Arquitecto
Constructora
Siemens & Halske AG, Róbert Wünsch
Promotor
Ayuntamiento de Budapest
Año de Construcción
1894 - 1896
Longitud
3.75 km
Ubicación
Budapest, Hungría

Introducción

En el momento de su finalización en 1885, la avenida Andrássy en Budapest fue considerada una obra maestra de planificación urbana, llegando incluso a prohibirse el transporte público en sus calles para preservar su carácter. Esto trajo consigo la idea de construir un ferrocarril debajo de ella. La primera línea de metro en la Europa continental se abrió en 1896 y se encuentra todavía en uso como la M1 o la línea amarilla, formando parte de la red de metros de Budapest. Ha sido renovada en numerosas ocasiones, adaptando su funcionamiento a las nuevas tecnologías.

En 2002 el Metro del Millennium fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

Historia

Con motivo de la celebración de los 1000 años de la llegada de los Magiares a Hungría que tendría lugar en 1896, los funcionarios de Budapest encargaron en 1894 a la empresa alemana Siemens and Halske AG la construcción de la que sería la primera línea electrificada de metro en Europa continental, siguiendo el ejemplo del subterráneo de Londres pionero en toda Europa, bajo la condición de que estuviera operativa y finalizada para el gran evento de 1986.
El encargo de su construcción surgió por la necesidad de poder transportar el festival desde el centro de Pest al City Park, sede de las principales festividades para la celebración, motivo por el que también se construyó la Avenida Andrássy y el Grand Boulevard y por el que el nuevo metro pasaría a ser conocido por los usuarios como el Metro del Milenio (Millennium Underground)

El Metro del Milenio comenzó a funcionar el 2 de mayo de 1896, siendo uno de sus primeros pasajeros el emperador de Austria y rey de Hungría Francisco José I, a bordo de un vagón real diseñado específicamente. Poco después la innovadora línea de metro estaba transportando multitudes que acudían a los eventos de gran jubileo. Desde entonces, este icónico y señorial transporte de Budapest sirve como un notable monumento en movimiento del centro de la ciudad, la «línea amarilla» todavía lleva un número creciente de pasajeros de todos los ámbitos de la vida ciudadana a través de sus estaciones elegantemente conservadas.

Situación

La Línea M1, Línea Amarilla o Metro del Milenio a día de hoy sigue en uso y se extiende entre la plaza de Vörösmarty, llamada Plaza Gizella en aquella época, en centro de la capital de Budapest, Hungría, y Mexikói út, conectando el centro con Budapest City Park, a lo largo de Andrássy Avenue.

Las actuales paradas son:

– Plaza Vörösmarty (Vörösmarty tér)
– Deak Ferenc (Deak)
– Bajcsy-Zsilinszky (Bajcsy-Zsilinszky UT)
– Opera
– Oktogon
– Vörösmarty (Vörösmarty utca)
– Kodály Circo (Kodály Körönd)
– Bajza (Bajza utca)
– Plaza de los Héroes (Hosok tere)
– Baños Széchenyi (Széchenyi fürdő)
– Mexikói (Mexikói UT)

Concepto

En el momento de su inauguración la primera línea de trenes subterráneos de Budapest recorrían 3,7km, de los cuales 3,2km eran bajo tierra, a lo largo del Waitzner Boulevard y la avenida Andrássy en dirección noreste-suroeste, desde Gizella Square, hoy plaza Vörösmarty, al recinto ferial en City Park, con una frecuencia de 2 minutos y capacidad para transportar 35.000 personas por día. En ese momento había 11 estaciones, 9 subterráneas y 2 a nivel de calle.

El propósito principal de lo que se llamó en ese entonces el Metro eléctrico Franz-Josef era proporcionar un transporte seguro y rápido para los muchos visitantes que se esperaban asistieran a la Feria.

