Museo de Arte Nelson Atkins. Bloch Building
Arquitecto
Paisajista
Gould Evans Goodman Associates
Ingeniero estructural
Guy Nordenson and Associates
Diseñado en
1999
Año de Construcción
2007
Área construida
15,329 m2
Coste
$95.000.000 USD
Ubicación
Kansas City, MO, Estados Unidos

Introducción

El edificio original del museo Nelson-Atkins es una obra Beaux-Arts de principios de los años 30 diseñado por el estudio local Wight and Wight. El edificio sigue en uso y en perfecto estado de conservación, sin embargo con el inicio del nuevo siglo cada vez más cercano en 1993 la dirección del museo vio la necesidad de considerar una expansión para actualizar la oferta cultural del museo y no quedarse desactualizado.

Fue fruto de este deseo de modernización que el museo organizó un concurso para ampliar las instalaciones existentes que finalmente ganó el estudio de Steven Hall. El nuevo edificio debía dar imagen de modernidad a la institución pero siendo consciente del edificio original para conseguir una integración armoniosa entre ambos. En este sentido la propuesta de Hall se desmarcó del resto de propuestas que proponían un anexo sobre el lado norte del edificio existente, algo que hubiese tendió un gran impacto visual sobre la imagen icónica de edificio original. El proyecto de Hall fue el único que se acomodó de una forma más sutil, enterrándose sobre el lado este del edificio original y emergiendo del terreno con cinco cubos de luz que proporcionan una imagen exterior más disgregada y respetuosa.

Bautizado como Bloch Building en honor a Henry W.Bolch y su mujer Marion el nuevo edificio fue inaugurado el 9 de Junio del 2007.

Situación

La dirección exacta del museo es 4525 Oak Street, Kansas City, MO 64111, a unos 5 kilometros al sur del centro de la ciudad.

El museo se ubica sobre un terreno de aproximadamente 450 x 200 metros con una gran cantidad de espacio público abierto tratado en forma de parques. El nuevo edificio se situó a lo largo del límite este del terreno sobre una zona conocida como parque de las estatuas debido a las esculturas que en él se exponen.

Concepto

El concepto del nuevo museo se centra en dos ideas, la primera es la de relacionarse con el edificio original por contraste mientras que la segunda consiste en integrar el edificio con el paisaje y las obras del museo, convirtiendo a la arquitectura en parte de la propia experiencia del visitante.

Relación por contraste

En lugar de intentar mimetizarse con el edificio original la apuesta del estudio de Hall para la nueva ampliación fue la de complementarlo, ofreciendo prácticamente soluciones opuestas a todos los aspectos del diseño. Algunos de estos contrastes se pueden resumir en las siguientes combinaciones de conceptos:

  • Opaco – Transparente
  • Pesado – Ligero
  • Hermético – Mallado
  • Introvertido – Extrovertido
  • Delimitado – Sin límites
  • Circulación impuesta – Circulación libre
  • Volumen único – Volúmenes dispersos

Experiencia única

Acuarela conceptual

El nuevo proyecto propone fundir la arquitectura con el paisaje y el arte, convirtiendo a los tres elementos en protagonistas de la experiencia que el usuario tiene del lugar. Para lograr este objetivo sin que ninguna de las disciplinas entorpeciese a las demás en el proyecto estuvieron directamente involucrados tanto paisajistas como personal del museo y artistas.

A medida que el visitante se adentre en el Bloch Building irá experimentando una serie de transiciones entre luz, arte, arquitectura y paisaje, con vistas tanto entre los niveles interiores como entre el interior y el exterior.

Espacios

Axonometría

El nuevo edificio alberga las colecciones africana, de fotografía y las exposiciones especiales del museo, así como un nuevo lobby de entrada, la tienda del museo, cafetería, biblioteca y espacios de apoyo al personal del museo.

Desde el exterior las cinco linternas de cristas que emergen subdividen y dan orden al parque de las esculturas, permitiendo crear espacios ajardinados diferenciados al aire libre donde la gente puede pasear, admirar esculturas o incluso hacer picnics.
Durante el día estos cinco volúmenes aportan luz a los espacios exteriores, mientras que por la noche los papeles se invierten y es la luz interior la que los ilumina creando un punto de referencia en el paisaje.

