Arquitecto Técnico
Fruehauf Henry & Viladoms
Ingeniero
Chammartin&Spicher SA, Scherler SA, BA Consluting SA
Ingeniero estructural
Structural Engineers Ingeni SA
Ingeniero Eléctrico
Matí AG
Promotor
Municipio Lausane
Diseñado en
2010 - 2011
Año de Construcción
2016 - 2019
Pisos
3
Ubicación
Platform 10, Lausana, Suiza

Introducción

En octubre de 2019 se inauguró el nuevo Museo Cantonal de Bellas Artes de Lausana, proyecto del estudio de arquitectura Barozzi Veiga. En 2011 el estudio de los arquitectos Fabrizio Barozzi y Alberto Veiga ganó el concurso internacional para la definición de un masterplan en el nuevo Art District en Lausanne, llamado Plateforme 10  y posteriormente diseñaron y construyeron el Musée Cantonal des Beaux-Arts. Pasados 8 años, el museo inauguró su primera exposición el 5 de octubre de 2019, después de que se entregaran oficialmente las llaves del MCBA Lausanne al Cantón de Vaud.

Cronología

2008 – 2018

Un referéndum rechaza la financiación para realizar el nuevo edificio del museo planificado en la antigua comuna suiza de Bellerive.

En 2009, el Consejo de Estado aprueba un nuevo sitio cerca de la estación de trenes.

En 2010 se organiza un segundo concurso internacional de arquitectura y en 2011 se selecciona un diseño de la agencia barcelonesa Estudio Barozzi Veiga para el nuevo espacio PLATEFORME 10. Al año siguiente se toma la decisión de utilizar el lugar para un ambicioso centro de artes visuales,

Las obras comienzan en 2016 con un acto de colocación de la primera piedra. En 2018, el nuevo museo se convierte en una fundación de derecho público.

El 5 de octubre de 2019 se realiza la primera exposición.

El nuevo museo también alberga  la Fundación Toms Pauli y sus colecciones, la Fundación Félix Vallotton y los Archivos Balthus.

Ubicación

El nuevo museo se ubica cerca de la estación central de trenes de la ciudad, en la antigua plataforma 10, rue de la gare 16, 1003 Lausana, Suiza. El nuevo distrito PLATAFORME 10 cubre más de dos hectáreas.  Dedicado a las actividades culturales el plan maestro propone ubicar en este lugar los tres principales museos de la ciudad: el Museo de Bellas Artes MCB-A, el Museo de Diseño Contemporáneo y Artes Aplicadas MUDAC y el Museo de Fotografía Musée de l’Elysée.

Se trata de una auténtica plataforma cultural que pretende traspasar las barreras naturales de cada una de las instituciones del recinto para dotar al lugar de una energía y una competitividad altamente atractivas.

El nuevo Museo de Bellas Artes se ubica en el borde sur, como un volumen monolítico longitudinal, paralelo a los rieles. Al igual que la estación de tren, define un espacio urbano a la vez que lo protege de las molestias de los trenes. Abrazando esta condición, el Museo de Bellas Artes, es el más grande de los tres museos programados.

Concepto

El proyecto lleva y expresa la memoria del sitio, haciéndose eco de la antigua condición industrial con formas pragmáticas, geometría rigurosa y líneas duras y nítidas.

El diseño presenta una colección de fragmentos «encontrados», que se incorporan al diseño desde el principio. El nuevo vestíbulo del edificio emerge de la fachada final de un antiguo cobertizo de tren como un “objet trouvé”. En última instancia, esto se convierte en el principal elemento compositivo del diseño a partir del cual cobra vida todo el programa del museo. De ahí que elementos como la fachada, algunos tramos de vías de tren o los arcos del muro norte actúen como mecanismos resorte para desencadenar la memoria del lugar y permitirle una clara presencia dentro del conjunto.

Como en una gran fábrica industrial donde la estructura prima sobre la composición de las fachadas, el edificio se puede definir como un muro habitado que separa, con precisión, el mundo industrial del nuevo espacio público.

Este proyecto parte de un equilibrio aparentemente contradictorio entre la especificidad del lugar y la autonomía formal del edificio, condicionada por su situación solitaria. Estructura, programa y construcción convergen en un conglomerado unitario, demostrando su vigencia y funcionalidad a pesar de la transformación del contexto.

Espacios

Como parte de plan maestro fue necesario demoler parte de la antigua sala de trenes del siglo XIX, aunque se preservó la memoria del lugar salvando fragmentos que se incorporaron al nuevo proyecto

El edificio que dispone del triple de espacio expositivo, en comparación con su ubicación anterior, es en general  relativamente hermético, para proteger las colecciones del museo,  y por lo tanto tiene una fachada cerrada e introvertida en el lado que mira hacia las vías, al sur, y una fachada más abierta, permeable y animada al norte.

