Museo Gallego de Arte

Arquitecto
Año de Construcción
1988-1993
Ubicación
Santiago de Compostela, España

Introducción

Proyectado y construido entre 1988 y 1993, el CGAC o Centro gallego de arte contemporánea es un espacio de difusión cultural donde el arte se presenta a través de exposiciones temporales que reflexionan sobre el panorama artístico actual y la diversidad de fórmulas y modalidades que presenta.

Su arquitecto, Álvaro Siza Vieira, supo encuadrar perfectamente un edificio de la más personal vanguardia en un recinto arquitectónico barroco, ya que está a pocos metros del antiguo convento San Domingos de Bonaval; actualmente Museo do pobo galego. De hecho, el emplazamiento del CGAC es una antigua huerta del monasterio.

El diálogo es constante entre los dos edificios, aunándose en una armonía perfecta de materiales y formas rectas y austeras, respetando el entorno rural que caracteriza esta zona de Compostela.

Situación

El edificio se encuentra en una de las zonas monumentales más sugestivas y simbólicas de Santiago de Compostela: en el límite de la ciudad histórica, y al lado de la antigua puerta de entrada del Camino Francés.

Concepto

El museo se construyó acentuando una característica horizontalidad, reforzando la estructura urbana que se compone de edificaciones de dos y tres niveles, conformando una estructura urbana perceptiblemente.

El edificio de Siza define los paramentos de las calles con sus fachadas planas, volumétricamente ocupa todo el terreno disponible de forma triangular y desde la azotea diseñada como terraza para exposiciones se domina y contempla la ciudad. El tratamiento abstraccionista y sobrio de la terraza de granito, se opone con toda intensidad a la plástica de la ciudad; esta característica resulta básica para comprender la propuesta de Siza; el edificio en sus contornos es una gran pared de granito pulido blanco, queriendo con ello conservar la inercia de su volumetría prismática triangular, solamente alterada por las sustracciones en el volumen deliberadamente hechas en la rampa y acceso.

Espacios

El edificio se articula en torno a un eje, abriéndose sus espacios interiores como si de un abanico se tratara; externamente limitado por altos muros e internamente inundado de luz. Por el vestíbulo principal podemos acceder a las salas de exposiciones, el auditorio y la biblioteca. La terraza superior siluetea la planta del edificio y permite contemplar una magnífica vista del casco monumental, así como comprender la voluntad integradora del autor del edificio.

Consta de cuatro plantas y sus salas son convertibles, la zona de terraza también puede servir de exposición/contenedores de seguridad de obras de arte.

Materiales

La opción de utilizar un material simple como lo es el granito para exteriores, que se encuentra en todas partes en Santiago de Compostela resulta satisfactoria, además de que con el tiempo debido a la porosidad del material este ira perdiendo su color original y pasará a ser poco a poco del color de los edificios barrocos, integrándose aún más al conjunto. El granito es cortado formando bloques, al igual los edificios antiguos que también se compone de piezas o bloques.

Referente a los materiales utilizados en el edificio, es importante señalar aquellos utilizados en el interior; teniendo principalmente tres materiales: la utilización del granito que es emplastado y pintado en color blanco, el mármol, y la madera.
Se puede observar la textura de la madera le da un cierto contraste respecto al predominante color blanco de los pisos, muros y cubiertas. El mármol griego de color blanco se extiende uniformemente a lo largo del suelo y en el mobiliario en las áreas públicas.
Otro material que observamos es el granito emplastado, utilizado en los muros, columnas y cubiertas del edificio. Tanto el mármol como el granito emplastado le dan un carácter de pureza y de calma a toda la composición. La madera es reservada para los cuartos de exhibición, el anfiteatro y la librería.

Planos

Fotos

La arquitectura se explica mejor en imágenes

¡Síguenos en Instagram!