Construcción

Ya que el tiempo era un factor esencial el proyecto fue aprobado por los comités pertinentes con mayor rapidez de lo esperado: en tan sólo unos meses, el 9 de agosto de 1894, se emitió una licencia de construcción y de funcionamiento, con la condición de que el ferrocarril estuviese listo para funcionar a tiempo para la Feria del Milenio. Los 20 meses que faltaban para el evento tendrían que ser suficiente para la construcción de la red de metro y el suministro del equipo eléctrico para las locomotoras. La construcción comenzó el 13 de agosto y los principales contratistas fueron Róbert Wünsch, importante empresario húngaro y Siemens et Halske. Debido a la presión del tiempo, se trabajó en dos turnos. Al caer la noche, los trabajadores trabajaron a la luz de las lámparas. Un total de 138.000 metros cúbicos de suelo fueron excavados, y se requirieron 47.000 metros cúbicos de hormigón y 3.000 toneladas de hierro para la estructura de soporte.

A pesar de los diversos problemas que no pudieron preverse durante la planificación del proyecto pionero, el metro se terminó a tiempo. La ceremonia de apertura tuvo lugar el 2 de mayo 1896.

La construcción del subterráneo se realizó fase a fase. La primera fue levantar el pavimento de la avenida, luego excavar y remover casi 142.000m3 de materiales. A continuación se construyeron los cimientos y muros laterales de contención, para lo cual y debido al poco tiempo de que se disponía, se recurrió al método de cavado y techado utilizado para la construcción de túneles.
El túnel que se encuentra justo debajo del pavimento tuvo una altura uniforme de 2.85m, con cimientos, paredes de soporte y techos de hormigón.
Pilares de acero se anclaron a la losa de cimentación para apoyar las vigas de acero del techo y una vez finalizada su colocación los espacios individuales entre ellos fueron rellenados con hormigón vertido.

Uno de los problemas a resolver durante la construcción fue la gran cloaca que pasaba debajo del Grand Boulevard y que cruzaba Andrássy út hasta Oktogon. El túnel del metro tuvo que pasar por encima de la tubería ya que el substrato en esta zona es muy flojo y una excavación profunda habría resultado muy costosa, por no decir imposible. Como consecuencia la placa del fondo del túnel se colocó a sólo 3,5 metros bajo el pavimento

Suministro eléctrico

Como era habitual en los sistemas de transporte eléctrico de aquel momento, el metro de Budapest disponía de una pequeña central eléctrica. Para reforzar el suministro se añadieron dos máquinas de vapor compuestas a las ya existentes en la planta Gärtnerstraße, planta de energía eléctrica de la Budapest City Railway Ltd. Cada una de estas máquinas daba un impulso directo de 11000 amperios y un voltaje de 300 a las ya existentes.

El metro operaba con 20 vagones, algunos panelados con madera y otros simplemente pintados. Fueron fabricados en la fábrica de Budapest de la firma de Schlick. Todo el equipo eléctrico incluyendo los motores y sus dispositivos de conmutación fue suministrado por Siemens & Halske. Los trenes funcionaron en dos vías con sus respectivas plataformas construidas en el túnel subterráneo de 6m de ancho.
Al final del túnel había una doble fuente de alimentación directa a los cables del techo del túnel, mientras que el suministro en la sección de superficie se realizaba a través de cables aéreos. Las pistas, con un calibre de 1.435mm, fueron construidas con vías asimétricas Vignol y los dos cables aéreos que eran carriles de perfil bajo fueron electrificados a 350 V DC.

Vagones

Debido a las dimensiones del túnel subterráneo, los vagones eran relativamente pequeños, por lo que la línea también era conocida como el «pequeño subterráneo.» Cada vagón podría acomodar 28 pasajeros sentados y 14 de pie. En contraste con los tranvías de superficie, la cabina del conductor estaba completamente separada de la cabina de pasajeros.
Durante la duración de la feria el metro funcionó de 6 a 1 de la mañana, con un tren cada dos minutos en las horas puntas.

Video

Planos

Fotos

Fotos archivo

Fotos WikiArquitectura (Septiembre 2015)

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!