Desde el interior la disposición lineal del edificio sugiere un recorrido progresivo de su interior, una suerte de promenade que guía al visitante a través de los cinco niveles y de exposición en exposición. Cada nivel va acompañado de una linterna superior que lo baña de luz y genera un espacio relativamente autónomo de los demás, aunque visualmente conectados.

En el lado norte el proyecto se amplía en forma de plaza de llegada caracterizada por la obra “Un sol / 34 lunas” del artista Walter De Maria. Desde esta plaza se accede al primer nivel interior y al inicio del recorrido del museo. Bajo la plaza sitúan dos niveles de aparcamiento subterráneo desde el cual también hay acceso directo al lobby de entrada. La fuente escultura de De Maria hace que el aparcamiento se convierta en una obra de arte en sí mismo, ya que a través del agua y de una serie de lucernarios (las lunas) la luz del sol llega al espacio inferior generando un efecto único.

El primer nivel, correspondiente a la linterna situada más al norte, alberga los espacios más públicos como el nuevo lobby de entrada, la cafetería, la tienda, la biblioteca y los espacios de apoyo al personal del museo. Este nivel es que da la bienvenida al visitante convirtiéndose en un espacio de transición entre la ciudad y el arte.

A partir de aquí cada nivel va descendiendo en referencia al anterior creando una serie de conexiones visuales entre los espacios que no se encuentran divididos por ningún cerramiento vertical.
El techo también desciende junto con los distintos niveles, aunque con una pendiente menor, lo que implica que los techos de los distintos niveles son cada vez más altos a medida que el visitante avanza en su recorrido.

Bajo el nivel de exposiciones se extiende un nivel de servicios continuo que permite el almacenaje y la distribución de las obras a lo largo de la galería.

Estructura

Sección de la \»Breathign T\»

La estructura del proyecto está directamente ligada al concepto de los lucernarios que emergen por encima del terreno.

En primer lugar durante la construcción se excavó el terreno y se aseguró mediante un muro de contención perimetral de hormigón armado.

Los forjados son de hormigón armados obre una chapa de acero corrugado que sirve a su vez de encofrado perdido y armadura inferior.

Breading T’s

A lo largo de centro de cada una de las linternas, y en posición perpendicular al eje Norte-Sur, se levantó una pared desde los cimientos hasta un punto superior al nivel del parque. Esta pared formada a partir de perfiles de acero se amplía en su parte superior creando una pared en forma de “T” que el propio Holl bautizó como “Breathing T”, ya que no se trata de un elemento puramente estructural sino que sirve a su vez para garantizar la correcta circulación de luz y aire hacia el interior. Las paredes interiores de la T tienen acabados curvos facilitando esta circulación.

Es de estas paredes en forma de T desde donde toman soporte los perfiles de acero, forjados y paneles de vidrio que terminan por dar su forma final a las linternas.

Materiales

El cristal y el acero sin duda se convierten en los materiales predominantes del proyecto, aunque estos se complementan también con acabados de enyesado blanco en las paredes interiores y suelos de cemento alisado, madera y grandes piezas pétreas de acabo rugoso en los suelos de las distintas zonas, así como hormigón armado y acero para la estructura.

Cristal

Las paredes de cristal que confirman los volúmenes de las linternas están formadas en realidad por dos paredes de distintos cristales con espacio suficiente entre ellas para que circule un operario. El objetivo de tal espacio es doble, ya que permite la instalación de los sistemas permitentes al control de luz, un aspecto de vital importancia en un lugar donde se exponen obras que podrían degradarse en contacto con la luz natural, y sirve a su vez como cámara aislante para garantizar la estabilidad térmica del espacio interior.

La piel exterior de las linternas la conforman dos hileras de piezas de cristal el forma de “U” colocadas para que encajen entre si creando una segunda cámara de aire en el interior de los propios perfiles que a su vez han sido tratado para bloquear la mayor parte de las radiaciones que pudieran resultar perjudiciales para las obras de arte.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!