brandenburg abrazó el «arte estructural»  basado en formas que se encuentran en la naturaleza. La influencia de Gaudí está en todos los diseños que  Van Brandenburg  ha realizado en China.

Durante unas vacaciones en España en 1970, el joven estudiante de arquitectura en la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo, Fred van Brandenburg, vio por primera vez la obra pionera y estructuralmente desafiante del arquitecto catalán Antoni Gaudí. Pero no fue hasta 2004, en una visita que realizó al Parque Güell de Barcelona que decidió encaminar sus diseños siguiendo los pasos del famoso arquitecto y adaptando la filosofía y arquitectura escultórica  del arquitecto modernista a la arquitectura contemporánea.

“…Fue una experiencia arquitectónicamente catártica, me golpeó como un rayo. En un segundo fugaz supe que necesitaba aprender más sobre estos principios estructurales, para ver cómo podría adaptarlos y usarlos en la arquitectura contemporánea, para dejar que la estructura se convierta en la arquitectura. Estaba abrumado por la emoción y las lágrimas corrían por mis ojos…” (Fred van Brandenburg)

En su estudio de Dunedin, el arquitecto Fred van Brandenburg y su hijo Damien diseñaron una escultura en la cual la gente pudiera trabajar, una mezcla de arte, arquitectura y geometría que parecen salir de una película futurista.  Van Brandenburg planeó el edificio para que se pareciera a un pájaro en vuelo, pero también usó las formas de las hojas y los troncos de los árboles.

Espacios

En este proyecto los seis edificios, cubiertos con lo que parecen hojas gigantes, demuestran la creencia de van Brandenburg de que todas las formas de la arquitectura deben derivarse de las que se encuentran en la naturaleza.

Todos los espacios del Campus se interconectan con el Atrio central. De allí se accede a un hotel boutique con 50 habitaciones, restaurantes y tiendas insignia, además de los estudios Atrium Design y la pasarela Fashion Catwalk con 12.500m2. Los laterales del Atrio principal, cuya altura es de 35m, están ocupados por diferentes espacios cuyos techos tienen formas de hojas, con un ancho de 25m y un largo de 30m.  La altura del techo está determinada por el alcance de la escalera del departamento de bomberos de Shenzhen, dice Van Brandenburg, que es uno de los elementos reciclados utilizados en la construcción.

En sus 120.000m2 el campus también ofrece una torre de 36 pisos, un solárium, bares, cafeterías, un jardín en la terraza, un área administrativa, un centro de exposiciones de arte, salas para eventos  y 200 espacios de aparcamiento.

El estanque circundante en el perímetro norte captura el agua de lluvia del techo, atrae el viento predominante y lo usa como un dispositivo de enfriamiento pasivo para el complejo.

A modo de brise-soleil el arquitecto recurrió a los ondulados aleros exteriores que componen una imagen distintiva del edificio.

Materiales

Se trata de un edificio de hormigón revestido de piedra, tejas y ladrillos.

Para recubrir la fachada del edificio se han utilizado materiales reciclados provenientes de edificios y fábricas demolidos en los alrededores, principalmente cerámica, ladrillos, mármoles y terracota. También se recurrió a la piedra de una cantera cercana.

“…El reciclaje y la reutilización de materiales es una parte esencial del diseño y la construcción…”, comenta el arquitecto. Un equipo se dedica a recorrer las fábricas para recolectar restos de mármol, granito, cerámica y escoria de vidrio en las fábricas de soplado. Los materiales se insertan en las superficies del edificio para lo cual el estudio ha realizado talleres explicativos de las técnicas a seguir para trabajar con el material reciclado y la forma de reutilizarlo.

También fue necesaria la involucración de diversos gremios en la fabricación de elementos especiales como los tres diferentes tipos de manijas que se encargaron a Giltech Precision Casting para las puertas o los marcos cerámicos para algunas ventanas, con formas inusuales para lo cual fue necesario realizar primero moldes de yeso a partir de impresiones 3D.

Video

Marisfrolg Campus
1 / 16