El diseño conserva parte del salón original y lo transforma como pieza central del proyecto. La antigua ventana arqueada se convierte en la principal protagonista de la fachada del edificio del ferrocarril y, una vez dentro del vestíbulo, revela todo su papel como componente estructurador sustancial de la secuencia de espacios del nuevo edificio.

El museo se organiza en tres plantas conectadas por el vacío continuo del vestíbulo que estructura la circulación:

Planta baja

La planta baja se desarrolló como la extensión de la plaza pública y como tal alberga  los principales programas sociales, foyer, librería, restaurante, auditorio y galería temporal de arte contemporáneo. Una vez dentro del vestíbulo, el fragmento guardado revela todo su papel como componente estructurador sustancial del nuevo MCBA. Además de iluminación cenital la gran escalera frente a la entrada, una vez pasada la taquilla, está iluminada por una  cristalera de medio punto con cuarterones metálicos que ocupa casi toda la pared del descanso que conduce a las dos alas del museo. Esta ventana, que mira hacia las vías, es otro guiño a los antiguos galpones del tren que se levantaban en el lugar

Esta planta ofrece un “Espacio de Proyectos” que presenta un programa rítmico, como un laboratorio experimental en sintonía con la actualidad y abierto a artistas tanto locales como internacionales, así como un “Área Focal” que presenta novedades sobre la vida de las colecciones.

Niveles superiores

En los niveles superiores, a ambos lados del vestíbulo, se organizan los espacios expositivos. En una de las alas, al este, la exposición permanente con más de 1.700m2, en la otra, al oeste, las exposiciones temporales con 1.300m2.

Las salas se distribuyen en ambientes con diferentes alturas de techos que van de los 4,5 a los 5,5mts y una gran variedad de iluminación cenital y lateral. Las salas que miran hacia la plaza tienen cristaleras rectangulares de suelo a techo, entre las aletas que sirven como parasoles, al igual que los descansos de la caja de escaleras.

El piso superior se ilumina naturalmente a través de cobertizos modulares orientados al norte, diseñados para filtrar y ajustar la luz solar. Estos salones cuentan con un sistema interno de persianas que permiten un control minucioso de la cantidad de luz que ingresa a las habitaciones, así como la posibilidad de un ambiente atenuado para ofrecer condiciones óptimas para las obras de arte.

Plaza

La idea fundacional del diseño urbano de las plazas es crear un espacio público exterior en diálogo con los museos. Al igual que los edificios, integra fragmentos de su pasado industrial como las vías y el plato giratorio.

Fachadas

En la planta baja, la fachada que mira hacia la plaza, la cara norte, es porosa  para que desde el espacio público  se puedan apreciar las funciones internas. La exposición a la luz de la fachada norte se minimiza mediante aletas verticales profundas entre las cuales se perforan ventanas altas y grandes. Las aletas están diseñadas para evitar que la luz solar directa entre en las zonas sensibles del edificio.

La fachada sur, paralela a las vías, es más opaca.

En una de las fachadas laterales se remarca sobre el nuevo muro el perímetro del antiguo galpón de trenes.

Estructura

La complejidad del programa se resuelve de una manera muy simple y sintética, cinco núcleos estructuran el programa en todos los niveles, pero también ayudan como elementos constructivos estructurales y contienen la forma del edificio.

Materiales

Las fachadas de ladrillo gris y hormigón visto evocan la historia industrial del sitio ofreciendo una textura y un patrón vibrante al monolito.

En la plaza, el ritmo de las persianas verticales rompe la masividad del volumen y revela las aberturas. Por la noche, las persianas sirven como lienzo para difundir la luz proveniente del museo, transformando la fachada hacia la plaza.

En el monumental vestíbulo se han utilizado paneles acústicos que a la vez que garantizan una  alta transmisión de luz, aseguran un tono homogéneo y neutro. Debido a los parámetros técnicos de los paneles escogidos se pudo utilizar una estructura mínima y ligera en los techos.

Los salones poseen un sistema interno de persianas que permiten un control minucioso de la cantidad de luz que ingresa a las habitaciones, así como la posibilidad de un ambiente atenuado.

Las escaleras y los espacios de circulación están revestidos con un terrazo veneciano gris de 5cm de espesor. En las salas de exposición los suelos son de parqué.

Video

Planos

Fotos

Fotos WikiArquitectura (Mayo 2021)

Museo Cantonal de Bellas Artes de Lausana – MCBA
Emplazamiento
Planta baja
Primera planta
Segunda planta
Alzado norte
Alzado sur
Sección
Sección
Sección
Maqueta Plataforma 10
1 / 70